Verónica Camacho Chávez

La Jornada Maya

En el laboratorio de arbovirología del Centro de Investigaciones Regionales “Hideyo Noguchi”, de la Universidad Autónoma de Yucatán (Uady), se estudian los virus que son transmitidos por artrópodos, sobre todo el dengue, que es de origen asiático, parcialmente africano, y que es contagiado por el insecto aedes aegypti, informó Julián E. García Rejón, entomólogo médico.
Explicó que el dengue circula en Yucatán desde la década de los 80 del siglo pasado, con la llegada de gente con el virus en su cuerpo y que los mosquitos actúan de transmisor de persona a persona.
El especialista comentó que para que se produzcan casos de dengue, debe haber individuos que sean susceptibles; es decir, que no hayan tenido la enfermedad.
“Uno se puede enfermar teóricamente cuatro veces; se ha visto que las personas que han padecido el dengue una vez son más propensas para que en la siguiente ocasión tengan sintomatología más severa; clínicamente hay dos categorías: con fiebre y fiebre con manifestaciones hemorrágicas, lo que se conoce como dengue clásico y el hemorrágico”, señaló.
Indicó que antes había cinco casos de dengue clásico por uno de hemorrágico, después la proporción fue tres a uno, posteriormente dos a uno y ahora es uno a uno, por lo que aumentaron las posibilidades de presentar manifestaciones más severas.
Según datos de la Secretaría de Salud del estado, con una incidencia de 54 casos, Yucatán se ubica en el lugar número 11 de la tabla nacional de los casos de dengue este año, de los cuales 36 son de tipo clásico y 18 hemorrágico.

García Rejón comentó que el clima de Yucatán ayuda mucho a la proliferación del mosco, sobre todo en época de lluvia. Esto es un factor muy importante, ya que propicia condiciones para que el mosquito pueda reproducirse.

“Casi todos los insectos son considerados un problema, debido a que son oportunistas, cuando las condiciones están de su parte, como el espacio, la comida y las condiciones climáticas, su crecimiento es exponencial, como la acumulación del agua, principalmente la que no tiene tanta materia orgánica, porque ésta no les da las mejores condiciones para reproducirse, pero si no hay otra fuente la utilizan como el caso de las alcantarillas, que son sitios que a pesar de la basura acumulada son aprovechados por los mosquitos”, dijo.

Respecto de si las campañas para retirar chatarra que realiza el gobierno de Yucatán han contribuido a aminorar la enfermedad, señaló que sí; sin embargo, García Rejón explicó que debe ser un trabajo de participación, pues es un problema de todos, y una cuestión periódica; por ejemplo, la campaña que se está haciendo de descacharrización es porque se está en época de secas y es el momento de sacar todo lo que acumule agua, porque cuando empiecen las lluvias es muy difícil controlar todos esos sitios, es una manera de evitar que los mosquitos pongan sus huevecillos.

Al respecto, la Secretaría de Salud estatal concluyó esta semana la campaña de eliminación masiva de criaderos de moscos en comisarías de Mérida, en el que fueron recolectadas 80.5 toneladas de cacharros. Se informó que el sábado 28 y domingo 29 de marzo se llevará a cabo el mismo operativo en 278 colonias de la capital.

No a la automedicación

El entomólogo explicó que principalmente el dengue se presenta con dolores de cabeza, articulaciones y retrocular, así como manchas en la piel llamadas petequias y cansancio; en el caso del dengue hemorrágico es la misma sintomatología, pero existen pequeños sangrados en la nariz, la boca o heces fecales, que indican que existe una pérdida de líquidos que causa disminución de plaquetas y esa ya es una señal de alerta, que se acrecienta con la automedicación, sobre todo cuando hay un dolor de cabeza, porque al llegar a la etapa de sangrado, la toma o la ingesta de la aspirina provoca un aumento en la presión sanguínea. “Esto es como ponerle más fuego al fuego, o sea que más rápido nos vamos a sentir peor”, en cambio el paracetamol ayuda a disminuir el dolor sin causar más daño, pero lo más recomendable es ir al médico.

Comentó que para el dengue no hay un antiviral como tal, sólo medicamentos que ayudan a aminorar los síntomas para que poco a poco el paciente se vaya recuperando; en el caso del tipo hemorrágico se aplica suero para que no se deshidrate.

