Eficacia de barreras anti talofita dependerá de los recursos: Sema

Autoridades están más preparadas para enfrentar la llegada del alga, asegura Alfredo Arellano

Joana Maldonado
Foto: Juan Manuel Valdivia
La Jornada Maya

Chetumal, Quintana Roo
Domngo 20 de enero, 2019

La Secretaría de Medio Ambiente (Sema) prevé disminuir este año los costos de adquisición de las barreras anti sargazo y eficientar su uso para prevenir la llegada de grandes cantidades a las principales playas de la entidad.

“Estamos mejor preparados que en el 2018, pero va a depender de los recursos con que se cuente para tener mayor eficacia”, señaló el titular de la dependencia, Alfredo Arellano Guillermo.

Precisó que durante 2018, se demostró que las barreras anti sargazo pueden ser efectivas siempre y cuando se manejen adecuadamente, se les dé un uso propio y una limpieza permanente del sargazo acumulado y que no funcionan cuando existen vientos fuertes, tormentas tropicales y huracanes, por lo que hay que retirarlas.

A diferencia del año pasado, las autoridades están más preparadas para enfrentar la llegada de la alga. Arellano Guillermo insistió en que les permitirá actuar con mayor rapidez. “Hay importante experiencia en empresas que pueden atender la demanda y hay mucha participación del sector privado y de academia”, sostuvo.

Admitió que el año pasado nadie disponía de estas barreras en México y las cantidades había que esperar que se fabricaran además de que desconocían cómo iban a responder. “Ahora sabemos que las barreras tienen varias funciones, la contención del sargazo, la deflexión y el arrastre porque también puede usarse de esa forma, a través de esos mecanismos hemos visto su funcionalidad”, precisó.

Afirmó que no solo en Quintana Roo se presenta este fenómeno y que en todo el Caribe se aprende sobre cómo atenderlo. Incluso la entidad se ha convertido en referencia de investigadores de otros países por el desarrollo de las prácticas para prevenir y reducir el impacto de su arribo.

Informó que han tenido buena respuesta del gobierno federal en cuanto a atender esta problemática para que se involucren más tanto operativa como financieramente. “Esperamos que en el transcurso de esta y la próxima semana tengamos información de disponibilidad de recursos y montos a ejercer”, precisó.

Asimismo consideró que no se puede anticipar cómo será este año dado que han basado la información en la que genera la Universidad de Florida con información de la NASA que anticipa un mes las llegadas masivas o menores, pero a una escala regional sin detalle a donde llegará y otra fuente es la de la Universidad de Galveston que monitorea masas cercanas a las costas de Quintana Roo pero tampoco tienen detalle de la escalas y no identifica pequeñas cantidades.

“No hay un modelo que permita decir a qué playa, podemos tener ideas del arribo por zonas pero no con certeza ante un cambio de vientos que son determinantes (…) Hay muchos variantes que se deben tener”, concluyó.