Registra Quintana Roo a la primera mujer transgénero en el estado

Cdheqroo ha atraído casos de discriminación
Foto: Cortesía África Alcocer

En medio de la discriminación incluso de integrantes de su familia, de docentes y de un marco legal que no le favorecía, África Elizabeth Alcocer Ucan, de 22 años, se convirtió en la primera mujer transgénero que logra obtener su identidad en Quintana Roo. “Fue algo que lloré, abracé a mi madre, es algo que tanto tiempo estuve luchando”, revela al tiempo que cuenta que durante casi un año le llevó el proceso legal que inició después de que el Registro Civil en la entidad le negó el cambio de nombre y sexo en su acta de nacimiento.

El pasado 8 de septiembre África Elizabeth fue registrada como la primera mujer transgénero en Quintana Roo, tras casi un año de haber promovido un amparo y un esfuerzo económico extraordinario para pagar la asesoría legal con un abogado al que su mamá tuvo acercamiento. Cuenta que durante su vida ha tenido que “salir del clóset dos veces”, primero reconociendo su homosexualidad y luego enfrentando la incomodidad de su género.

“Sentía que mi cuerpo no me cuadraba, sentía que había algo más, y luego de ir al psicólogo dos años aclaramos la identidad de género y fui tomando acciones para identificarme; me pidió que eligiera un nombre, que fuera cambiando mi vestimenta y ahí comenzamos”, recuerda. 

Ante este cambio paulatino, la mujer transgénero de 22 años ha sido víctima de discriminación, pero sobre recuerda lo ocurrido en el Centro de Bachillerato Tecnológico, Industrial y de Servicios 253, en donde estudió la educación media superior, la cual abandonó temporalmente por los ataques que recibía.

“Siento que Chetumal no está listo para personas como nosotros, en la escuela, dejé de estudiar un tiempo porque sufrí discriminación por parte de mis maestros en el CBTIS 253, yo ya llevaba aretes y mi cabello largo, y recuerdo que una vez uno me hizo llorar; mi mamá y yo ya habíamos hablado con el director y había estado de acuerdo, pero de parte de un maestro estaba obligada a portar mi uniforme masculino porque me decía que yo no tenía la operación de reasignación de sexo”, cuenta. 

La joven dice sentirse feliz, además de contar con el apoyo de su madre, hermanos y toda la familia materna, aunque con el rechazo de su progenitor y la familia de éste. “Desde el inicio me dijeron ¿vas a iniciar esto?, aquí no te quiero y me dieron la espalda. Para ellos está mal, son muy conservadores”, narra. 

Señala que desde que se conoció la noticia muchas personas en condiciones similares se han puesto en contacto con ella para contarle su historia y preguntarle el proceso para lograr su identidad. 

“Me preguntan que cómo le hice, que cuánto me costó y por el costo pues muchas no pueden tener acceso, ojalá fuera legal, porque hay muchas personas trans tanto hombres como mujeres que lo necesitan y que no tienen el dinero para hacer trámites, créeme que es difícil que te digan no puedo por el dinero, yo tuve la ventaja de que mi abogado fue muy bueno y le pude pagar de poco en poco, y ha sido el dinero mejor invertido”, relató.

La mujer confía en que los legisladores puedan modificar las leyes para permitir que este trámite se haga sin que quienes lo requieran deban invertir en ello. 

Marco legal no permite registros a personas trans

La directora general de Registro Civil del estado, Patricia Torres Carrillo, informó sobre este primer registro oficial de una mujer transgénero derivó de un juicio de amparo: “por sentencia acatamos una orden judicial, su acta ya era del estado de Quintana Roo, se hizo el trámite administrativo y legal para dar cumplimiento”. 

La directora del Registro Civil admitió que África Elizabeth había acudido inicialmente a realizar el trámite por la vía administrativa, sin embargo, legalmente en el estado no se contempla esta figura. 

“Le dimos la negativa porque la ley no lo contempla, no tenemos la figura de transgénero en nuestro estado y de permitir que la persona siendo hombre o mujer decida cambiar su sexo al que tenía (…) en muchos casos no tenemos el apoyo de la legislación y el ciudadano recurre en su derecho a la vía del amparo y nosotros nos apegamos al cumplimiento de la resolución de la autoridad jurisdiccional”, precisó. 

