Desmonte de selva que hacen ejidatarios y menonitas en Los Chenes es ilegal: Semarnat

Delegación estatal de Profepa mantiene puertas cerradas a los medios de comunicación

Hubert Carrera Palí
Foto: Fernando Eloy
La Jornada Maya

San Francisco de Campeche
Domingo 10 de marzo, 2019

La Secretaría del Medio Ambiente y Recursos Naturales del gobierno federal (Semarnat) reveló que no existen permisos para cambio de uso de suelo en la región de Los Chenes, por lo que el desmonte que realizan ejidatarios y menonitas actualmente en esa zona es ilegal y debe ser castigado con todo el peso de la ley, manifestó Dora Hilda Cano Castilla, encargada del despacho de esa dependencia, quien destacó que desde el pasado inicio de fin de semana la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa) atendió la queja de quienes están en contra de esta devastación y desplazó inspectores apoyados con elementos de la Gendarmería Nacional.

La funcionaria especificó que la Semarnat no otorga permisos de cambio de uso de suelo en la región chenera desde hace dos años, por lo que toda acción que se esté llevando a cabo en sentido opuesto podría traer consecuencias legales importantes para los responsables.

Amplió que toca a la Profepa investigar las denuncias, para luego levantar las carpetas respectivas y turnarlas ante la Fiscalía General de la República (FGR).

Elefante blanco

Por su parte, la delegación estatal de la Profepa, a cargo de Ramón Rosado Flores, mantiene puertas cerradas a los medios informativos alegando que cualquier tipo de información primero la deberán autorizar las oficinas centrales de la Ciudad de México.

Sin embargo Abelardo Briceño Montoy, ex comisario ejidal de Iturbide, confirmó que el pasado viernes inspectores de la Profepa, custodiados fuertemente por un convoy de elementos de la Guardia Nacional, se introdujo a los lugares en donde se está llevando a cabo el desmonte de selva y vestigios arqueológicos mayas.

Comentó que toca a la Profepa realizar la inspección, clausura y elaborar expedientes para turnarlos a la FGR, que debe aplicar las sanciones respectivas, que pueden ser económicas y hasta la privación de la libertad, de acuerdo al daño que se le cause a la flora y fauna.

Cese a ecocidio

Por su parte, el diputado chenero Emilio Lara Calderón exigió que cese inmediatamente el ecocidio y que las dependencias federales involucradas, como la Profepa y la FGR, se pongan a trabajar, ante el peligro de la devastación de más de 6 mil hectáreas de selva.

Exigió asimismo se aplique todo el peso de la ley contra quienes por años se han encargado de arrasar con cientos de hectáreas que representan el patrimonio de los campesinos mayas de Los Chenes.

Exigió a la Profepa y la FGR que informen de las acciones legales emprendidas contra los taladores de monte, que tienen nombre y apellido, ante la FGR y se rinda un informe del estatus que guardan las carpetas de investigación correspondientes al desmonte ilegal que llevaron a cabo comuneros y menonitas el año pasado, en más de 2 mil hectáreas de selva.

Al respecto, admitió que existe molestia entre los ejidatarios de Iturbide debido a que la autoridad no ha actuado y aplicado la ley por la devastación de selva, pero tampoco debe ser causa para que sigan destruyendo el patrimonio natural y cultural que es la selva y los vestigios mayas que existen en esa la región.

Por lo pronto, la Gendarmería Nacional se encargará de evitar que continúe la devastación, en tanto inspectores de la Profepa realizan las pesquisas correspondientes para identificar a los responsables de este ecocidio.