“Es una enfermedad de notificación inmediata a las autoridades, porque al detectarse un caso en una casa o escuela, hay que aplicar insecticidas, verificar si hay criaderos dentro y fuera del sitio del contagio para evitar que se propague.”

El investigador comentó que un mosquito puede vivir dos o tres meses y poner hasta mil huevecillos en una sola oviposición en diferentes lugares para que haya más probabilidades de sobrevivir. “A cada alimentación sanguínea del mosquito corresponde una oviposición, si pensamos que cada seis días se alimenta, durante sus dos o tres meses de vida, pues existe una gran posibilidad de contagio. Hay una asociación virus-mosquito: cuando éste se contagia de dengue, cambia aspectos de comportamiento, por lo que tiende a picar a más personas, sin alimentarse del todo, o sea, sin quedar lleno en un solo piquete”.

La chikungunya, enfermedad muy dolorosa

Respecto del chikungunya, García Rejón comentó que es un virus africano que existe desde hace muchos años y sólo tiene un serotipo, por lo cual la persona padecería sólo una vez la enfermedad. “El detalle en México y el resto de América es que hay muy pocas personas afectadas con este mal, así que todos somos susceptibles de contraerlo, y aunque no es de alta tasa de mortalidad, quienes la padecen sufren mucho por ser muy dolorosa. Los síntomas son muy parecidos al dengue; sin embargo, lo que llama la atención es la postración a la que se llega, duelen mucho las articulaciones de tal forma que los pacientes no se pueden ni levantar, y dura de tres a cuatro semanas, esto dependiendo del tipo de las personas; por ejemplo, en los adultos mayores, que de por sí tienen problemas con las articulaciones, las secuelas son muy altas, incluso llegan a necesitar sillas de ruedas”.

Comentó que en México, el chikungunya lo trasmite el mosquito aedes aegypti, el mismo vector del dengue, el cual tiene preferencias muy marcadas con los seres humanos; vive en los domicilios y en las escuelas, porque su alimentación la hace principalmente de los humanos, a diferencia de otras especies que se alimentan de otros organismos.

García Rejón señaló que el aedes aegypti sobre todo utiliza como criaderos sitios que tienen agua, todo lo que para nosotros es basura: llantas, cacharros, botellas de plástico y latas, etcétera; o en tinacos, cisternas que están destapadas, floreros, alcantarillas, por lo cual las condiciones para que los mosquitos se reproduzcan siempre van a existir.

Aclaró que habrá épocas en las cuales la población de este insecto será casi imperceptible, lo que no quiere decir que no haya, y otras donde habrá más, porque las condiciones están dadas para reproducirse.

Comentó que, como toda enfermedad, es determinante la atención adecuada y oportuna; niños, personas de la tercera edad y mujeres embarazadas o con sistemas inmunes comprometidos tienen más riesgos al contraer el virus de chikungunya.

A través del tiempo

El investigador del “Ideyo Noguchi” señaló que el aedes aegypti es un mosquito de origen africano, que llegó a América con el arribo de esclavos. “Hay una asociación dentro de las enfermedades virales que existían y que se piensa que ocasionaron que los mayas se extinguieran, al menos en algunas partes, es la fiebre amarilla o vómito negro, enfermedad que no tenemos por ahora, pero que si puede haber porque hay vectores”, pues se presenta todavía en algunas partes de Sudamérica, donde hay selva y el ciclo de transmisión involucra a los monos.

Expresó que cuando los europeos comenzaron a traer esclavos de África, para la travesía transportaban agua en barriles, donde se acumularon los huevecillos de mosquitos, y ya en América llegaban larvas y adultos de éstos.

Explicó que en los años 70, en América, cuando hubo un problema fuerte con esta enfermedad amarilla, no había dengue, pero la Organización Panamericana de Salud (OPS) hizo una campaña masiva de fumigación con DDT y supuestamente este el mosquito fue erradicado.

Comentó que como su nombre lo dice, aegypti, el mosquito proviene de África, del desierto del Sahara, que antes era una laguna que se fue secando, y que en el proceso sólo iban quedando pequeños centros de agua, utilizados por los comerciantes, principalmente los beduinos, que tomaban de esa agua y la transportaban a sus aldeas, y así fue como el mosquito se fue adaptando al ambiente del ser humano.

Biología del mosquito

“Hace algunos años hicimos un estudio sobre dónde se encontraban los mosquitos: arrojó que principalmente en los dormitorios de las casas, porque son lugares frescos, tienen poca luz y con lugares para guardar cosas, como los armarios, que son oscuros, y es ahí donde les gusta esconderse”, dijo.

