Las mujeres somos chingonas: Belén Sánchez, atleta paralímpica

La deportista campechana quedó en séptimo lugar en lanzamiento de disco en Tokio 2020
Foto: Fernando Eloy

Tras su participación en las Olimpiadas Paralímpicas Tokio 2020 y quedar en séptimo lugar a nivel mundial, Belén Sánchez, deportista paralímpica campechana de alto rendimiento en lanzamiento de disco, regresó a Campeche, recibida por su familia y selló su participación con la frase: Las mujeres somos chingonas.

Aunque en entrevista Belén Sánchez comentó que había quedado en sexto lugar, más tarde mencionaron que por nerviosismo hubo esa pequeña equivocación durante el encuentro, el puesto ocupado por la joven campechana en el ranking mundial fue el séptimo, en su primera participación en una olimpiada.

Lo primero que hizo tras llegar a su natal Campeche, fue enfilarse a algún lugar donde pudiera desayunar un antojito típico de la entidad, ella quería una tranca de lechón con su respectivo refresco de cola.

En ese momento compartió el desayuno con el director del Instituto del Deporte del Estado de Campeche (Indecam), Jorge Carlos Hurtado Montero, quien afirmó que los resultados de los atletas fueron mejores que los de los atletas que compitieron hace unas semanas también en Tokio 2020, “siempre ha sido así, nos dan mejores resultados los atletas paralímpicos”, dijo entre risas.

Belén fue una chica que incluso estuvo inconforme cuando un medio de información local separó a los atletas paralímpicos de los atletas con todas sus facultades físicas, ella dijo que en general son atletas y todos compiten para que le den gloria no sólo a la entidad, sino al país entero, por lo que en causa y categoría todos los atletas de alto rendimiento como ella, son iguales.

También agradeció a su familia y amigos, pues siempre la han apoyado, y al equipo técnico que la preparó correctamente para que fuera tomada en cuenta por la Comisión Nacional del Deporte (Conade). También agradeció las muestras de apoyo que siempre le dieron desde México cuando estuvo la delegación en Tokio.


Edición: Laura Espejo