post Image

Hay que fomentar en comunidades la gestión de sus territorios: CCMSS

"Se busca la construcción de esquemas participativos que den viabilidad al modelo campesino”

Desde 2017, la Plataforma de Cooperación Comercial (PLACCO) busca promover el comercio de productos de las cooperativas en el sector turístico de Quintana Roo. Debido a la caída del sector provocado por el COVID-19, han establecido nuevos canales a través del mercado electrónico y en Tienda UNAM. 

El esquema pretende que las mismas comunidades fomenten su economía y se vuelvan gestoras de su territorio, señaló Sara Cuervo Vega, coordinadora del Consejo Civil Mexicano para la Silvicultura Sostenible (CCMSS) en la Península de Yucatán, donde participan las cooperativas USAEC de Calakmul, Campeche; U Lool Che y Carbón de Leña Verde, de José María Morelos, Quintana Roo; y El Achiotal, de la comunidad de Isidro Fabela, en Bacalar. 

Desde hace 25 años, el CCMSS trabaja acompañando a las comunidades para que ejerzan el control de sus territorios, lo que incluye el uso, manejo y aprovechamiento.

 

Foto: Juan Manuel Valvidia

 

“Propiciamos la relación con los bosques y las selvas partiendo de la condición de que más del 60 por ciento de ellos están en manos de los ejidos, se busca la construcción de esquemas participativos que den viabilidad al modelo campesino”, explicó.

El esquema de la península de Yucatán hace tres años consta de la “marca sombrilla” Foresta, que incluye cooperativas de Quintana Roo y Campeche.

“Valora los productos locales, sostenibles, con altos valores socioambientales. Hay una participación ampliada de las familias campesinas en los procesos productivos y de valor e iniciativas como esta cumplen con las regulaciones ambientales de ley para asegurar sustentabilidad”.

Detalló que Foresta es una plataforma de cooperación que acompaña a los grupos en las gestiones comerciales, “pero no intermedia la venta, son directamente las cooperativas quienes facturan”.

 

Foto: Juan Manuel Valvidia

 

Más que productos -aseveró- son historias que revalorizan el manejo de los espacios comunales y permiten beneficios ecológicos. La apuesta es aumentar en el comprador la sensibilidad sobre la importancia del territorio manejado por las comunidades mayas.

La entrevistada mencionó que el proyecto con las tiendas UNAM son una iniciativa colectiva en la que participan 30 cooperativas de Chiapas, Oaxaca, Quintana Roo, Campeche y Estado de México, donde el CCMSS actúa como un facilitador de los procesos.

“Tienda UNAM es un cliente que ha dispuesto varios elementos para visibilizar los productos. Hace tres meses aproximadamente logramos acuerdos para disponer de un pabellón específicamente para estos productos bajo una marca que se llama Obio. Inicialmente se comercializan en la Ciudad de México, con la intención de hacerlo después en las demás tiendas UNAM del país”.

 

Foto: Juan Manuel Valvidia

 

Valorar el modelo campesino

“Parte de la viabilidad del modelo campesino, del modelo de los territorios en manos de las comunidades, pasa también por la viabilidad de estos emprendimientos productivos y comerciales; hay que trabajar en mantener y reproducir ese modelo campesino para que sus productos tengan salida y sean retribuidos de una manera justa y equitativa”, expuso Cuervo Vega, para quien “hay que trabajar mucho en esta justicia y equidad y los actores involucrados deben escoger hacia qué relaciones comerciales caminar y es hacia aquellas que reconozcan el conjunto de valores que tiene este manejo del territorio, que cumplen con rigurosos criterios ambientales”.

Insistió en que los valores deben ser retribuidos de una manera justa y equitativa y calificó de injusto que los campesinos compitan en precios con productos hechos en masa: “parte del trabajo es la participación activa, esquemas en los que jóvenes, mujeres, personas con y sin derechos agrarios son reconocidos y se aplican insumos para asegurar que los productos ofertados a los consumidores son sanos, libres de agrotóxicos que envenenan al agua, la tierra, a los polinizadores y finalmente al consumidor”.

 

Foto: Juan Manuel Valvidia

 

Este último debe valorar los productos comunitarios y la historia que hay detrás de ellos, opinó. Ayuda mucho la coyuntura actual: “Vivimos momentos difíciles como el escenario provocado por la pandemia y creo que eso a todas las personas y entidades nos ha generado interrogantes de hacia dónde vamos como humanidad, la capacidad de la tierra y de los recursos para mantener condiciones de vida como las que ha establecido el modelo capitalista, que ha impuesto urgencias y necesidades que no son las de todos”

Concluyó que la crisis del COVID-19 llevó a revalorar todo lo proveniente del campo y del manejo de los territorios, “los productos sanos, a alimentarnos mejor, el poder cosechar los alimentos... no es una apuesta sólo por las familias campesinas, sino por la sociedad en general”.

Edición: Emilio Gómez

NOTICIAS RELACIONADAS

...
24 de Octubre del 2020
Sociedad
Marchan quintanarroenses en apoyo a López Obrador
Leer más
...
24 de Octubre del 2020
Sociedad
Sentirá QRoo lluvias y vientos de tormenta tropical este lunes
Leer más
...
24 de Octubre del 2020
Ecología
Depresión Tropical 28 se encuentra cerca de Quintana Roo
Leer más