Foto: Paul Atoine Matos
La Jornada Maya

Mérida, Yucatán
Sábado 10 de septiembre, 2016

Compartimos el comunicado emitido por el personal del Hospital Psiquiátrico Yucatán por diversas anomalías que se reportan:

Recurrimos a este medio con el fin de informar, a la sociedad en general, la situación que se está viviendo en el sistema de salud de Yucatán, especialmente en el Hospital Psiquiátrico”Yucatán”.

El Hospital Psiquiátrico es una institución que por más de 38 años ha brindado diversos servicios en el área de la salud mental a toda la península de Yucatán, y actualmente vive un proceso de desmantelamiento disfrazado de modernización.

Se han generado una serie de anomalías graves, entre las más importantes mencionamos las siguientes:

La Secretaría de salud, ha entregado el hospital al Secretariado técnico del Consejo Nacional de salud mental, quien pretende aplicar el llamado “Modelo Hidalgo” destinado únicamente para algunos pacientes (que viven asilados en los hospitales psiquiátricos), por lo cual sus beneficios no han sido debidamente avalados en los 2 hospitales a nivel nacional en que se ha aplicado. Cabe señalar que tampoco es “nuevo” como se ha publicado.

Este modelo NO se aplica en hospitales psiquiátricos como el Instituto Nacional de Psiquiatría “Dr. Ramón de la Fuente”, y el Hospital Psiquiátrico “Fray Bernardino Álvarez”, los cuales están a la vanguardia en la atención psiquiátrica y rehabilitación mental, con población semejante a la del Hospital Psiquiátrico “Yucatán”.

Si bien en sus inicios fue proyectado por algunos psiquiatras, el “Modelo Hidalgo” se dejó en manos de la Sra. Virginia González Torres, solo por ser hermana de Víctor González Torres y de Jorge Gonzales Torres, fundador del partido verde ecologista de México, y patrocinador del PRI en la candidatura del presidente Enrique Peña Nieto.

Esta persona (Virginia González Torres) sin tener una preparación médica, psicológica o psiquiátrica, de forma irresponsable ha arremetido contra el Hospital Psiquiátrico “Yucatán”, en un principio literalmente rompiendo las instalaciones del mismo, y ahora violando la ley al no respetar los lineamientos de la norma oficial mexicana 025, así como violando las garantías individuales de los pacientes, que tanto dice respetar.

Lo hace al no permitir que tengan una atención digna que les permita recuperar su salud mental.

Con órdenes verbales ha permitido que los pacientes tengan sexo entre si, en las instalaciones del propio hospital psiquiátrico, “siempre y cuando la persona lo consienta”, sin considerar que están hospitalizados porque de manera transitoria, por sus padecimientos cerebrales, no se encuentran en la capacidad de enjuiciar sus conductas, razón por la cual sus familias los llevan a un lugar donde habían recibido el cuidado que habían requerido, sin saber que ahora, la Sra. Virginia González Torres, aludiendo a los derechos humanos, les ha dado el consentimiento de llevar a cabo este y muchos otros comportamientos que los ponen en riesgo, como contraer infecciones de transmisión sexual.

La Señora Virginia Gonzales Torres junto con la nueva directora quien aún no cuenta con su título, e incluso se desconoce su curriculum profesional, no respetan las indicaciones de los médicos especialistas cuando indican cuidados en los pacientes que se encuentran en riesgo grave de suicidarse o en riesgo grave de agredirse entre ellos, con el también grave riesgo de lastimarse o incluso llegar a la muerte, justificándose en el discurso de la violación a sus derechos humanos, al darles una contención breve y una medicación sedativa.

Prácticamente el área de hospitalización de este nosocomio ha llegado a ser un caos, en donde la señora Virginia impide la aplicación de las normas nacionales de salud mental, esto es sin el conocimiento de los familiares de los usuarios, quienes los están dejando en manos de estos inexpertos directivos que están desde el 25 de agosto del 2016.

El hospital está en verdadero declive y sistemáticamente estas personas sin preparación profesional en el área, solo por tener grandes influencias están haciendo toda esta clase de atropellos, a la dignidad de las personas con trastornos mentales, como se mencionó este modelo de atención “Miguel Hidalgo”, solo sería útil para atender a una pequeña parte de la población del Hospital Psiquiátrico “Yucatán”, el cual no merece la improvisación por los riesgos que esto conlleva, dejándose a un lado los verdaderos problemas de salud pública como los trastornos depresivos y el suicidio, considerando que el Estado de Yucatán presenta altas tasas de muerte autoinflingida

Los médicos especialistas, psicólogos con maestrías en prestigiosas universidades a nivel nacional, enfermeras, Trabajadores sociales, todos gente muy preparada y experta, estamos en manos de gente no médica, que nos da órdenes para perjudicar la salud de los pacientes del hospital.

