Niños y adolescentes tocan la campana tras liberarse del cáncer, en Chetumal

"Cada quien tiene una historia diferente": Encarnación Jiménez

Texto y fotos: Joana Maldonado
La Jornada Maya

Chetumal, Quintana Roo
Viernes 20 de diciembre, 2019

El regalo de navidad más esperado llegó este viernes para cinco menores y una joven de 18 años que tocaron la campana, libres ya de leucemia aguda linfoblástica luego de pasar por tres años de hospitales, medicamentos y quimioterapias.

En la clínica del niño y adolescente con cáncer 'Eloísa Angulo McLiberty' de Chetumal, Carolina de 18 años, Joselyn de 12; Dereck de seis; Jehu de cinco; Gael y Arcángel ambos de tres años y sus familias, provenientes de diversos municipios en todo el estado se despidieron del cáncer que les aquejó en los últimos tres años.

"Cada quien tiene una historia diferente y vamos a celebrar que hoy tienen un final feliz", dijo la hematóloga pediatra Asunción Encarnación Jiménez, responsable de la clínica que se ubica a un costado del Hospital General del Chetumal en donde los menores y sus familias se congregaron para celebrar este gran acontecimiento.



Muchos dejaron sus casas, sus empleos, a otros hijos y hoy cierran este ciclo, al menos de temporalmente pues deberán acudir mensualmente a revisión durante los próximos 10 años.

La médico hematóloga refirió que se celebra este toque de campana que significa que el niño se liberó del cáncer.

"Es una celebración especial para el niño y niña, sus familias y nosotros porque significa que tuvimos un resultado de tratamiento positivo y se devuelve sano a la sociedad. Hay un niño que requirió tratamiento con trasplante y solicitamos apoyo al Hospital Universitario de Monterrey cerca de ocho meses estuvo allá con su familia y regresó sano", dijo.



Los niños estuvieron en hospitalización, con quimioterapias y medicamentos durante tres años en promedio cada uno.

Este hospital atiende unos 60 niños, niñas y adolescentes a la fecha y presenta un 63 por ciento de casos de sobrevivencia mientras que la incidencia nacional es de 122 casos de cáncer por cada 100 mil niños entre 0 y 14 años.

Este año se sumaron otros seis niños al toque de campana, este es el tercer grupo que lo hace.



La encargada de la clínica dijo que este año se padeció el desabasto de medicamentos, derivado de un problema a nivel nacional pero afortunadamente ningún menor se quedó sin quimioterapia.

"Gracias al apoyo del gobierno del estado y las instituciones que nos apoyan como Casa de la Amistad, DIF y otros, ninguno ha tenido omisiones por la quimioterapia, solo retrasos pero se mandó a comprar medicamento al extranjero y ninguno se quedó", expresó.

Este año se registraron 20 nuevos casos y cuatro decesos. Según la especialista, la mayoría de niños con cáncer no se mueren por la enfermedad sino por complicaciones, sobre todo infecciosas.