Paul Antoine Matos
Foto: Rodrigo Díaz Guzmán
La jornada Maya

Mérida, Yucatán
Jueves 15 de septiembre, 2016

“Paparazzis, paparazzis”, exclamó un interno del Hospital Siquiátrico de Yucatán al ver las cámaras de video y fotográficas de los medios de comunicación, que ayer ingresaron al nosocomio, invitados por Virginia González Torres, secretaria técnica del Consejo Nacional de Salud Mental.

El recorrido fue incómodo para los familiares que se encontraban en la sala de visitas “Camelot”, a la cual tuvieron que entrar por una reja recién colocada, que separa el área de pacientes del área común, la consulta externa y el pabellón para niños. “Del gobierno no quisieron darnos dinero para la división”, manifestó González Torres, quien presumió haber pagado, de su propia cartera, casi 39 mil pesos.

Analía Carrillo Durán, directora del Siquiátrico desde agosto, y aún en proceso de obtener el título de sicóloga por la Universidad Marista, explicó el funcionamiento del área.

Las rejas convirtieron el área de visita en un encierro. El sábado pasado no estaban, por lo que los visitantes asiduos se extrañaron de las modificaciones. En la sala “Camelot”, reporteros y fotógrafos se apretujaron para entrar, por lo que las cámaras y micrófonos fueron vistos con nerviosismo por las familias.

Un niño –al parecer el paciente- visiblemente asustado, se aferraba al abrazo de su madre. Flashes, clicks y videos recorrieron el pequeño cuarto, donde había unas 15 personas.

En el área para comer, al aire libre y techada, Gabriel, un paciente joven de alrededor de 14 años, corrió hacia las funcionarias y llamó “mamá” a González Torre, quien rápidamente aclaró que les instan a decirles “amigos”, no “mamá” o “papá”.

Gabriel se colocó frente a las cámaras y, con una deficiencia en el habla, mencionó que por las noches, algunos enfermeros lo tratan mal. Al término de su intervención abrazó tanto a Virginia como a Analía.

La escena se repitió en el pabellón de mujeres, donde [i]Nikki[/i], una mujer que González Torres aseguró fue ayudada a escapar del nosocomio y recapturada por el mismo personal, habló frente a las cámaras y micrófonos. [i]Nikki[/i], quien dijo tener trastorno bipolar, señaló que su escape fue “por mis pistolas”.

Fue cuestionada sobre si recibió alguna vez electroshocks, momento en el cual González Torres levantó su pulgar y en su rostro creció una sonrisa, lo mismo que en el de Analía Carrillo.

El personal tenía opiniones divididas, unos consideraban que “los cambios son buenos” y “está bien”, mientras que otros dijeron que “por el momento, son peor” y solicitaban el teléfono de los reporteros.

[b]El caso Triay Peniche[/b]

Previo al recorrido por el nosocomio, en rueda de prensa en el hotel Holiday Inn, de Mérida, González Torres se refirió al asesinato del siquiatra Felipe Triay Peniche, en la víspera de la lectura y explicación de la sentencia, tanto de culpabilidad como de no culpabilidad, que harán los jueces. La funcionaria refirió que la investigación del caso la obligó a revisar la situación del Hospital Siquiátrico de Yucatán e intervenir.

González Torres declaró que en las indagaciones del caso Triay Peniche aparecieron documentos en un casillero en los que se mostraba que dentro del Hospital Siquiátrico se realizó investigación científica, lo cual consideró altamente probable.

Expresó que el subdirector médico, de apellido Saavedra, dejó de laborar días antes del cambio en la dirección del nosocomio, el 26 de agosto. Declaró que el secretario de Salud de Yucatán, Jorge Eduardo Mendoza Mézquita, lo cambió de adscripción, pero desconoce a cuál.

Como subdirectora, indicó que llegará la médico siquiatra Lucía Isabel Cruz Valdéz, quien tiene “méritos académicos, a pesar de que no es de aquí”.

Sobre los pronunciamientos del personal inconforme, consideró que se trataría de un boicot, porque “todos vemos series de televisión, ¿quién los manda? No somos ingenuos”. Al ser cuestionada sobre si se le quiere desestabilizar, respondió “claro”.

Cuestionó la razón de que se quejen ahora y “¿por qué no se alarmaban cuando los derechos humanos se violaban?”.

Enfatizó en que “no ha habido una queja de los trabajadores”, a pesar de que varios de ellos publicaron un pronunciamiento. Indicó que los inconformes son “fantasmas”, porque no dan la cara y se esconden en el anonimato. El personal molesto declaró a La Jornada Maya que no dan sus nombres por temor a represalias.

González Torres reiteró su apertura al debate para evitar conflictos en el nosocomio.


Lo más reciente

Sheinbaum pide a diputados de Morena atajar calumnias en su contra por el Metro

En sesión plenaria, López Hernández reiteró dejar a "la suerte elección" de consejeros del INE

La Jornada

Sheinbaum pide a diputados de Morena atajar calumnias en su contra por el Metro

Expropia la federación cinco terrenos más para el tramo 6 del Tren Maya

Son declarados ''de utilidad pública'' y se ordenó la ocupación temporal de esas tierras

Miguel Améndola

Expropia la federación cinco terrenos más para el tramo 6 del Tren Maya

Inaugurarán Centro de Justicia para Mujeres en 'Playa'

Dará atención integral también a Puerto Morelos, Cozumel y Tulum

La Jornada Maya

Inaugurarán Centro de Justicia para Mujeres en 'Playa'