Torturan policías a periodista en Kanasín

Lo amenazan y golpean por publicar cosas contra la Comandancia municipal

La Jornada Maya
Foto: Rodrigo Díaz Guzmán

Ciudad de México
Sábado 31 de diciembre, 2016

El día de ayer 30 de diciembre, el periodista Félix Bigman fue detenido arbitrariamente, torturado y amenazado por policías municipales de Kanasín, según reportes del portal de noticias ARTICLE 19.

Bigman se dirigía a cubrir un plantón de trabajadores cuando un hombre vestido de civil en motocicleta le cerró el paso y lo amenazó con "romperle la madre" por las publicaciones hechas en su contra.

Los reportes de ARTICLE 19 indican que se trata de Carlos Darío Marrufo Gorocica, colaborador del ayuntamiento, y que un grupo de aproximadamente 10 oficiales intentaron llevárselo detenido.

“Cuando me rodearon escuché que decían ‘Ese es el hijo de puta que publica cosas contra nosotros (sic)’. Me golpearon para llevarme a la Comandancia en la salida de Kanasín, casi en el Periférico de Mérida. Ahí me siguieron golpeando e insultando”, relató Bigman, quien logró enviar un mensaje de voz a Gerardo Durán, el director del medio para el que trabaja, alertándolo de la situación.

“Después de quitarme mis cosas, me obligaron a desnudarme y me metieron a una celda. Los policías me decían ‘Te vamos a romper la madre, te vamos a desaparecer, nadie va a saber de ti (sic)’. De repente llegó el comandante Jose Luis Cihpol. Le pedí que me explicara por qué me estaban tratando de esa manera. A pesar de ver las condiciones en las que estaba solo me miró, se dio la vuelta y se fue”.

Afortunadamente, Gerardo Durán logró escuchar el mensaje de auxilio del periodista, por lo que acudió a la comandancia a liberarlo. Cuando llegó al lugar, al cuestionar la detención, el oficial a cargo respondió: “Lo que pasa es que este hijo de puta está pasado de huevos pero le vamos a romper la madre (sic)”.

Formalmente, los oficiales intentaron fundamentar la detención arbitraria de Bigman diciendo que había provocado lesiones a la persona en motocicleta que lo amenazó al inicio del episodio. Ante estas acusaciones, el periodista niega rotundamente haber lastimado de alguna manera a esta persona.

Aproximadamente a las 13:00 horas el periodista fue liberado sin cargos.