Retroceso en semáforo epidemiológico: QRoo inicia mayo en naranja

Los espacios cerrados tendrán un aforo de 30 por ciento
Foto: Rosario Ruiz

A partir de este lunes, todo el estado retrocede al semáforo epidemiológico naranja, luego de permanecer en amarillo desde finales de febrero, con esta actualización el aforo permitido en espacios cerrados disminuirá al 30 por ciento. El gobierno estatal aceptó que debido a un error en la actualización del sistema, la capacidad permitida para el semáforo color naranja no se ajustó correctamente el jueves pasado, cuando se dio a conocer que las ocupaciones serían del 60 por ciento. El sector empresarial, por su parte, lamenta que este retroceso pueda afectar el ámbito económico.

En el último reporte del sector salud, dado a conocer este domingo 2 de mayo, la velocidad de crecimiento de casos positivos por coronavirus (Covid-19) fue de 0.29 en la zona norte y 0.20 en la zona sur, con una ocupación hospitalaria de 16 y cinco por ciento, respectivamente. 

El pasado jueves el gobernador Carlos Joaquín anunció que en consecuencia del aumento de casos, todo el estado retrocedería a semáforo en naranja, como desde una semana anterior se había clasificado a nivel federal.

Aseguró que se han relajado las medidas de sanidad y al mismo tiempo incrementado la movilidad de las personas hasta en un 40 por ciento, por lo que la apuesta del gobierno es el fortalecimiento de acciones de prevención.

El cambio al color naranja en el Semáforo Epidemiológico Estatal se extenderá desde este lunes 3, hasta el domingo 9 de mayo. Se ha hecho, además, un especial llamado a partidos políticos, así como a candidatas y candidatos y a los organismos electorales para reforzar protocolos en la realización de los actos proselitistas.

Entre las medidas anunciadas, está la aplicación de más pruebas y vacunas; así como el programa emergente de desinfección en el transporte público, espacios públicos y oficinas; la supervisión de eventos masivos, fiestas y campañas y disminución de movilidad bajo el esquema de “chalecos y gorras amarillas”.

El gobierno reconoció un error en la actualización del sistema y la difusión de información errónea en cuanto a los aforos que permite el semáforo en naranja, los cuales se habían difundido como los mismos que permite el semáforo amarillo.

De acuerdo con las restricciones correctas, los negocios esenciales operarán con la capacidad normal, como son seguridad pública, procuración de justicia, actividades legislativas, hospitales y servicios médicos, comercios al por menor de alimentos, así como bancos e instituciones financieras, pesca y agricultura, construcción, almacenamiento, lavanderías, minería y purificadoras de agua.

Mientras que al 50 por ciento abrirán hoteles, restaurantes, sitios históricos, parques temáticos, campos de golf y servicios turísticos, congresos y convenciones, exposiciones y ferias al aire libre. Y los negocios en espacios cerrados podrán operar al 30 por ciento; en cuanto a los gimnasios, estos podrán operar al 25 por ciento.

La Cámara Nacional de Comercio (Canaco) en Chetumal y otros organismos empresariales del sur del estado lamentaron dicho retroceso, con la expectativa puesta en el puente de esta semana y la puesta en marcha de un programa de recuperación. 

 

También te puede interesar: Regresa Quintana Roo a naranja en el semáforo epidemiológico

 

Edición: Estefanía Cardeña