Mil 450 asesinadas en Edomex tras cuatro años de alerta de género

Sólo se han dictado 90 sentencias por feminicidio

I. Dávila y J. Salinas
Foto: Javier Salinas Cesáreo
La Jornada Maya

Ciudad de México
Viernes 2 de agosto, 2019

Cuatro años después de que se emitió la alerta por violencia de género en 11 municipios del estado de México, más de mil 450 mujeres han sido asesinadas y sólo 334 casos han sido catalogados como feminicidios, de acuerdo con el secretariado ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública, lo que muestra la ineficacia de las acciones emprendidas para combatir este delito, afirmaron organismos ciudadanos defensores de los derechos humanos.

La Fiscalía General de Justicia del Estado de México (Fgjem) informó que de todas las investigaciones iniciadas del 30 de julio de 2015 a la fecha, sólo 156 han llegado a un juez y se han dictado 90 sentencias por feminicidio, todas superiores a 50 años de prisión, incluidas un par de condenas vitalicias.

Sin embargo, el Observatorio Ciudadano del Feminicidio y otras organizaciones no gubernamentales sostienen que las medidas incluidas en la declaratoria han quedado cortas y lejanas de la realidad, además de que se han visto truncadas por cambios de administraciones estatales y municipales.

María de la Luz Estrada, coordinadora del observatorio, afirmó que es imprescindible que los gobiernos asuman que la violencia de género es un problema sistémico y no casos aislados, pues de otra forma no podrán formular estrategias de seguridad y prevención.

Remarcó la necesidad de mejorar la coordinación entre los tres niveles de gobierno y que se destinen más recursos humanos y económicos para enfrentar el problema.

Externó que hace falta capacitar y sensibilizar a los servidores públicos encargados de investigar agresiones y aplicar programas de combate a la violencia de género.

De los 11 municipios donde se declaró alerta por violencia de género, en nueve los crímenes se dispararon, entre ellos Ecatepec, Chimalhuacán, Nezahualcóyotl, Chalco, Naucalpan e Ixtapaluca, que se ubican entre los 100 más peligrosos del país para las mujeres, además de Cuautitlán Izcalli, Tlalnepantla y Valle de Chalco.

En Toluca y Tultitlán se ha reportado un leve descenso en la incidencia, pero en Zumpango, Tecámac o Nicolás Romero, donde no hay alertas, las agresiones aumentaron.

En ese contexto, madres de víctimas de feminicidio denunciaron que la alerta no ha funcionado y que en las agencias del Ministerio Público se incurre en dilaciones, extravío de archivos, maltrato de los funcionarios y falta de capacitación de personal y policías en perspectiva de género.

Al participar en el conversatorio Voces Vivas, en Ecatepec, las madres denunciaron la falta de una política efectiva en el estado para atender los feminicidios, por lo que pidieron replantear la alerta de género.

Silvia Vargas Velasco, madre de María Fernanda Catalina Rico, asesinada el 18 de abril de 2014, sostuvo que los feminicidios no van a parar mientras los agentes del Ministerio Público no sepan qué es la perspectiva de género ni la debida diligencia y no sean capacitados.

Estamos furiosas no sólo con las autoridades, que no saben atender un caso de feminicidio, sino con la sociedad, que nos tacha de viejas locas que no tenemos nada que hacer por salir a exigir justicia para nuestras hijas, a quienes asesinaron, violaron o descuartizaron, expuso.

Las madres exigieron que las autoridades municipales, estatales y federales trabajen en coordinación sin distingo de partidos, pues no existe un trabajo conjunto ni protocolos para atender estos casos.