Serenata a Mérida por sus 477 años

Participaron músicos especialistas en la trova yucateca e invitados nacionales

Katia Rejón
La Jornada Maya

Mérida, Yucatán
Lunes 7 de enero, 2019

Todavía con la presencia de algunos puestos y comensales del tradicional Mérida en Domingo en la Plaza Grande, comenzó el concierto inaugural de las celebraciones por el aniversario 477 de la ciudad Tributo a Mérida en el que participaron músicos especialistas en la trova yucateca e invitados nacionales bajo la dirección del arreglista musical Omar Guzmán, y la producción de Jorge Buenfil este 7 de enero a partir de las 20 horas en punto.

La pieza de apertura fue el mambo ¿Quién será? de Pablo Beltrán y Luis Demetrio. El público se fue acomodando en las sillas puestas sobre una de las calles aledañas a la plaza principal; y al llenarse, se acomodaron en la periferia del concierto.

“Hoy es su cumpleaños. Dicen que cumple 477 años pero no tiene edad y aunque no se le pueden ver las canas de luz bañando el adoquín, es de una juventud ancestral (...) Pero hoy es muy moderna, ya publicó en su estado ¿a qué hora es la serenata?”, con estas palabras recibió Jorge Buenfil a los asistentes del concierto.

La primera invitada especial fue Alicia González quien interpretó A mi novia de Pastor Cervera, una canción escrita especialmente para la ciudad, para seguir con la balada Fuiste. La cantante finalizó su participación con un dueto con Rodrigo de la Cadena, el siguiente intérprete.

Aunque reconocían el ritmo del bambuco y la clave yucateca, y así lo bailaban algunas parejas del parque, las canciones sonaban como jazz, salsa, con tonos más vivos que románticos.

Noam Rittner comenzó su participación con un arreglo moderno de la canción Inútil de Pastor Cervera, canción que agradó al público que aplaudió la interpretación. En el concierto también cantaron Flor Amargo y Cacho Medina, antes del número final de Armando Manzanero. De último momento, Jorge Buenfil cantó Un tipo como yo de Sergio Esquivel.

“Me siento inmensamente honrado de estar en una fecha tan importante como los 477 años de existencia de Mérida”, expresó Manzanero al subir al escenario, para después cantar con Los Juglares Nunca del poeta Ricardo López Méndez y el compositor Guty Cárdenas.

“En esta calle 63 hasta la esquina de la calle 34 venía con mi abuela Rita, una señora maya hermosa, y platicamos todo en maya en el camino para oír a la retreta que se ponía en el centro”, platicó.

Cantó Despierta paloma de Coqui Navarro con su hija María Elena Manzanero “no puede haber una serenata sin esta canción”, afirmó.
Ya no me caes bien y no me gusta cómo me tratas.

El público cantó con él desde el asta bandera o mientras cenaba en uno de los puestos de la calle, los más cercanos grababan con su celular todo el escenario y la torre del reloj iluminada.