Se acabó la "burocracia dorada" en el INE, advierte López Obrador

"Ahí se están quejando algunos que estaban mal acostumbrados", señaló el Presidente

Néstor Jiménez
Foto: Cuartoscuro
La Jornada Maya

Ciudad de México
Sábado 23 de noviembre, 2019


El presidente Andrés Manuel López Obrador sostuvo que “lo quieran o no”, se acabó la “burocracia dorada” en el Instituto Nacional Electoral (INE), y señaló que los recursos que se usaban en el gobierno para privilegios ahora son dinero del pueblo. También, mandó un mensaje a quienes caen en la “politiquería”, a quienes dijo que ese perfil ya no sirve en el país.

En Chilapa de Álvarez, Guerrero, durante un encuentro con pobladores náhuatl, mixtecos, tlapenecos y afroamexicanos, el Presidente indicó que es justicia laboral bajar los sueldos de los de arriba para subir el sueldo de los de abajo y, tras defender nuevamente la asignación presupuestal para programas sociales para 2020, agregó que antes había sueldos muy elevados en el gobierno.

“Ahí se están quejando algunos que estaban mal acostumbrados: los del INE, ganaban 200, 300 mil pesos mensuales, ya eso se terminó, lo quieran o no lo quieran, esa burocracia dorada va para afuera. No puede haber gobierno rico con pueblo pobre”, señaló una vez más ante los asistentes de dichas comunidades que acudieron al Centro Coordinador de los Pueblos indígenas, en la cabecera municipal de Chilapa.

De manera previa, el gobernador de Guerrero, Héctor Astudillo -quien adelantó que en un mes podría concluirse el hospital regional en Chilapa, cuya administración podría ser asumida por el sistema IMSS Bienestar- ofreció su mensaje en medio de una mezcla de gritos y rechiflas, que se entremezclaron con gritos de apoyo y de “Guerrero, Guerrero”.

Más tarde, el presidente López Obrador recalcó que “una cosa que hace falta, que se entienda muy bien: hacer a un lado la politiquería, la grilla, esos políticos individualistas, ambiciosos, fantoches, corruptos. Ahora como ya vienen las elecciones en Guerrero andan alborotados, se van a ir al carajo”.

Insistió que el tipo de político que incurre en ello “ya no sirve, el que no le tiene amor al pueblo no sirve para nada, se va a ir pero al basurero de la historia”.

También, tras presumir las acciones en Oaxaca para entregar recursos de manera directa a las comunidades para la realización de obras, recalcó que en dichas regiones oaxaqueñas, las autoridades nombradas por usos y costumbres no cobran, sino que dan servicio y tequio, por lo que dicho modelo no se puede implementar en todo el país.

Antes, representantes de las comunidades originarias en Guerrero entregaron un pliego petitorio al Presidente producto de un acuerdo en una asamblea de autoridades realizada el viernes pasado, en la que acordaron solicitar carreteras, ampliación de caminos y entrega de fertilizante oportuna, así como la sugerencia de un recurso mensual para que las autoridades comunitarias puedan desempeñar mejor su función.

A su llegada y en en medio de gritos de “Chilapa, Chilapa”, y “Obrador, Obrador”, los hombres tigre ofrecieron una danza y una ceremonia tradicional al Presidente, misma que se realiza para que haya abundante lluvia para las cosechas, en la que una de las integrantes de esta comunidad agradeció al mandatario su visita: “Lo queremos mucho, bastante”. Al acto también acudió el director del Instituto Nacional de Pueblos Indígenas, Adelfo Regino.

López Obrador reiteró su compromiso de encontrar a los 43 normalistas de Ayotzinapa y conocer la verdad para que haya justicia, y “nos quitemos ese agravio que dolió tanto a los guerrerenses y los mexicanos”.