de

del

El número de Hammurabi

Los humanos somos capaces de torcer y retorcer los conceptos
Foto: Reuters

Mon devoir est de parler, je ne veux pas être complice.
E. Zola

W. Churchill decía que la democracia es la peor forma de gobierno, excepto por todas las otras formas que han sido probadas de vez en cuando (1). Sin embargo, la historia se empeña, sin descanso, en mostrarnos cómo los humanos somos capaces de torcer y retorcer los conceptos. Las inhumanas acciones del ejército israelí sobre la población en Gaza permiten asomarnos a una tragedia sin precedentes, perpetrada por un Gobierno elegido en una democracia moderna, aliada de la Europa de los valores, que ha decidido pasar sobre los derechos humanos de los palestinos hacinados en ese campo de concentración que los sucesivos gobiernos de Israel han ido construyendo.

Moshe Dayan, en el libro Un nuevo mapa, nuevas relaciones (Mapa Hadasha, Yehasim Aherim), escrito tras la guerra de los seis días, promueve la política de los asentamientos que son el inicio de la ocupación sistemática de un territorio sobre sobre el que claman derechos históricos que se remontan a la época bíblica. Y de ese polvo, estos lodos.

 

Foto: Reuters

 

Lo que vemos atónitos es una parte mínima de lo que ocurre, ya que se ha impedido que los corresponsales extranjeros informen de manera imparcial. Para atemorizar a los informadores se sega la vida de periodistas y sus familias afincadas en Gaza. Esta práctica es una forma descarada de arrogarse el derecho a actuar sin ser vistos o juzgados. Esta censura se justifica para evitar supuestos ataques antisemitas de los medios, una desvergüenza tolerada por ese Occidente pretendido garante de los Derechos Humanos. Qué decir de lo que significa la barbarie ejercida contra los centros de salud y escolares, el corte de suministros básicos: agua, comida, medicinas y electricidad, barbarie que se amplifica con un uso asimétrico y desproporcionado de la fuerza militar. Muchas de esas armas usadas contra población civil son suministradas por otros gobiernos democráticos o por sus industrias militares que hacen pingües negocios con el dolor, sufrimiento y muerte de otros seres humanos. No cabe duda que esos industriales de la muerte son parte del problema, ya lo advirtió el presidente Eisenhower en su discurso de 1961. Esta fuerza alimenta más aún a un gobernante tiránico y vengativo como el del primer ministro Netanyahu.

Decía el poeta mexicano Jaime Torres Bodet Un hombre muere en mí // siempre que un hombre muere asesinado en cualquier lugar // asesinado por el miedo y la prisa de otros hombres// … Y su muerte deshace todo lo que pensé haber levantado en mí. En la antigüedad, una forma de terrorismo de estado era diezmar a la población vencida. Diezmar proviene del latín decimare, y esta práctica significaba matar uno de cada diez.

El horrible y muy condenable ataque de Hamas a Israel causó más de mil muertos, la venganza de Israel ha sido aún más cruel que aquella que reclamaba el rey Hammurabi: ojo por ojo y diente por diente. Hasta hoy han muerto más de 35 mil gazatíes, la mayor parte de ellos civiles indefensos, la mayoría infantes, mujeres y ancianos. La venganza que practica el ejército israelí, incluso usando programas basados en sistemas de aprendizaje profundo, es una venganza ciega, antigua, que clama un número de víctimas por cada israelí caído para saciar el dolor causado a la población israelí. Ese número que es elegido por el victimario, en la soledad de un despacho, podría haber sido llamado el número de Hammurabi, pero no, merece otro apelativo, más exacto, el de número de Netanyahu. Una acción que de por sí siembra odio por muchas generaciones.

 

Foto: Reuters

 

Mientras tanto nuestros gobiernos piden, con la boca pequeña y volteando a hacia otro lado, el cese de las hostilidades, pero no impiden el flujo de armas hacia el ejercito que masacra a los palestinos. Quizá nos equivocamos pensado que Israel es una democracia como las nuestras. Quizá es que los israelíes aspiran a una democracia y su gobierno es genocida. Como tristemente nos recuerda Goya: el sueño de la razón, produce monstruos. Las pesadillas democráticas en Israel han alumbrado un genocidio, transmitido en directo y censurado, urbi et orbi, en el panóptico que es Internet. Pronto nos cansaremos de esa tragedia y otra entrará a cubrir las primeras páginas ¿alguien se acuerda de los muertos en Bucha, Ucrania?

(1) Many forms of Government have been tried, and will be tried in this world of sin and woe. No one
pretends that democracy is perfect or all-wise. Indeed it has been said that democracy is the worst form
of Government except for all those other forms that have been tried from time to time. Winston S
Churchill, 11 November 1947 

@ulisescortes


*Ulises Cortés es catedrático de Inteligencia Artificial de la Universitat Politècnica de Catalunya. Coordinador Científico del grupo High-Performance Artificial Intelligence del Barcelona Sucercomputing Center. Miembro del Observatori d'Ètica en Intel·ligència Artificial de Catalunya y del Comitè d'Ètica de la Universitat Politècnica de Catalunya. Es miembro del comité ejecutivo de EurAI. Participante como experto de México en el grupo de trabajo Data Governance de la Alianza Global para la Inteligencia Artificial (GPAI). . Doctor Honoris Causa por la Universitat de Girona.

 

Edición: Ana Ordaz


Lo más reciente

Más de 13 mil jóvenes presentan examen de ingreso a la UADY

Aspiran a ocupar uno de los 4 mil 100 espacios disponibles distribuidos en 45 licenciaturas

La Jornada Maya

Más de 13 mil jóvenes presentan examen de ingreso a la UADY

David Benavidez se proclama campeón semipesado interino al vencer a Oleksandr Gvozdyk

Los jueces dieron el triunfo al mexicoestadunidense de forma unánime

La Jornada

David Benavidez se proclama campeón semipesado interino al vencer a Oleksandr Gvozdyk

Tiroteo en balneario en Detroit hiere a ocho personas, incluyendo dos niños

Autoridades sospechan que el responsable se quitó la vida

Ap

Tiroteo en balneario en Detroit hiere a ocho personas, incluyendo dos niños

Putin pide a Ucrania 20 por ciento de su territorio para acabar la guerra

Líderes mundiales estudian en Suiza posible hoja de ruta para paz; Rusia está ausente

La Jornada

Putin pide a Ucrania 20 por ciento de su territorio para acabar la guerra