Ni partido ni defensor de factureras, revira Coparmex a López Obrador

Gustavo de Hoyos niega las acusaciones del presidente sobre la protección a empresas fraudulentas

Texto y foto: Susana González
La Jornada Maya

Ciudad de México
Miércoles 16 de octubre, 2019

El presidente de la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex), Gustavo de Hoyos, rechazó las acusaciones del presidente Andrés Manuel López Obrador de que el organismo protege a las empresas que emiten facturas falsas y actúa como partido político.

"Es absolutamente falso lo dicho esta mañana por el presidente Andrés Manuel López Obrador de que la Coparmex apoya a las empresas factureras", sostuvo el dirigente patronal, entrevistado tras presidir las reuniones mensuales del organismo.

La Coparmex suele tener invitados externos en algunas de sus reuniones. Esta vez asistieron el presidente del Partido de la Revolución Democrática (PRD), Ángel Ávila y los líderes de la corriente Nueva Izquierda del partido, Jesús Zambrano y Jesús Ortega.

De Hoyos reiteró que la Coparmex apoya el esfuerzo del gobierno federal contra las empresas factureras, pero acotó que tal como fue aprobada la iniciativa hay un riesgo latente para los contribuyentes y se vulneran sus derechos de seguridad jurídica y defensa.

"Es un despropósito que por perseguir a estos delincuentes fiscales se vulnere la tranquilidad de las empresas por un error, omisión o interpretación inadecuada", dijo.

Impugnaciones

El líder empresarial advirtió que Coparmex buscará que partidos políticos interpongan una acción de inconstitucionalidad ante la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) contra las reformas aprobadas y recurrirá a la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) para que analice la posibilidad de impugnarlas, independientemente de que cada empresa pueda ampararse de manera individual.

"Sólamente un dictador, sólamente un gobernante despótico puede negarle a los ciudadanos el derecho de legítima defensa conforme las leyes... Nadie puede señalar que hay un sabotaje legal cuando se recurre a las instituciones establecidas por el propio orden jurídico. Ni el señalamiento de un presidente ni la acción de un funcionario va a amendrentar a la Coparmex", aseveró el dirigente empresarial.

La Coparmex no fue el único organismo empresarial que criticó la iniciativa aprobada, pero si fue el único señalado por el presidente en su conferencia mañanera.
Al respecto, De Hoyos dijo: "Yo espero que no sea ninguna obsesión o fijación" y aseguró que el sindicato patronal tiene una relación cotidiana y fluida con la mayoría de los funcionarios del gobierno federal.

No acepta censura del presidente ni de nadie

Sobre el señalamiento presidencial de que la Coparmex actúa como partido político, De Hoyos dijo que es una organización apartidista, pero no por ello renunciará jamás a su derecho de interesarse en asuntos públicos.

La Coparmex, dijo, "no acepta del presidente ni de nadie la censura", por lo que criticará cada una de las posturas del gobierno federal y las de estados y municipios, "o apoyarlas si las merecen".

"Yo quiero decir al presidente López Obrador que no se confunda y no mienta. La Coparmex es una institución que tiene 90 años impulsando los principios de la democracia laboral, de la economía de mercado y la responsabilidad social empresarial", puntualizó.