Insta AMLO a "no rendirse", ni siquiera ante Hacienda

Hay que ser "perseverantes, tercos" en la lucha por la justicia

Alonso Urrutia y Alma E. Muñoz
Foto: Guillermo Sologuren
La Jornada Maya

Ciudad de México
Miércoles 22 de mayo, 2019

El presidente Andrés Manuel López Obrador, pidió hoy "no rendirse" ni siquiera ante una secretaría como la de Hacienda, en un aparente mensaje tácito a Germán Martínez Cázares, quien renunció en la víspera al Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) en un abierto choque con esa dependencia.

Cuando está de por medio la lucha por la justicia y el bienestar del pueblo hay que ser “perseverantes, tercos, no rendirse a las causas que uno defiende. ¡Qué me voy a dejar vencer por lo que dice una Secretaría, aunque se trate de Hacienda!”, expresó en su conferencia diaria.

Los comentarios de López Obrador surgieron en respuesta a preguntas sobre la dimisión de Martínez Cázares. "Prohibido rendirse", agregó.

Recordó que él mismo resistió el desafuero y que le "robaran" la elección presidencial de 2006. Dijo que a esos episodios siguió "una guerra sucia" para desacreditar a su movimiento.

Si no hubiera sido perserverante seguirían “los conservadores robando", agregó el mandatario. "Pero ¿qué? A la primera decir ‘está muy dificil, qué barbaridad, así no podemos. Ya me voy..."

Y con esas preguntas que dejó en el aire, López Obrador dio por concluida la conferencia.

"Quisieron chantajearnos"

En sus respuestas, López Obrador se extendió en la situación del sector salud y su situación financiera. Dijo que una empresa farmacéutica, que "controlaba todo el medicamento para los enfermos de sida", ejerció presión en defensa de sus ventas, "al punto que quisieron chantajearnos para que mantuviéramos la compra de medicamentos a ellos".

Pero anticipó que no van a permitir corrupción ni chantajes. Ofreció que el sistema de salud va a mejorar mucho para derechohabientes del IMSS y el ISSSTE.

"Mucha corrupción fue lo que heredaron los gobiernos pasados. Sería bueno que se investigara a los políticos y medios de comunicación que vendían medicinas. No sólo eso, sino falta de instalaciones, la atención de enfermos en pasillos porque no terminaron las obras o las dejaron abandonadas.

"Estamos hablando de cientos de hospitales inconclusos. Vamos a sacar adelante al IMSS y al ISSTE y se va a crear el Instituto de la Salud para el Bienestar, que va a atender a población que no es derechohabiente, donde va a dar atención médica y medicamentos gratuitos, porque atenderá a los más pobres", agregó el presidente.

"Puede haber diferencias entre Hacienda y el IMSS, el ISSSTE y la Secretaria de Salud, pero hay una decisión tomada y se va a cumplir, que se haga realidad el derecho del pueblo a la salud", subrayó.

Lamento la renuncia (de Martínez), pero el plan continúa, dijo López Obrador.

Ni "subordinados ni peleles"

Al ser cuestionado sobre las críticas de Martínez a Hacienda, el mandatario dijo que su gobierno es de hombres y mujeres libres, que actúan con criterio propio, no son "subordinados ni peleles". Por ello ratificó su postura de respeto al ex director del IMSS.

Ante la pregunta de las deficiencias en el servicio en las clínicas del IMSS, lo atribuyó a la crisis de gobierno que le heredaron "los que se dedicaban a saqueara a robar en el periodo neoliberal, pero se va a lograr el renacimiento de México".

-¿Qué opina de que Martínez cuestionó que los recortes son inhumanos?

-Que respeto su punto de vista, pero no lo comparto -respondió el mandatario.

Señaló que no se va a pelear con Martínez. Reconoció que cambiar el sistema de salud para lograr mayor eficiencia es una cuestión prioritaria. Subrayó que en el sector salud y en especial en el Seguro Popular no hay medicamentos, no hay médicos.

Refirió que entre las empresas que vendían medicamentos al IMSS había una que sólo tenía un solo trabajador inscrito en el IMSS.

Precisó que no ha podido platicar con el secretario de Hacienda, Carlos Urzúa, sobre los cuestionamientos de Martínez, porque estuvo de gira este martes para visitar dos pozos petroleros que han comenzado operación con una producción de 3 mil 200 barriles diarios.

Esta información, criticó, no aparece en los medios, pero si crece la producción a este ritmo, se podrá alcanzar la meta de que al final del sexenio se produzcan 2.4 millones de barriles diarios, lo que favorecerá el financiamiento posterior de otros proyectos productivos.

Anunció que se mantendrá el apoyo prioritario a Petróleos Mexicanos hasta el año 2021 para mejorar su situación.