Foto: Ap

Tom Brady logró otra proeza en su legendaria carrera y Tampa Bay se ve como un fuerte candidato para regresar al Súper Tazón.

Brady se convirtió en el primer jugador en lanzar 600 pases de touchdown en la NFL, guiando a los Bucaneros a un triunfo por 38-3 sobre los Osos de Chicago, con el que registran el mejor inicio de temporada en la historia de la franquicia luego de siete partidos. 

Los campeones defensores del Super Bowl ganaron por cuarto juego en fila, mejorando su récord a 6-1 y vengando uno de sus cinco descalabros de la campaña regular del año pasado, con Brady completando 20 de 36 pases para 211 yardas y cuatro anotaciones.

La defensiva de Tampa Bay contribuyó al limitar a una ofensiva de los Bears (3-4) en problemas a un gol de campo de Cairo Santos en el segundo periodo y con cuatro capturas del quarterback novato Justin Fields, causando dos pérdidas de balón.

Sin Antonio Brown y Rob Gronkowski por lesiones, Mike Evans tuvo un gran día por Tampa Bay al atrapar seis pases para 76 yardas y tres anotaciones, incluyendo una recepción de nueve yardas que dio a Brady su anotación 600 por aire.

Los Cardenales de Arizona, el único invicto esta campaña, lucen como un rival peligroso para Tampa. Arrollaron 31-5 a Houston para colocarse con 7-0. La fecha ocho se inicia pasado mañana, cuando Arizona reciba a los Empacadores de Aaron Rodgers (6-1).

Edición: Ana Ordaz