Cerca de 277 mil yucatecos habitan en condiciones de hacinamiento: Sedatu

Gobierno anterior dejó más de cinco millones de casas deshabitadas y a 75 millones de mexicanos sin casa, indicó

Texto y fotos: Abraham Bote
La Jornada Maya

Mérida, Yucatán
Sábado 15 de junio, 2019

En Yucatán la tercera parte de la población vive en casas que presentan carencias de algún servicio básico, cerca de 277 mil yucatecos habitan en condiciones de hacinamiento, además, de acuerdo con el Inegi, uno de de cada cinco yucatecos tiene que destinar 60 minutos de su tiempo para trasladarse desde su casa al trabajo, colocando al estado sólo después de Ciudad de México, el Estado de México y Nuevo León, en esta problemática, sentenció el titular federal de la Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (Sedatu), Román Meyer Falcón.

El actual modelo de vivienda lejos de responder a las necesidades de la ciudadanía, dejó más de cinco millones de casas deshabitadas, muchas de ellas abandonadas: una demanda real de vivienda sin haber sido atendida, agregó.

Por eso, con el fin de responder correctamente con esta demanda latente y acabar con la pobreza en materia de vivienda, este 15 de junio el gobierno de Yucatán firmó un convenio de coordinación entre el gobierno federal, con la Comisión Nacional de Vivienda (Conavi) y los municipios del estado para establecer el “Programa de Vivienda Social 2019”, en el cual se destinarán 900 millones de pesos, 300 otorgados por el gobierno de Yucatán, otros 300 por los municipios, y el resto por el gobierno federal, para implementar acciones de vivienda y combatir este flagelo social.

De acuerdo con el último corte del Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval), expuesto por Meyer Falcón, prácticamente la mitad de las viviendas en todo el país presentan algún tipo de rezago, ya sea que se requiere una nueva , necesitan mejoras o ampliaciones.

El funcionario precisó que las políticas implementadas no sólo no resolvieron el rezago que existía, sino que ampliaron las brechas de desigualdad, dejando a 75 millones de mexicanos fuera de los mercados formales para comprar una vivienda debido a sus bajos ingresos.

Los apoyos de vivienda, agregó, no iban a las regiones del país con mayores necesidades, por ejemplo en Chiapas, Tabasco, o Guerrero, se otorgaron apoyos que cubrían apenas la décima parte de la demanda, mientras que en otras entidades, entregaron hasta ocho veces más apoyos de los que eran necesarios.

Soluciones

Para cambiar esta realidad, Meyer Falcón indicó que hay que dejar de ver a la vivienda como un producto comercial, y verla como un lugar donde comienza a construirse un mejor futuro para las personas y por eso resaltó este convenio de colaboración entre los tres órdenes de gobierno, ya que las nuevas políticas del gobierno federal, en materia de vivienda busca garantizar el derecho a una vivienda en un hábitat adecuado.

En el estado, debido a que siete de cada 10 casas son autoproducidas, implementarán acciones que favorezcan la producción social de vivienda asistida.

Edna Vega Rangel, titular de la Comisión Nacional de Vivienda (Conavi), destacó la importancia de este evento por la suma de esfuerzos de los niveles de gobierno, y calificó este convenio como uno de los más importantes firmados en materia de vivienda, y destacó que Yucatán ha sido el único estado del país que ha destinado más recursos en esta materia.

Con lo que esperan que más estados copien el ejemplo de Yucatán y aporten recursos para mejorarla vivienda de sus entidades. "No podemos continuar en una lógica de subsidio de manera indiscriminada, sino solo sumando voluntades, recursos, coordinando una política en beneficio de la ciudadanía".

Avances en apoyos

Asimismo, detalló que antes que se consolide este acuerdo este día, han estado trabajando para que se materialice; pues ya está en un 72 por ciento de avance la aprobación del recurso de los 300 millones de pesos por parte del gobierno federal, lo que significa la aprobación de más de ocho mil acciones de mejoramiento y ampliación, unos 200 millones de pesos.

Después de esta firma, Mauricio Vila Dosal, gobernador de Yucatán, dijo que toca "hacer las cosas diferentes", que los apoyos le lleguen a la gente que de verdad lo necesite, reconoció que en administraciones anteriores no daban los apoyos a la gente que realmente lo necesitaba. "Se pagaba lealtades, favores políticos".

Desde que inició su administración a la fecha, ya censaron a 500 mil viviendas en Yucatán para determinar a las personas que realmente necesitan ayuda y asi los apoyos no se repartan por cuestiones políticas.