de

del

Foto: Juan Manuel Valdivia

Hace poco más de una semana se publicó el reporte de la Comisión sobre Economía de los Sistemas Alimentarios. Esta es una organización independiente, sin fines de lucro e integrada por personalidades con sólido perfil profesional y ético.

El reporte es diferente a otros que han cuantificado la importancia económica para quienes estén interesados en transformar sus formas de producción de alimentos a otras más sostenibles (ej. el artículo de Fan en la revista Nature Food del 21 de abril 2021). El reporte de la comisión es muy importante por su enfoque diferente, cuantifica cuánto cuesta mantener los sistemas actuales de producción convencional (uso de insumos químicos, organismos genéticamente modificados, entre otros). En palabras de la propia comisión (traducción de FJRM):

“Nuestros sistemas alimentarios -la forma en cómo producimos, comercializamos y consumimos alimentos- es parte del tejido político, social, económico, ecológico y cultural que tenemos en nuestras comunidades. Este tejido ha logrado algo así como un milagro, manteniendo por décadas el paso del crecimiento poblacional, reduciendo algunas formas de malnutrición y de pobreza, al tiempo que se aumenta la expectativa de vida. Sin embargo, el progreso no ha sido parejo en el mundo. Además, la reciente evolución de los sistemas alimentarios ha conducido a -y continúa haciéndolo- uno de los más grandes y graves retos que enfrenta la humanidad: hambre persistente, subnutrición, epidemia de obesidad, pérdida de biodiversidad, daños ambientales y cambio climático. El costo económico de este sufrimiento humano y planetario es arriba de los 10 billones de dólares (en sistema métrico) por año, lo que es mucho más de lo que los sistemas alimentarios contribuyen al producto interno bruto global. En resumen, nuestros sistemas alimentarios están destruyendo más valores (en términos económicos) que lo que contribuyen”. Los sistemas alimentarios convencionales, cuestan mucho más de lo que benefician (n.d.a.).

Interesantemente, la información en medios científicos especializados ha enfatizado las siguientes notas.

Lucero publicó en la revista Scientifc American el 26 de enero 2024 un artículo que, con base en 35 años de investigación en Belice, demuestra que los mayas, nuestros antepasados, habían desarrollado un sistema sofisticado para el manejo del agua para fines de consumo humano, en armonía con la naturaleza porque entendieron cómo funciona y lograron tener una relación sostenible.

El 19 de enero 2024, en la revista Science, núm 6680, Kimmerer y Artelle publicaron un editorial en el que hacen un fuerte llamado para apoyar la ciencia indígena.


[email protected]

 

Lea, del mismo autor: Es lo local

 

Edición: Fernando Sierra


Lo más reciente

Sacerdotes y pastores en todo México cierran templos a causa de la violencia

Son víctimas de extorsiones, amenazas y cobros de piso

La Jornada

Sacerdotes y pastores en todo México cierran templos a causa de la violencia

Ayer y hoy de la cascada de Tamul en la Huasteca potosina

La escasez de lluvias del año pasado secó la caída, una de las más grandes de México

La Jornada

Ayer y hoy de la cascada de Tamul en la Huasteca potosina

Así fue la carrera de 'Juana La Cubana', cantante y humorista que falleció a los 98 años

Bacallao fue un referente de los escenarios del cabaret de Cuba

La Jornada

Así fue la carrera de 'Juana La Cubana', cantante y humorista que falleció a los 98 años

Trump: sistematización de la mentira

Editorial

La Jornada

Trump: sistematización de la mentira