Aumenta violencia intrafamiliar en aislamiento social, afirma OMS

Quintana Roo es una de las entidades más afectadas por el flagelo: Atenea Gómez

Carlos Águila
Foto: Rodrigo Díaz Guzmán
La Jornada Maya

Cancún, Quinana Roo
Domingo 29 de marzo, 2020

Los intentos por frenar el coronavirus podrían provocar inadvertidamente un aumento en la violencia doméstica, advirtió la Organización Mundial de la Salud (OMS), pese a que se supone que el hogar es el lugar más seguro en el que se podría estar ahora; sin embargo, para quienes sufren el flagelo, el distanciamiento social significa estar atrapado.

El fenómeno ya es una epidemia mortal, y según el organismo una de cada tres mujeres en el mundo experimenta violencia física o sexual, en su mayoría por parte de sus parejas, por lo que estar resguardados conlleva el aumento de las posibilidades de violencia intrafamiliar, advirtió Atenea Gómez Ricalde, presidente de la Comisión para la Igualdad de Género del Congreso estatal.

La diputada llamó a las autoridades encargadas de velar por la seguridad y el patrimonio de los quintanarroenses a redoblar esfuerzos para la vigilancia y atención de denuncias por hechos de ese tipo que puedan trastocar la estabilidad y tranquilidad de las familias en la entidad.

Dijo que Quintana Roo no es ajeno a hechos documentados por organizaciones como la Red Nacional de Refugios y el Consejo Ciudadano para la Seguridad y Justicia de la Ciudad de México, donde pese a tener amplio desarrollo social y económico, la violencia intrafamiliar se ha disparado a partir del distanciamiento social obligado por el coronavirus.

“Es preocupante que una medida de carácter social como mantenerse dentro de casa lleve a que la violencia intrafamiliar se incremente. En la capital del país el aumento es de 24.5 por ciento más en denuncias, sólo en los pasados 11 días; por ello, aquí en la entidad se tienen que redoblar esfuerzos pues es una de las entidades más afectadas por el flagelo en el país”, expuso la legisladora.

Expuso que la Red Nacional de Refugios –agrupación civil que apoya a mujeres víctimas de la violencia– reportó hace unos días, por medio de su representante nacional, Wendy Figueroa, que los índices de violencia dentro del hogar aumentan por la permanencia indefinida de todos dentro de las casas.

“El proceso de aislamiento también eleva las agresiones contra las mujeres en sus hogares; por eso es que se deben tomar medidas para que esto no ocurra y poner a disposición de la sociedad todos los elementos necesarios para su apoyo, pero sobre todo para evitar que esta circunstancia se genere”, expuso.

La diputada señaló que cualquier acción que conlleve evitar que se pierda la tranquilidad en los hogares no es de subestimarse y que se tienen que buscar mecanismos de convivencia para mantener la tranquilidad emocional y sicosocial, pero además se deben evitar factores que generen violencia como el consumo de alcohol.

“Está verificado que el consumo de alcohol es un factor que desata violencia intrafamiliar; por ello, creo que más allá de la polémica por no permitir la venta de bebidas alcohólicas debe considerarse como elemento de riesgo que eleva las posibilidades de actos violentos dentro de casa, y eso es precisamente lo que se debe evitar.”

En estos momentos, las víctimas de violencia que actualmente están más expuestas a sus agresores y aisladas de familiares y amigos por el distanciamiento social, deben saber que no están solas y que además del número de emergencias 911, también pueden comunicarse al Instituto Quintanarroense de la Mujer, al 800 500 95 59.

Edición: Elsa Torres