Pugnan transportistas de QRoo por modificar la Ley de Movilidad

Hay que buscar un estudio, analizar y si es necesario, reformar: Sagrero Ordóñez
Foto: Miguel Améndola

“Recuperar la esencia del organismo y pugnar por modificaciones a la Ley de Movilidad del estado, que pareciera se hizo con los pies, son las metas a seguir”, manifestó Eleazar Sagrero Ordóñez, recientemente electo como el secretario general del Frente Único de los Trabajadores del Volante (FUTV) de Quintana Roo.

Recordó que la esencia del FUTV es velar y defender los intereses de los 19 gremios que lo conforman, que están repartidos a lo largo de la geografía estatal, cada uno con sus particularidades: “Tenemos sindicatos grandes, medianos y pequeños y todos son importantes”.

El también apoderado y representante legal del sindicato de taxistas Tiburones del Caribe, de Tulum, aseguró que la Ley de Movilidad tiene “muchas lagunas, partes incompletas”, por lo que necesita un análisis profundo al reglamento, “porque al parecer la hicieron con los pies”.

“Hay que buscar un estudio profundo, analizar, y si es necesario pues solicitarle a los diputados reformar y mejorar esa ley en beneficio de los concesionarios y socios operadores”, acotó.

En cuanto a los puntos que se requiere cambiar de dicha ley, ejemplificó que hace unos meses se hicieron reformas sobre el fallecimiento de concesionarios, donde la ley marcaba que si el propietario no dejaba sucesor podía perderse la concesión, el estado podría recuperarla y reasignarla a quien decidiera, pero ese apartado se cambió.

Señaló que otros renglones a corregir son los tipos de unidades que prestan el servicio de transporte y las revistas mecánicas, que han despertado quejas de diferentes sectores. 

La revista mecánica es un medio que permite a las autoridades controlar las condiciones físicas y mecánicas de las unidades que prestan el servicio de transporte público en todas sus modalidades.

“Hay algunos temas que a nosotros como transportistas no nos parecen, se necesita de un análisis profundo y proponer a los diputados este análisis y que la ley no nada más sea una guillotina, sino que haya un equilibrio: que nos dé a nosotros tranquilidad y seguridad y obviamente cumplamos la responsabilidad para con la sociedad”, acotó.

 

Edición: Estefanía Cardeña