Los libros de texto y los científicos de 'La Corneta'

Un debate sobre la concepción filosófica para cultivar en los niños
Foto: Enrique Osorno

Nalliely Hernández Cornejo

En días pasados los conductores de radio Eduardo Videgaray y José Ramón San Cristóbal elaboraban una muy indignada crítica a los libros de texto de primaria de la SEP por su descripción de la ciencia. El popular programa de entretenimiento La corneta comenta notas del espectáculo, política y, de la vida pública en general, con su particular humor y cierto aire que se propone ser crítico. En la emisión del pasado 30 de agosto José Ramón (La estaca) se mostraba indignado por la forma en que se explicaba la ciencia en los libros de texto de primaria de la SEP (Youtube). Tomado de un hilo de Twitter del escritor Mauricio Schwarz titulado “La Nueva escuela mexicana o cómo destruir el futuro de un país embruteciendo a sus niños”,  el locutor expone la cita del libro de texto que dice: “Las ciencias son construcciones, entre muchas posibles, para explicar la realidad física, que a su vez está condicionada por factores culturales e históricos”. 

Ante la cita de Schwarz, los locutores sobresaltados afirman que la ciencia no está determinada por factores culturales e históricos, sino que está determinada por el método científico, y agregan que este no varía con las épocas. A continuación siguen con la cita del hilo tomada del libro de texto: “En tanto construcción cultural no se puede afirmar que sea superior a otros sistemas de conocimientos, ya que cada explicación puede ser adecuada en mayor o menor medida según el contexto en que se aplique”. En este punto José Ramón afirma: “La ciencia es el mejor sistema de conocimiento que tenemos, no hay otra cosa más allá ni mejor que el método científico”, y estalla diciendo que el texto es una estupidez, una basura, una cuestión ideológica que nada tiene que ver con la ciencia. 

A primera vista, parece provechoso e interesante que circule en el debate público, tanto en las redes sociales como en la radio, la discusión sobre la concepción filosófica de la ciencia que queremos cultivar en los niños. No obstante, dicho debate implica una responsabilidad social de los actores, en este caso, de la cuenta de Twitter del escritor y de los locutores en cuestión. Si bien no se trata de que sólo lo expertos puedan opinar, sí se espera que si se trata de un asunto público de tal calado, como el tipo de educación que deseamos como país, no se recurra a la descalificación fácil, inmediata y poco informada. 

Quizá la ridiculización del texto de los libros de la SEP a la que acuden, tanto el escritor como los locutores, parece obvia e intuitiva, sin embargo, la descripción que hace de la ciencia el mencionado libro no es incorrecta. De hecho, es una descripción contemporánea y nutrida de muchos estudios críticos de la ciencia elaborados desde la filosofía o la sociología en las últimas décadas. 

Revisemos el texto con algo de detenimiento: ¿la ciencia es una construcción entre muchas posibles condicionada por factores históricos y culturales? Efectivamente, filósofos tan destacados como Thomas Kuhn o Paul Feyerabend, y más recientemente, Peter Galison, Ian Hacking o Helen Longino han descrito con detenimiento cómo las teorías científicas han estado siempre condicionadas por elementos propios de la historia y la cultura: la teoría newtoniana influida por convicciones teológicas del científico inglés; la teoría de la relatividad por la necesidad técnica de sincronizar los trenes en Europa; la teoría darwinista por la moral victoriana de la época, entre muchísimos otros ejemplos.  En tanto práctica histórica y culturalmente condicionada, se trata de una construcción social que nos permite predecir y controlar la realidad física u otros dominios naturales. Ello no implica que sea arbitraria ni demerita su éxito.

También, estos estudios describen que, los científicos usan un conjunto de procedimientos diversos, que varían muchísimo en función de las diferentes disciplinas y subdisciplinas, pero también con la evolución de cada una de ellas:  formas más experimentales o más formales, causales o estadísticas, cualitativas o cuantitativas, etc. Por ello han señalado que se trata más bien procedimientos basados en el ensayo y el error que se van transformando, y no de un método único, atemporal y universal como los locutores sugieren. 

De igual manera, si bien la Edad Moderna promovió una sociedad en la que la ciencia era un conocimiento definitivamente superior, tanto la historia como la epistemología han mostrado que existen otros tipos de conocimiento que pueden ser más adecuados que el primero, dependiendo de los fines que perseguimos. Si la modernidad consideró que la ciencia resolvería todos nuestros problemas, las sociedades contemporáneas han sido mordazmente críticas con esa perspectiva que ultimadamente fracasó. Como consecuencia, hoy sabemos que tenemos otros saberes u otras prácticas que pueden ser más útiles que la ciencia cuando no estamos hablando de predicción o  control de la naturaleza, como el arte cuando buscamos la educación moral o el placer estético o conocimientos locales que son más respetuosos con el entorno. Por tanto, efectivamente, la ciencia puede ser mejor o peor dependiendo del contexto en que se aplique. 

Es cierto que la discusión filosófica de la ciencia es un debate abierto, y que exponer estas características exige que los textos estén cuidadosamente argumentados y con los matices que ello exige en cada nivel escolar. Esto puede y debe ser parte del debate público. Esto es, es deseable que discutamos conjuntamente cómo entendemos la ciencia. Pero como ciudadanos tenemos la responsabilidad de informamos medianamente sobre los argumentos que existen en cuestión cuando queremos participar de dicho debate, porque el texto citado no es mera ideología ni estupidez. Tampoco embrutece a nadie.  

*Profesora del Departamento de Filosofía de la Universidad de Guadalajara 

[email protected] 

Edición: Ana Ordaz


Lo más reciente

India otorga igualdad de acceso al aborto a todas las mujeres

Permitirán la interrupción del embarazo hasta las 24 semanas sin importar el estado civil

Ap

India otorga igualdad de acceso al aborto a todas las mujeres

Favorecer a Ejército y Gertz

Astillero

Julio Hernández López

Favorecer a Ejército y Gertz

El resguardo de todos los afectos

Invitación a la lectura de ''El nombre del mundo es bosque'' de Úrsula K. Le Guin

Rulo Zetaka

El resguardo de todos los afectos