Libre Cinema Festival, espacio de resistencia a través del cine

Cumplen ocho años de fomentar películas independientes mexicanas en Yucatán
Foto: Fernanda Camacho Bautista

Para Fernanda Camacho Bautista y Emmanuel Tatto Pérez, la disciplina, terquedad y tener fe han sido factores fundamentales para que Libre Cinema Festival se consolide como uno de los festivales de cine independiente en el país y la región sureste a través de sus ocho años de existencia.   

De acuerdo con sus dos fundadores, Libre es un espacio de resistencia a través del cine, principalmente mexicano. “Ver cine para hacer cine”; el cual se ha caracterizado por exponer películas diversas, que retratan alguna problemática social; desde defensa del territorio, violencia de género, discriminación, miradas hacia los grupos en situación de vulnerabilidad: La lucha de la comunidad LGBT+, entre otras temáticas.   

Un festival que inició como un proyecto escolar, hace unos ocho años, este 2022, del 10 al 17 de diciembre, llevará a cabo su séptima edición, teniendo como sedes: la Cineteca del Teatro Armando Manzanero y el Centro Cultural Olimpo.  

Fernanda Camacho reflexiona que parte del éxito que ha tenido el proyecto es no quitar el dedo del renglón: acercar el cine mexicano independiente, de autor, con causa, el cual no llega exhibirse en algunas salas comerciales y en plataformas de streaming en Yucatán.   

 

Foto: Fernanda Camacho Bautista

 

“Ha sido un gran aprendizaje, iniciamos como personas fanáticas del cine y ahora ya vamos avanzando para poder sumar a la sociedad, juventudes, universidades”, indicó la gestora cultural.   

Emmanuel Tatto explica que la esencia del festival se centra en la libertad para hacer cine, no se encapsula en un solo tipo, ni metodología. “Hay una libertad para producir y apreciar el cine, tiene esa rebeldía para presentar películas y motivar a hacer cine”, señala el cineasta.   


Cine para hacer cine   

Algo que igualmente destaca a este festival es que no sólo se exponen películas, sino que ofrecen diversos talleres para los amantes del cine, para que conozcan más de cerca la experiencia, dotar a las personas de herramientas que los impulsen a crear sus propias historias.   

Invitan a cineastas que comparten sus conocimientos, experiencias. “Hay una necesidad de formación en Yucatán, no tenemos una escuela de cine, estamos aislados del centro, por eso compartir conocimientos es muy importante para el festival”, indica.    

 

No dejes pasar: La Academia Mexicana de Cinematrografía pasa por una grave crisis financiera

 

¿Cuál es su fórmula para llegar a esta séptima edición?   

“Creernos que podemos hacerlo, que es posible generar este espacio que promueve cine no comercial y tener fe en el proyecto, en que se puede generar este tipo de actividades”, expresó Fernanda.   

Emmanuel Tatto complemente: disciplina y terquedad.   


Vamos a gustar cine mexicano   

“Gustar” es un término muy utilizado en Yucatán, ‘ara referirse a mirar o ver algo. “Vamos a gustar la tele”; “vamos a gustar la novela, la película”; frases que han usado nuestras abuelas, madres y padres.   

Por eso, este año, para recalcar que este proyecto surgió Yucatán lanzaron esta campaña para promover su nueva edición. “Unos de los éxitos del festival es que lo hacemos desde nuestros propios contextos, que sea parte de lo que somos y dónde estamos”, reflexiona Fernanda.   

 

Foto: Fernanda Camacho Bautista

 

A su vez, quieren demostrar que en el sur mexicano también existen estos espacios de resistencia para exhibir cine.   

En esta ocasión, proyectarán películas que retratan diversas problemáticas sociales, como el crimen organizado, pero no desde una visión romantizada, sino acercado a la realidad. Por ejemplo, Las plebes y Los débiles, dos películas que hablan sobre jóvenes que están inmersos en agrupaciones criminales.   

Sísifos, una película que aborda el problema de las adicciones, a través de las historias de personas que están en anexos, quienes buscaron una alternativa para salir de este mal pues son conscientes de la violencia que ocasionan a sus familias.   

La revuelta habla de las mujeres que crearon la primera revista feminista en el país; La fábrica de pandemias retrata las afectaciones del Covid-19 en el medio ambiente, entre otros temas.   

Por último, invitan a las personas a “gustar” cine mexicano, que rompan los paradigmas, que las películas mexicanas van más allá de conocido como cine de ficheras o de narcos. “El cine mexicano tiene variedad, un discurso y un espíritu que vale la pena conocer”, subraya Emmanuel.   

Pronto darán a conocer su programa completo y horarios. Mayor información en sus redes sociales: https://www.facebook.com/LibreCinemaFestival y https://www.instagram.com/librecinemafestival/.

Edición: Emilio Gómez


Lo más reciente

Recortar la contaminación es crucial para evitar las superbacterias: ONU

La resistencia antimicrobiana está entre las 10 amenazas globales para la salud

Astrid Sánchez

Recortar la contaminación es crucial para evitar las superbacterias: ONU

Chetumaleños ya pueden utilizar Uber a partir de hoy

El estado continúa con las mesas de trabajo entre taxistas y funcionarios de movilidad

La Jornada Maya

Chetumaleños ya pueden utilizar Uber a partir de hoy

Rescatan a cuatro personas privadas de su libertad en el sur de QRoo

Tres de los liberados tenían fichas de búsqueda activas

La Jornada Maya

Rescatan a cuatro personas privadas de su libertad en el sur de QRoo

Diseñan un robot que tiene la capacidad de percibir olores

Científicos israelíes usaron antenas de langostas para ayudar a los dispositivos

Reuters

Diseñan un robot que tiene la capacidad de percibir olores