Blanche Petrich
La Jornada Maya

Kanxoc, Valladolid
Lunes 20 de julio de 2015

En esta comunidad maya del oriente de Yucatán los habitantes han visto cómo, desde hace una década, un problema originado por lo que se considera una “acción viciada” de la Procuraduría Agraria, ha ido escalando y se perfila un conflicto que rebasó el diferendo por límites y posesión de terrenos. Ahora existe el riesgo de una confrontación en una comunidad que se mantuvo unida en su territorio desde tiempos inmemoriales.

“En el mapa de la conflictividad en las regiones mayas hay varios focos rojos. Kanxoc es uno de ellos. Aquí estamos documentado un saqueo de recursos e intento de despojo de tierras mediante engaños”, según describe el problema Cristina Muñoz Menéndez, fundadora del equipo Indignación, que acompaña el proceso de defensa de la comunidad.

La disputa se originó cuando el Diario Oficial de la Federación publicó en 1979 una dotación complementaria de casi 2 mil hectáreas a campesinos del ejido Kanxoc. El ejido original se formó en 1940, durante el reparto de tierras ordenado por el general Lázaro Cárdenas del Río, de un territorio considerado “de posesión desde tiempos inmemoriales”; es decir, que no existe otro registro escrito de posesión anterior.

Esta ampliación, solicitada por los ejidatarios para tener una zona de reserva selvática, fue entregada a un grupo de 30 campesinos elegidos al azar, una tarde a finales de la década de los setenta, cuando un ingeniero o un licenciado –la gente ni siquiera lo recuerda bien– instaló una mesa en el parque del pueblo e invitó a quien pasara a firmar una lista “para darles tierras”. Las consecuencias de esa acción provocaron grave fisura en la comunidad, que hoy está a punto de hacer crisis.

De los 30 beneficiarios de la acción viciada de la procuraduría, en el pueblo quedan unos 17. Unos han muerto y otros emigraron. Y los que aún viven son presionados en forma constante con ofertas para que permitan la tala ilegal del bosque y para que vendan los terrenos. El expansivo eje turístico de la Riviera Maya queda demasiado cerca.

“Aquí –sostiene el ex comisario ejidal Julio Chimal Noh, hombre con gran ascendencia entre los suyos– la temperatura está subiendo; está hirviendo”. Y no se refiere a los 40 grados centígrados de calor que hacen reverberar el patio de la casa ejidal después de la lluvia, aun a la sombra del árbol de huayas. Se refiere a las tensiones que han salido a la superficie. “Vamos a ser pacientes. Ya se sabe, los kanxoques nos molestamos cuando estamos inconformes con las cosas que nos quieren imponer”.
[b]
Inscripción ilegal[/b]


El topógrafo Cristian Chávez, perito reconocido por los tribunales agrarios, acudió recientemente a la comisaría para asesorar a los kanxoques y se percató de que la inscripción de 30 beneficiarios del supuesto ejido Kanxoc II fue “simple y sencillamente ilegal”.

Chávez ha actuado al menos en 45 conflictos de tierras en defensa de comunidades indígenas, entre ellos de los wixarica (huicholes) en Jalisco, Nayarit y Durango; la demanda contra 78 concesiones mineras en territorio sagrado de Wirikuta, San Luis Potosí; Santa Maria Ostula, Michoacán; la comunidad Cumiai, de San José de la Zorra, en Baja California, y el pueblo purépecha de Cherán.

Con los planos del viejo ejido y de Kanxoc II a la vista, así como todos los documentos y actas que contiene la carpeta básica del pueblo, Chávez demostró a los ejidatarios que el polígono de la dotación complementaria entregado al grupo de 1985 está superpuesto al plano definitivo de la dotación original de tierras, “lo que contraviene la legislación, pues no se puede crear un núcleo agrario sobre terrenos que fueron legalmente entregados a otro núcleo”. Es decir, se entregaron tierras que ya habían sido entregadas en la resolución presidencial de 1940.

Una de las irregularidades más evidentes que el topógrafo expone en la reunión es que el plano de dotación generado por la Procuraduría Agraria no está firmado por ninguna autoridad, sólo por el personal técnico. “Esto es justamente lo que demuestra que el ejido Kanxoc II no se pudo completar y carece de valor legal. La mesa directiva que supuestamente lo representa no tiene calidad jurídica”.

En reunión de trabajo en la comisaría ejidal están presentes el comisario Pablo MayPuc y el comisario municipal Gualberto Cauich Un. Además, representantes del consejo de ancianos, autoridades tradicionales y del sistema de guardias que prevalece en este pueblo. Los hombres clavan la vista en el topógrafo, quien analiza la documentación.

A media sesión se integra una delegación para recorrer las mojoneras del terreno ejidal, que originalmente medía 7 mil 296 hectáreas, para llegar al vértice indicado en el plano definitivo. Equipados con los mapas y un localizador GPS se internan a pie en el monte. Horas después regresan al pueblo con datos certeros. Demostrar la “resolución viciada” de la

Procuradoría Agraria ante las autoridades federales bastaría para solventar el conflicto.

Explica Chávez: “Aquí sería muy fácil demostrar legalmente que es un intento de despojo. En un juicio agrario se puede ganar el desconocimiento del ejido Kanxoc II. El problema es que cuando interfieren intereses económicos tan fuertes la ley se tuerce”.

Pablo May Puc responde: “La gente está firme para defender. Aquí ninguno nos va a dejar regalar sus tierras a otros”

Más tarde resume para [i]La Jornada Maya[/i]: “Para este pueblo la autoridad agraria no está en favor de lo que dice el plano. No hace caso de lo que dice el papel y quiere favorecer la división del ejido”. Para ellos la postura de la Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano y la procuraduría frente a este caso quedó clara a raíz de lo que sucedió hace ocho meses. En esa ocasión, luego de un trabajo laborioso en favor de la reconciliación, los ejidatarios de Kanxoc y Kanxoc II acordaron no dividir el territorio original. Pero la Procuradoría Agraria desconoció el convenio y bloqueó el Programa de Pago por Servicios Ambientales, condicionándolo a la renuncia de Julio Chimal a la comisaría ejidal. Julio se
hizo a un lado en el liderazgo formal, pero él es, dentro del sistema de guardias mayas, un sargento, un mayor y un líder natural.

Juilio Chimal cierra la reunión con estas palabras: “Aquí no hay dos ejidos, sólo hay uno. Así lo entendemos, porque así habla el plano. Los señores engañados ya se entregaron al gobierno. Pero nosotros queremos quedar unidos”.


Lo más reciente

Humanos, la peor amenaza para Copán, sitio arqueológico maya en Honduras

La deforestación y el daño al medioambiente provoca la inestabilidad del río cercano

Efe

Humanos, la peor amenaza para Copán, sitio arqueológico maya en Honduras

“Destrucción” es un término ajeno a los trabajos del INAH: Manuel Pérez Rivas

El muestreo de más de mil 525 km da para decenas de años de estudio, enfatizó el responsable del proyecto de salvamento arqueológico

La Jornada

“Destrucción” es un término ajeno a los trabajos del INAH: Manuel Pérez Rivas

Nueva ley permitiría a Putin controlar bienes de personas y empresas de países inamistosos

La iniciativa tendría que ser aprobada por el Senado Ruso

Efe

Nueva ley permitiría a Putin controlar bienes de personas y empresas de países inamistosos

Conferencia mañanera de AMLO, miércoles 06 de diciembre de 2023

Se licitó a empresas mexicanas la operación de puertos para el Transístmico: AMLO

La Jornada

Conferencia mañanera de AMLO, miércoles 06 de diciembre de 2023