SCJN podría destituir a alcaldes yucatecos: César Antuña

Presidentes municipales de Tekax y Seyé, en riesgo por laudos de administraciones pasadas

Óscar Rodríguez
Foto: Captura de pantalla
La Jornada Maya

Mérida, Yucatán
Domingo 9 de diciembre, 2018

Debido a laudos laborales que heredaron de las pasadas administraciones, superiores a los 40 millones de pesos, y que no se han negado a liquidar, los alcaldes de Tekax, Diego Ávila Romero, y de Seyé, Lisbeth María Cauich Puch, podrían ser destituidos por la Suprema Corte de Justicia de la Nación en el mes de enero del 2019, advirtió el presidente del tribunal de los trabajadores al servicio de estado y sus municipios César Antuña Aguilar.

En entrevista con los medios de comunicación, Antuña Aguilar aseguró que los ex presidentes que heredaron tales deudas a las actuales administraciones pueden ser sancionados por la SCJN, empero, comenta que los actuales se niegan a pagar “con el pretexto de que no hay recursos por el cambio de administración y el cierre de año”, apuntó.

Sin embargo, señaló que los laudos continúan incrementándose por los recientes cambios en la administración estatal y las municipales, que sumándole los adeudos anteriores aumentan los salarios caídos y las deudas de los ayuntamientos.

Antuña Aguilar mencionó que se encuentran endeudados por laudos poco más de 70 de los 106 municipios, por un monto total de 550 millones de pesos, entre los que se encuentran además de Tekax y Seyé los ayuntamientos de Tecoh, Motul y Hoctún, por mencionar algunos.

“El 70 por ciento de los municipios están en esta situación, que alcanzan en este momento una deuda total de 550 millones de pesos”, subrayó.

Resaltó que la resolución final será de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, para determinar si los alcaldes serían destituidos pero están en ese riesgo, además que mencionó que estos adeudos son históricos pues nunca antes se habían registrado tantos adeudos.

Los ex alcaldes, continuó, tienen la responsabilidad de cumplir, y en el caso de los ex ediles la SCJN podría definir una orden judicial por incumplimiento y a los actuales alcaldes destituirlos.

Mientras tanto, reiteró que “los laudos están creciendo, uno porque van creciendo en los sueldos caídos y porque no se ha cumplido, y las demandas por los cambios de administración”.

Finalmente, subrayó que mientras los ayuntamientos se resistan en pagar dichos laudos la deuda se incrementará, aunque reconoció que para muchos alcaldes saldar los salarios caídos representan un gran carga ya que no todos cuentan con el presupuesto.