El personal sufre una serie de amenazas y amedrentamiento con el único objetivo de generar miedo y acallar las voces críticas con respecto a las decisiones que se han tomado
Se han tomado decisiones de carácter técnico y administrativo por personas no preparadas, sin cédula profesional, desestimando por completo las verdaderas necesidades que en salud mental requiere la sociedad yucateca, y de los estados vecinos, considerando que es un hospital regional.

Se han cerrado las vías de negociación pertinente por parte de las autoridades de salud, refiriendo que no pueden hacer nada, y por parte de las autoridades nuevas amenazando con “el que no piense como ellos se va“.

Contrario a lo que se ha publicado en diversos medios, aclaramos que el hospital psiquiátrico “Yucatán”, como parte de los servicios de salud, funciona y ha funcionado bajo los lineamientos de la norma oficial mexicana NOM- 025- SSA 2 – 2014 “Para la prestación de servicios de salud mental en unidades de atención integral hospitalaria medico psiquiátrica”.

Solicitamos el apoyo de la sociedad en general y hacemos pública nuestra preocupación de que la sociedad esté siendo víctima de un despojo que afectará severamente la calidad de los servicios de salud mental en el estado y en general en toda la península de Yucatán, ya que se proyecta la desaparición del hospital Psiquiátrico “Yucatán”, sustituyéndose por villas que no contarán con todos los servicios que actualmente existen, tales como atención a los pacientes con cuadros psicóticos agudos, bipolaridad, ansiedad, así como los servicios de consulta externa como grupos terapéuticos y el PIAS (Programa Integral de Atención al Suicidio), al igual que la prohibición de la Terapia Electroconvulsiva (TEC) que ha sido útil en algunos casos, y con el cual se han salvado vidas. Cabe mencionar que este es un procedimiento médico, protocolizado, y aprobado por la comunidad científica, sin embargo la Sra. Virginia, por desconocimiento de los procedimientos médicos ha emitido juicios y comentarios públicos negativos, que atemorizan equivocadamente a la población.

También es importante mencionar que el hospital es un Hospital Escuela, en el cual se forman diversos profesionistas, como estudiantes de enfermería, psicología, trabajo social, y es sede de la residencia médica de psiquiatría, avalada por la Universidad Autónoma de Yucatán, y con el nuevo modelo que se trata de imponer, se impide la realización estas actividades académicas y de investigación, lo cual también se contrapone con los lineamientos de la citada norma 025.

Aclaramos que no estamos en contra de los cambios que beneficien y modernicen nuestro sistema de salud, siempre y cuando sean propuestas serias, y tomando en cuenta las opiniones técnicas de personal verdaderamente capacitado en el área de la salud mental a todos los niveles, tales como los Institutos Científicos, Universidad Autónoma de Yucatán, Universidad Modelo, Universidad Marista, Universidad Anáhuac, Colegios profesionales de médicos, psicólogos, psiquiatras, por lo que manifestamos nuestra propuesta de que no se aplique el modelo hidalgo, hasta ser revisado por estas instancias.

Que no mienta la Sra. Virginia González Torres a la sociedad yucateca, su plan es construir villas (albergue) y desaparecer el Hospital Psiquiátrico “Yucatán”.

Exigimos al secretario de salud nacional Dr. José Narro Robles y al Gobierno de la República encabezado por el C. Presidente: Enrique Peña Nieto en seleccionar a las personas que dirigen el Secretariado técnico del Consejo Nacional de Salud Mental, que cumplan un perfil profesional y conocimientos de la Psiquiatría Nacional, para el mejoramiento de ésta y no un retroceso.

Esperamos contar con el apoyo, valor y sentido de justicia de todos los yucatecos.

Grupo de Médicos, psicólogos, trabajo social, enfermería y administrativos en favor de la salud mental.


Lo más reciente

Asesinan a síndico de Amanalco, Edomex y a su colaborador

El cuerpo del funcionario municipal fue localizado a un costado de la carretera Luvianos-Temascaltepec

La Jornada

Asesinan a síndico de Amanalco, Edomex y a su colaborador

Tras más de dos años, declaran culpable al feminicida de Jessica González

Diego U asesinó a la joven maestra el 21 de septiembre de 2020

La Jornada Maya

Tras más de dos años, declaran culpable al feminicida de Jessica González

Arrestado el hombre que cedió su identidad al capo de la mafia Cosa Nostra

Investigadores consideran a Andrea Bonafede como uno de los más estrechos colaboradores del líder mafioso

Efe

 Arrestado el hombre que cedió su identidad al capo de la mafia Cosa Nostra

Detienen al chofer del tren que chocó en la Línea 3 del Metro de la CDMX

Fiscalía lo señala de conducción negligente; acusa quema y corte doloso de los cables

La Jornada Maya

Detienen al chofer del tren que chocó en la Línea 3 del Metro de la CDMX