Rechazo palestino a plan de paz de Trump; "clara ventaja a Israel"

Abbas: "es un disparate; no nos arrodillaremos ni rendiremos"

Ap, Afp, Reuters y Sputnik
Foto: Ap
La Jornada Maya

Ramalá, Palestina
Miércoles 29 de enero, 2020

La Autoridad Nacional Palestina (ANP), Irán y Jordania rechazaron ayer por separado la iniciativa del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, que plantea a Jerusalén como capital de Israel y legalizaría las colonias judías en los territorios palestinos.

La Organización de Naciones Unidas indicó que sigue comprometida con una solución al conflicto israelí-palestino que tome en cuenta las fronteras anteriores a 1967 y en apego a las resoluciones del organismo mundial.

"La postura de Naciones Unidas sobre la solución de dos estados ha sido definida, a lo largo de los años, por las resoluciones pertinentes del Consejo de Seguridad y de la Asamblea General", afirmó en un comunicado el portavoz Stéphane Dujarric.

“Después de los disparates que escuchamos este martes, le decimos mil veces no al ‘acuerdo del siglo’”, sostuvo el presidente palestino, Mahmoud Abbas, en rueda de prensa celebrada en la ciudad cisjordana de Ramalá, donde tiene su sede la ANP.

Agregó que los palestinos siguen comprometidos a terminar con la ocupación israelí y a establecer un Estado con Jerusalén oriental como capital.

"No nos arrodillaremos y no nos rendiremos", advirtió Abbas, y agregó que los palestinos se opondrán al plan "por medios pacíficos".

Hamas, el grupo islámico que gobierna la franja de Gaza, rechazó las "conspiraciones" de las que hablan Estados Unidos e Israel, y dijo que "todas las opciones están abiertas".

"Rechazamos el plan. No aceptamos ningún sustituto de Jerusalén como capital del Estado palestino", señaló a su vez el representante de Hamas, Jalil al Hayya, mientras participaba en una de varias protestas que estallaron en la franja de Gaza.

Los manifestantes quemaron neumáticos y fotografías de Trump y del primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu.

Abbas convocó a una reunión de emergencia con otras facciones palestinas, incluida Hamas, para discutir una respuesta unificada al plan. El líder paletino rechazó el acuerdo antes de que se anunciara con el argumento de que Estados Unidos estaba irremediablemente inclinado hacia Israel.

Para el movimiento chiíta libanés Hezbolá, esta propuesta sólo es un "intento de eliminar los derechos del pueblo palestino, históricos y legítimos".

Por su parte, el principal organismo político que representa a los colonos israelíes se opuso al plan porque incluiría la formación de un Estado palestino.

Irán consideró que el "plan de paz de la vergüenza impuesto por Estados Unidos a los palestinos es la traición del siglo y está condenado al fracaso".

Para la cancillería turca, este proyecto "nacido muerto" es un "plan de ocupación destinado a matar una solución de dos estados y extorsionar territorios palestinos".

Jordania estimó que la creación de un Estado palestino independiente basado en las fronteras de 1967 es "la única vía para una paz global y duradera".

El plan de Trump se basa en una solución "de dos estados" pero concede numerosas garantías territoriales a Israel, mucho más allá de las fronteras existentes en el momento de la Guerra de los Seis Días de 1967.

"Egipto pide a las dos partes que lleven a cabo un examen atento y profundo de la visión estadunidense para lograr la paz y abrir canales de diálogo, con los auspicios de Washington para reanudar las negociaciones", con el fin de lograr una "paz justa y global" y "crear un Estado palestino independiente", de acuerdo con un comunicado del ministerio del Exterior.

Josep Borrell, jefe de la diplomacia de la Unión Europea, anunció que el bloque "estudiará y evaluará las propuestas", al tiempo que reiteró su compromiso "firme" en favor de una solución negociada y viable de dos estados.

El jefe de la diplomacia alemana, Heiko Maas, también utilizó esta fórmula de "solución negociada y viable de dos estados, aceptable para las dos partes".

Reino Unido calificó el plan de "propuesta seria" que "podría constituir un avance positivo".

Rusia abogó por "negociaciones directas" entre Israel y palestinos para llegar a un "compromiso mutuo aceptable".

Desde Washington, Netanyahu dijo estar dispuesto a "negociar la paz con los palestinos con base en el plan" de Trump.