Bravos-Astros, Serie Mundial que tardó seis décadas en gestarse

Valdez vs. Morton, mañana en la primera batalla; Houston, favorito
Foto: Ap

Freddie Freeman conectará batazos en la cita cumbre del beisbol por primera vez.

José Altuve, Carlos Correa y compañía buscan más laureles. Luis García parece haber encontrado ya la fórmula para brillar en playoffs. Los demás lanzadores de Houston se enfrentarán a Ozzie Albies, Austin Riley y a todos esos bateadores jóvenes de Atlanta. Y Dusty Baker seguirá persiguiendo una coronación en otoño como mánager.

Bravos-Astros, mucho sabor en esta Serie Mundial, en la que incluso un padre se enfrentará a su hijo. Brian Snitker es mánager de los Bravos. Su hijo Troy se desempeña como coach de bateo en Houston.

Un duelo que tardó seis décadas en gestarse confrontará a dos equipos que llegaron a militar en la Liga Nacional y que se han topado más de 700 veces, incluidas cinco series de playoffs. Tan sólo hay que recordar a Hank Aaron y Jimmy Wynn librando un derby de jonrones en el Astrodome. O a Greg Maddux, Tom Glavine y John Smoltz enfrentando a Jeff Bagwell y Craig Biggio en una noche de junio.

Astros y Bravos no se miden desde 2017. Chocarán mañana martes, en el primer juego del Clásico de Otoño, en Houston. El playball se cantará a las 19:09 horas (T.V.: ESPN, Fox Sports). Framber Valdez escalará la loma por los locales; su contrapelo será el ex astro Charlie Morton. Los Astros abren como favoritos por 3-2, de acuerdo con el sitio FanDuel.

Y hay que ser claros: hay muchos aficionados que preferirían no ver a ninguno de estos equipos a estas alturas de octubre.

Altuve, Correa, Alex Bregman y Yuli Gurriel cargarán por siempre con la etiqueta de tramposos, tras formar parte de los Astros que idearon un sistema para robar señales, en camino a la conquista de la Serie Mundial de 2017. “Creo que todos queremos demostrar la clase de jugadores que somos”, dijo Yordan Álvarez, el Jugador Más Valioso de la Serie de Campeonato de la Americana.

Los Bravos se sobrepusieron a la pérdida por lesión del dinámico jardinero Ronald Acuña Jr. en julio. Repuntaron tras languidecer con marca de 52-55 a comienzos de agosto, gracias a la ayuda que brindó Eddie Rosario, el Más Valioso de la final de la Nacional.

Aunque el plantel cambió, los sonidos e imágenes persisten. Los fanáticos en el Truist Park hacen referencia a los “tomahawks” y entonan cánticos supuestamente inspirados en etnias originarias de Estados Unidos. Atlanta no ha anunciado modificaciones, y ello seguramente llamará la atención durante la Serie Mundial.

Muchas miradas estarán puestas en Baker. Fue campeón como jugador con los Dodgers en 1981 y condujo a cinco equipos a playoffs como piloto, pero sin poder conquistar la corona.

Atlanta destronó a los angelinos para avanzar a su primera gran final desde 1999. Para los Dodgers podría ser el final de una era, ya que la agencia libre (Max Scherzer, Clayton Kershaw, Corey Seager, Kenley Jansen, Chris Taylor, entre otros) cambiaría mucho al club.

Edición: Ana Ordaz