Protestan en Miguel Hidalgo, exigiendo destitución del delegado

Los inconformes piden también el cierre de un mini súper

Joana Maldonado
La Jornada Maya

Chetumal, Quintana Roo
Jueves 3 de octubre, 2019

El día de ayer, un grupo de personas cerraron el acceso de la localidad de Miguel Hidalgo en Bacalar, señalando que el delegado Roberto Moreno Castellanos amenaza y extorsiona a habitantes de origen guatemalteco que habitan en dicho poblado. Exigieron la destitución de Moreno Castellanos, una asignación justa de beneficiarios de programas sociales, un centro de salud y médico así como el cierre de un negocio.

Mayabalam, Kuchumatan y San Isidro La Laguna, son las comunidades afectadas por el cierre.

Reyna López, una de las mujeres que encabezó la movilización iniciada poco antes de las 6 horas, dijo que junto con otros habitantes de este lugar han hecho solicitud de ingreso a programas sociales como la construcción de cuartos para vivienda y la construcción de un centro de salud y asignación de un médico, pero que ésta no ha avanzado.

“Entregamos la solicitud (de convertir la casa a centro de salud) pero no hay respuesta porque hay gente que tiene más labios, pero nunca me hacen caso, yo gestioné y me hicieron a un lado, por eso tenemos el valor de estar aquí y exigir, hay muchos niños enfermos y no hay doctor, todo el pueblo lo exige y hay firmas donde queremos la destitución del delegado”, dijo.

La mujer añadió que recabaron 191 firmas para solicitar, ante el Ayuntamiento de Bacalar, encabezado por Alexander Zetina Aguiluz, la destitución del delegado, pero ha hecho caso omiso.

Afirmó que muchas personas tienen miedo de las amenazas del delegado ejidal quien les ha advertido que “si hacen escándalo” los van a sacar del poblado y les van a quitar sus terrenos, y a cambio además les pide 18 mil pesos.

Acusó también ser víctimas de discriminación por ser originarios de Guatemala aunque cuentan con su carta de naturalización en México.

Otra de las afectadas, Guadalupe Vargas Borges, acusó al delegado directamente de beneficiar a personas cercanas con los apoyos del gobierno del estado y federal que llegan a la localidad.

Los inconformes piden también el cierre de un mini súper que está cerca de la casa de salud y una escuela y en donde han derivado problemas como uso de armas.