post Image

Compartir

Estudio del INAH revela que los mayas usaron sustancias sicoactivas

Los compuestos pudieron mejorar el sabor de la comida, bebidas o tabaco

Recientes descubrimientos de investigadores del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) revelarían que los mayas usaron sustancias sicoactivas como compuestos para mejorar el sabor de la comida, como bebidas, para darle sabor al tabaco, para uso medicinal o como perfumes.  

El Proyecto Arqueológico Región Mérida (Parme), desarrollado por el Centro INAH-Yucatán, surgió desde el 2004 con el fin de realizar trabajos de investigación y excavación en los nuevos asentamientos, vialidades, y obras que se construyen en la capital yucateca, para encontrar monumentos arqueológicos, protegerlos y preservarlos.

El investigador del INAH Luis Pantoja Díaz, coordinador del Parme, informó que en más de 16  años han intervenido alrededor de 2 mil hectáreas en la zona metropolitana de Mérida, principalmente en el norponiente de la ciudad, como San Pedro Cholul, Sitpach, Ciudad Caucel, Tamanché, así como en la zona oriente en Los Héroes y han encontrado más de 500 vasijas y utensilios maya, así como restos humanos, que datan del preclásico medio, es decir desde el 700 A.C o 1000 A.C.

Los nuevos descubrimientos de salvamento arqueológicos, de las y los investigadores del INAH, en conjunto con la Universidad Estatal de Washington, arrojan evidencias de sustancias como nicotina en vajillas pequeñas.  

Isabel Ancona Aragón, también investigadora del INAH y ceramista, explicó que ya se habían encontrado recipientes similares antes, pero muchas suelen pasar desapercibidas porque no suelen tener grabados, no contienen colores llamativos, antes eran considerados como “vasijas veneneras”, es decir que contienen veneno, sin embargo, con el paso del tiempo y el avance de las investigaciones ahora se les conoce como vasijas miniatura, frascos o matraces, las cuales contienen un orificio pequeño por donde podría salir el líquido.  

 

 

No obstante, precisó la experta, los recientes hallazgos y análisis han demostrado en su interior restos de nicotina, cinabrio, caléndula, pericón, entre otras sustancias y especies de plantas que indicarían que se pudieron usar como tinteros, para darle mejor sabor el tabaco, a la comida, o como perfumes.  

La mayoría de los ejemplares son similares; circulares, contienen un relieve de puntas alrededor, otras son como diminutos jarrones, con orificios pequeños.  De acuerdo con la especialista, en la iconografía maya siempre parecen personajes que usan este tipo de vajillas en el cuello, por lo que se infiere que eran una especie de colgantes o collares, aunque no hay nada concreto. Posiblemente eran usados por las élites gobernantes, indicó.  

Si bien, precisó, la presencia de tabaco en la cultura maya no es algo nuevo, han encontrado objetos similares, más grande con pintura policroma, que contenía el símbolo del tabaco, lo que se ha comprobado al hacer los estudios.  

Sin embargo, en estos trabajos nuevos, las vasijas no son policromas, no tienen glifos, son hechas de materiales sencillos, su materia prima es común, pero se encontraron restos de sustancias que se combinaron con la nicotina, por ejemplo, la tagetes lucida, conocida como pericón, una especie de planta que se usa como medicamento o incluso aromatizante. “Lo que los mayas tenían aquí era un compuesto, no era sólo la nicotina sino hicieron algo más, cambiaron varias sustancias para hacer o una medicina, o un perfume, o algo relacionado con olores, darle sabor al tabaco para fumar...”, comentó la experta.   

 

 

Antes era una hipótesis que los mayas realizaban todos estos procesos complejos, pero ahora con estas evidencias ya es algo certero, compartieron los investigadores. “Se encontró restos del tabaco procesado, depurado, no sólo era el tabaco como tal, sino que tiene una transformación”, destacó Isabel. Esto, además, demostraría el conocimiento profundo que tenían la cultura maya para el manejo de todas estas especies y darles nuevos usos.  

Ambos arqueólogos indicaron que esto comprobaría que también de estas piezas pequeñas podemos recuperar información muy importante sobre la cultura maya en Mérida, cuando antes no se les había dado tanto valor.

También se ha encontrado varios recipientes y objetos que pertenecieron a mayas de otros estados y otras culturas del país, lo que evidenciaría la constante migración y el flujo comercial que había en la región; por ejemplo, han encontrado restos de mayas del Tabasco, Chiapas, Campeche, de la cultura tolteca, chol.  “Esto refuerza las hipótesis sobre comercio, relaciones étnicas: los mayas de Yucatán no eran solo de Yucatán, y eran mestizos desde antes que llegaron los españoles tenían relación con otras áreas culturales del país”, manifestó Pantoja Díaz.

 

 

Ritos funerarios  

Como parte del Parme, el INAH ha encontrado varios restos óseos con los cuales se han determinado algunas cuestiones de tradición funeraria de los mayas y que existen ciertos patrones específicos para enterrar a los infantes; se han encontrado urnas de gente que fue incinerada, además que se ha demostrado que las personas que formaban parte de la élite social y gobernante fueron enterradas con muchas ofrendas, vasijas, jades, y demás joyas.

 

 

También te puede interesar: Revelan hallazgos sobre más sustancias sicoactivas usadas por los mayas

 

Edición: Laura Espejo

NOTICIAS ANTERIORES

...
26 de Febrero del 2021
Sociedad
Bomssa premia la lealtad de sus clientes: regala vehículos y motos
Leer más
...
26 de Febrero del 2021
Política
Iepac aprueba gastos máximos de campaña electoral 2020-2021
Leer más
...
26 de Febrero del 2021
Sociedad
Se detectan 124 nuevos casos de COVID-19 este viernes en Yucatán
Leer más