Patricia Torres abundó en que la resolución del amparo se acotaba la existencia de una vulnerabilidad de sus derechos humanos al no permitir su registro. Es decir, se plantea como una violación al derecho humano de tener un nombre y un sexo como la persona se identifica. 

Para la funcionaria esta resolución debe impulsar cambios legales en la legislación actual. De hecho, afirmó que como autoridad han emitido criterios para coadyuvar al respeto de los derechos humanos, como es el caso del matrimonio igualitario al que, de la misma manera, mediante un amparo se obligó al estado a permitirlo, aunque el Código Civil no lo establece explícitamente.

Además de este caso, Quintana Roo ha tenido que reservar el acta primigenia de otras dos personas trans que hicieron el trámite administrativo en la Ciudad de México, en donde sí es legal, y reconocer la nueva acta de nacimiento. 

Torres Carrillo indicó que en la reciente reunión regional del pasado 26 de agosto en la que se concentran diez estados del país se habló del tema, por lo que anticipó que en los próximos meses se podría signar un acuerdo nacional para que cada Registro Civil pueda realizar el reconocimiento de una persona trans por la vía administrativa sin necesidad de acudir a una instancia judicial. 

“Eso es bueno, quizás no haya una gran demanda, pero sí se presentan casos y hay que atenderlo”, indicó. 

No se ha legislado sobre el tema

Aunque en el Congreso del estado hay al menos una iniciativa ingresada que busca el reconocimiento de las personas trans, que fue presentada por el diputado Edgar Gasca Arceo, no ha prosperado.

El pasado 6 de julio el diputado de Morena, presidente de la Comisión de Salud, presentó ante la Oficialía de Partes una iniciativa de reforma para otorgar la posibilidad de modificar los datos de nombre y género a personas trans en oficinas del Registro Civil. 

En su momento Gasca Arceo indicó que desde noviembre de 2019 en todo el país se pueden adecuar las actas de nacimiento sin necesidad de iniciar un juicio, de modo que los trámites puedan realizarse vía administrativa, como ya ocurre en la Ciudad de México, no obstante, no se ha validado.

La idea, dijo, es que las personas obtengan el trámite “sin trabas, ni juicios tardados y engorrosos. De aprobarse se reconocería la lucha a favor de la no discriminación, a la diversidad y al trato igualitario”, escribió en Twitter.

No están más que alargando algo que ya es un derecho: activista

El presidente de la Asociación Red Positiva por Quintana Roo, Roberto Guzmán, anticipó que la Comisión de Derechos Humanos de la Legislatura trabaja también en reformas al Código Civil y la Ley del Registro Civil. Consideró que el antecedente de África Elizabeth debe ser el parteaguas para que se dé trámite en la Legislatura. 

“Si la Suprema Corte de Justicia o los tribunales están dando este cambio, no están más que alargando algo que ya es un derecho pero que lo tienen atorado en los diputados”, dijo. 

Cdheqroo ha atraído casos de discriminación

El presidente de la Comisión de los Derechos Humanos del estado, Marco Antonio Toh Euán, indicó que desde el año pasado ha tenido acercamiento con algunos diputados de la XVI Legislatura para hablar sobre estas iniciativas, incluso que han sido propuestas desde el consejo consultivo del organismo y la sociedad civil, no solo lo relativo a las personas trans, sino aquellas que tienen que ver con el registro de menores por matrimonios igualitarios.

Y recordó que, en años anteriores se han emitido recomendaciones por parte de esta comisión relativas a la discriminación de personas trans e incluso han obligado al Registro Civil a iniciar trámites de registro de menores cuyos padres son matrimonios igualitarios.

Recientemente, señaló, se atiende el caso de una mujer transexual que fue despedida de una institución educativa pública. Se considera discriminación toda vez que su despido obedece a su cambio de identidad de género. Ésta aún permanece en proceso de resolución. 

 

Edición: Enrique Álvarez