post Image

Compartir

Triunfa la derecha en Madrid; PP logra 65 escaños

Isabel Díaz Ayuso obtiene la victoria con más de 44 por ciento de los votos

El derechista Partido Popular (PP) y su candidata, Isabel Díaz Ayuso, lograron este martes una victoria contundente en las elecciones autonómicas de Madrid, al obtener más de 44 por ciento de los votos y sumar 65 escaños; 34 más que hace dos años.

Con esto lograron superar en solitario a todos los diputados de la izquierda. Sumando los diputados del PP y de la extrema derecha de Vox, el bloque de derecha tendrá 78 legisladores, nueve más que la mayoría absoluta y hasta 20 escaños más de lo que reúnen el Partido Socialista Obrero Español (PSOE), Más Madrid y Unidas Podemos (UP).

Ante este fracaso, el líder de UP, Pablo Iglesias, anunció que se retira de la política. Tras ser el candidato de su formación a gobernar Madrid, luego de renunciar a la vicepresidencia del gobierno español, Iglesias quedó en el último lugar de las preferencias del electorado.

En la batalla por el gobierno de Madrid,  no hubo sorpresas: la derecha le ganó a la izquierda y provocó una convulsión en los tres partidos que la representan. Esta derrota también confirma el cuestionamiento de una buena parte de la ciudadanía al gobierno central, del presidente socialista Pedro Sánchez.

La candidata del PP, Isabel Díaz Ayuso, cosechó 65 de los 136 escaños de la Asamblea regional, un resultado histórico y cercano a la mayoría absoluta, logró 44 por ciento de los votos, por arriba del 22 por ciento de la elección de hace dos años, con 99 por ciento del escrutinio. Obtuvo 35 escaños más que en 2019.

El ultraderechista Vox consiguió 13 diputados, con 9.12 por ciento de votos, mientras que el tripartito de la izquierda apenas obtuvo 58 escaños. Es decir, la derecha supera con 20 escaños, y casi 600 mil votos a la izquierda.

Hace sólo dos años el PSOE fue el partido más votado en Madrid, pero no pudo gobernar porque no alcanzó un acuerdo con las otras formaciones del arco parlamentario para sumar la mayoría absoluta. La participación en los comicios de Madrid alcanzó el récord histórico de 77 por ciento.

El PSOE consiguió 24 diputados, 13 menos que hace dos años, y ganó 27.31 por ciento de los votos; Más Madrid, con 24 asientos, y 16.97 por ciento de los votos se perfila como la fuerza de la izquierda que aspira a la renovación y a la hegemonía; y, en último lugar, UP y su líder, que logró 10 diputados, con apenas 7 por ciento de los votos: tres más que en los comicios del 2019, en el peor resultado en la breve historia del partido.

La derechista Ciudadanos, una formación que hace dos años logró 26 diputados, en esta ocasión no obtuvo ninguno y desapareció del parlamento regional; todos esos votantes respaldaron ahora al PP.

Con estos datos, el único gobierno posible es uno presidido por la candidata del PP, que para sacar adelante la investidura necesitaría el apoyo o la abstención de los 13 diputados de Vox, que representan a la extrema derecha populista en España, y que defiende un ideario neofascista y xenófobo.

Durante su discurso de victoria, Díaz Ayuso y el líder nacional del PP, Pablo Casado, advirtieron que con el vencimiento se “empieza una nueva etapa en la historia de España”. Ayuso también anunció que ahora gobernará “con más libertad” y que para ello aprobará cuanto antes nuevos presupuestos y proyectos legislativos en los que contempla bajar los impuestos, y proporcionar ayuda para los afectados por la crisis sanitaria causada por la pandemia del coronavirus.

Desde Vox, su candidata, Rocio Monasterio, anunció que su formación negociará el apoyo a la investidura y que en ningún caso renunciarán a sus reivindicaciones, entre las que se encuentran los recortes en políticas de igualdad.

En el bloque de la izquierda se registró un hito histórico: por primera vez en la región, el PSOE dejó de ser el partido hegemónico en favor de Más Madrid, una plataforma ciudadana que nació hace sólo cuatro años.

Iglesias renuncia

“Dejo todos mis cargos, dejo la política”, anunció Iglesias, el hasta ayer líder de UP, tras el rotundo fracaso de su candidatura a la presidencia de la Comunidad de Madrid, al situarse en el último lugar de las preferencias de los electores.

Con este anuncio se confirma la caída en picado tanto de UP como del liderazgo de Iglesias, que en las últimas elecciones más que “sumar, restaba”, y se había convertido en una figura que lastraba al crecimiento de su propia formación.

Iglesias decidió, sorpresivamente y sin consultarlo con nadie, dimitir de la vicepresidencia del gobierno español, en el que tenía la importante agenda dedicada a las políticas sociales, para presentarse como candidato en Madrid e intentar evitar que se evaporara su formación; obtuvo menos de 5 por ciento de los votos. Iglesias reconoció en su discurso que su candidatura había sido “un fracaso” y que su liderazgo ya no aporta nada a su UP: “Cuando se deja de ser útil, hay que saber retirarse”, afirmó.


Edición: Estefanía Cardeña

NOTICIAS ANTERIORES

...
14 de Mayo del 2021
Sociedad
Gobierno colombiano y el CNP iniciarán negociaciones el 16 de mayo
Leer más
...
14 de Mayo del 2021
Ciencias
China logra posar sonda espacial en Marte por primera vez
Leer más
...
14 de Mayo del 2021
Cultura
Gucci celebra 100 años con exposición
Leer más