Personas con discapacidad exigen participar en políticas públicas de Yucatán

Marcharán el 4 de diciembre con el lema ''Orgullo y dignidad'' para visibilizar y empoderar
Foto: Cecilia Abreu

En rueda de prensa, integrantes de Movimiento de Personas con Discapacidad en Yucatán, dieron a conocer sus exigencias para ser consultados en las políticas públicas que les conciernen, pues apuntan que cubrir “cuotas” obligatorias o planear para la discapacidad sin preguntarles a quienes viven con ella, muestra la falta de importancia hacia el tema y enfatizan que no quieren programas asistencialistas.

Emmanuel Cárdenas Sosa, representante del Movimiento de Personas con Discapacidad en Yucatán, expresó que su interés desde el movimiento es para concientizar en torno al tema, “nuestro objetivo es visibilizar a las personas en situación de discapacidad desde nuestra propia perspectiva individual para propiciar una inclusión real, integral y efectiva”.

El reconocimiento social en todos los ámbitos es uno de los puntos por los cuales trabajan; Ana Pau Rodrigo, integrante del comité de enlace, informó sobre la marcha que estarán realizando este 4 de diciembre, en el marco del Día Internacional de las Personas con Discapacidad (3 de diciembre), con el lema “orgullo y dignidad”.

“Nos movilizaremos unidos, personas en situación de discapacidad, pero también familias, personas cuidadoras, amistades y personas aliadas en un contingente pacífico alentado por la inclusión y el respeto”, señaló la activista.

El fin, explicó, es visibilizar y empoderar a las personas en situación de discapacidad “como parte productiva de la sociedad y dejar el modelo asistencialista, generar cambios de fondo que permita ejercer nuestros derechos en igualdad de condiciones”.

Apuntaron la importancia de tomar acciones bien planteadas y hacia la discapacidad universal, para que las oportunidades sean iguales para todas y todos, en igualdad de condiciones con o sin discapacidad, “cualquier persona es vulnerable a llegar a enfrentarse a una situación de discapacidad”.

“El movimiento llegó para hacer reflexionar, visibilizar y tomar acciones”, dijo Roberto Cámara Ruíz, quien también forma parte del movimiento, y Ana Pau Rodrigo complementó “es importante reconocer que el movimiento es de personas con discapacidad para personas con discapacidad”.

Enfatizó que el objetivo es contar con la perspectiva de las personas que viven con esa situación y no con lo que personas sin discapacidad ven y consideran que necesitan, pero involucrando también a familiares, cuidadores, amistades y personas en general que se relacionan con la discapacidad de alguna manera. “Buscamos que se acerquen y se sumen al movimiento”.

Sensibilizó sobre la falta de accesibilidad existente en Yucatán para las personas con cualquier tipo de discapacidad, por lo cual el primer paso es que la sociedad conozca la situación, pero “no venimos a inspirar, estamos haciendo este movimiento como personas con discapacidad, el objetivo es decir venimos a exigir nuestros derechos”.

“Todo lo que se tenga que hacer a través y para las personas con discapacidad es desde nuestra perspectiva”, subrayó, “nada sobre nosotros sin nosotros”.

Dar una perspectiva de “cómo creemos que vive una persona con discapacidad” sin tener una, es muy sencillo, dijo; pero precisó que es imprescindible contar con la perspectiva de las personas que viven con ella, pues solamente ellas saben cómo la viven realmente.

Con esto, extendió que no se trata únicamente de rampas, las cuales además deberían estar hechas con determinadas condiciones que no siempre son cumplidas, “estamos cayendo en esto de: ‘vamos a cubrir una cuota’”, incluso para la contratación del personal de personas con discapacidad.

“No es únicamente la discapacidad una silla de ruedas, que es lo que normalmente se asocia […] El entorno no está listo para recibir a las personas con discapacidad, si el entorno no está hecho para ellas, ¿qué hacemos? Los aislamos. Existe esta barrera de la accesibilidad en todos los ámbitos”, apuntó.

Roberto Cámara abundó que esto no es solamente para las personas que ya viven con discapacidad, sino también para la tercera edad y quienes podrían adquirir una discapacidad, como en su caso, que fue a los 19 años cuando comenzó a tenerla y pudo darse cuenta de la falta de acceso existente, “la preocupación es para todos”.

Citaron al Censo de Población y Vivienda 2020 del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi) el cual indica que 16.5 por ciento de la población mexicana vive con discapacidad o condiciones mentales, lo que representa más de 20 millones de personas en el país; en Yucatán son alrededor de 414 mil 852 personas con discapacidad de todas las edades; expresaron que algunas personas además de vivir con discapacidad son vulnerables por otros motivos como mujeres indígenas, pueblos originarios, comunidad LGBTTTI y muchas otras interseccionalidades.

 

Edición: Laura Espejo