Con la mira puesta en el presente y futuro, los Leones apuntalaron un poco más su cuerpo de pitcheo antes del cierre de transacciones en la Liga Mexicana de Beisbol.

A unas horas de que venciera ayer el plazo para hacer movimientos, los melenudos se hicieron de los servicios de Lenix Osuna, de 25 años, y Manny Parra, experimentado zurdo que regresa a las fieras, provenientes de los Mariachis de Guadalajara. Ambos tienen buenos números esta temporada: Osuna -hijo del ex big leaguer Antonio Osuna y primo de Roberto, quien fue cerrador de los Astros de Houston-, 1-0 y 0.93 en nueve entradas y dos tercios, y Parra, 3.18 en cinco episodios y dos tercios.

Osuna se puede convertir en unos años en pieza importante del pitcheo selvático. A Parra Yucatán lo trae de vuelta pensando en los playoffs; aportará mucho oficio como uno de los tres bomberos zurdos y es capaz de hacer todo tipo de relevos. Los Leones tienen lesionados a los derechos Arnold León y Dalton Rodríguez, quien era abridor.  


Edición: Ana Ordaz