García Rejón señaló que los mosquitos tienen un horario para alimentarse, que por lo general es en la mañana, pero que al estar tan habituados a la vida humana, se adaptan muy fácilmente al horario según las actividades de la gente en las casas, que es en la noche.

Explicó que otro sitio preferido dentro de la casa que utilizan los mosquitos para alimentarse es la sala-comedor, ya que cuando la gente se sienta aprovechan para picar las piernas. Los mosquitos por lo general utilizan los baños para hacer su digestión, es por eso que los encontramos en los techos o en lo alto de las paredes, pues evitan ser alcanzados por depredadores.

“Estos estudios nos han ayudado para conocer mejor el comportamiento de estos insectos y tener un mejor control para combatir al vector”, recalcó.

El especialista explicó que otro punto importante dentro de la biología del mosquito es que en general buscan la forma de llegar a su fuente de alimentación, en este caso el ser humano. Éste respira oxígeno y exhala CO2 o bióxido de carbono, lo que es un indicador para ellos de que hay algo vivo y los atrae, así como el sudor y la temperatura. Por estos motivos las personas que respiran más y exhalan más CO2, o las que sudan más, son más atrayentes para el mosquito, todo es respecto de tamaños y volumen. Una persona con sobrepeso va a respirar y sudar más, y por su misma complexión va a expeler mayor cantidad de calor, por eso son más atractivos para los mosquitos. Esto se acentúa si se utiliza ropa oscura o negra, porque con ese color los mosquitos pasan desapercibidos y les atrae también para la reproducción.

“Alrededor de las 6 de la tarde, si uno deja una bolsa negra en una mesa, en ocasiones podemos observar a varios moscos volando sobre ella, lo que significa que hay una hembra y varios machos que quieren copularla, y solamente uno lo va a lograr. La hembra va a escoger al más hábil, lo que le permitiría que la siguiente generación sea más capaz de sobrevivir; cuando terminen de copular, se secreta una sustancia en las hembras en la parte genital que les impide copular con otros machos; sin embargo, éstos sí pueden hacerlo con otras. Los machos viven sólo una semana, tiempo suficiente para reproducirse, por eso las hembras viven más tiempo, por eso son las más importantes, porque necesitan la sangre para alimentar a sus huevecillos, por las proteínas, y son las principales transmisoras del dengue.

El investigador comentó que las tres principales funciones que tienen los mosquitos son: la polinización, tanto los machos como las hembras, pero son las hembras las que se alimentan de sangre y de carbohidratos, los machos no se alimentan de sangre, sólo de sustancias dulces, y de esta forma realizan la polinización. La segunda función es que participan activamente en las cadenas de alimentación y la tercera es que cuando se mueren se convierten en polvo.

Finalmente, dijo que en la actualidad las autoridades gastan millones de pesos al año para lograr el control de este virus, por lo que en este laboratorio se investigan nuevas técnicas de diagnóstico, que se puedan usar y faciliten la detección del dengue, precisamente porque hay otras enfermedades con la misma sintomatología. “Siempre buscamos hacer una investigación útil, a corto plazo y directa a la población de Yucatán”, resaltó.


Lo más reciente

Pese a amparo, gobierno de Campeche sigue sin pagar a policías en manifestación

Debido a esta condiciones, algunos elementos han desistido de la protesta

Jairo Magaña

Pese a amparo, gobierno de Campeche sigue sin pagar a policías en manifestación

Lluvias causan afectaciones en Mérida y al interior de Yucatán

En la capital reportan inundaciones, fallas en el servicio de luz y caída de techos en negocios

La Jornada Maya

Lluvias causan afectaciones en Mérida y al interior de Yucatán

Conoce a Yamileth, estudiante con discapacidad visual que ha destacado en Muna

La alumna de sexto grado es una inspiración para sus compañeras y compañeros

La Jornada Maya

Conoce a Yamileth, estudiante con discapacidad visual que ha destacado en Muna

Ciclón 'Alberto' amenaza con impactar Tamaulipas, Veracruz, Puebla, Campeche y QRoo

Estiman que tocará tierra en Soto la Marina y San Fernando entre miércoles y jueves

La Jornada

Ciclón 'Alberto' amenaza con impactar Tamaulipas, Veracruz, Puebla, Campeche y QRoo