Karen Espíndola estuvo en bar el tiempo que se le creyó desaparecida

GCDMX activó protocolos de búsqueda ante la presión para localizarla que recibió en redes sociales

Elba Mónica Bravo
Foto: tomada de un video
La Jornada Maya

Ciudad de México
Jueves 5 de diciembre, 2019

La presunta desaparición de Laura Karen Espíndola Fabián movilizó al Gobierno de la Ciudad de México y a estados de la República al activarse todos los protocolos en su búsqueda, luego de que la mujer, de 30 años, avisó a su mamá minutos antes de las nueve de la noche del martes que el chofer de un taxi que abordó en las inmediaciones de la estación General Anaya del Sistema de Transporte Colectivo Metro se veía "sospechoso y raro".

Su mamá respondió el mensaje, vía WhatsApp, que se bajara del vehículo, pero ya no recibió respuesta ni se supo nada de Laura Karen, quien reapareció minutos antes del mediodía de ayer.

Llegó sola, por su propio pie y a bordo de otro taxi con cromática rosa con blanco, pero sin su bolsa y teléfono.

Sin embargo, por la noche, fuentes ministeriales difundieron un video de un restaurante bar con razón social Kali, ubicado en Villa Coapa, cercano al domicilio de sus padres, en el que se observa a Laura Karen, donde supuestamente permaneció desde las 16:30 de la tarde del martes hasta las 2:30 de la madrugada del miércoles.

Casi al medio día de ayer, momentos después de que reapareció, la procuradora capitalina, Ernestina Godoy, dijo en entrevista que “prácticamente todo el gobierno entró en acción" cuando se conoció a través de redes sociales la petición de ayuda de su hermano Daniel y tras acudir a la procuraduría para denunciar su desaparición.

Tras la reinauguración de la Agencia 2 de la Fiscalía Central de Investigación para la Atención de Delitos Sexuales, la procuradora comentó que el caso de la mujer fue tema principal del gabinete de seguridad, con lo que la primera comunicación oficial de la desaparición se conoció a las 7:43 de la mañana por la jefa de Gobierno, Claudia Sheinbaum, quien publicó en su cuenta de Twitter que estaba "muy pendiente y atenta".

La procuradora prefirió no especificar si la desaparición de Laura Karen fue un secuestro, robo o algún otro delito, y dijo ser respetuosa de los tiempos de la mujer para que presente su declaración.

Familiares de la joven, consultados por este diario, refirieron que la mujer regresó a casa en "estado de choque, sin querer hablar y con múltiples golpes", algunos de ellos, aseguraron, en la espalda, con lo que presumían que había sido atacada por sujetos que habrían abordado el taxi en el que viajaba e impedido que pudiera mandar otro mensaje a su mamá y defenderse.

Personal de la Subprocuraduría de Atención a Víctimas acudió a la casa de los padres de Laura Karen, madre de tres niños, para brindarles apoyo.