Aprueba Suiza uso de cápsulas 3D para suicidio asistido

El dispositivo ayuda a las personas a morir al reducir el oxígeno y llenarse de nitrógeno
Foto: Exit International

El gobierno de Suiza aprobó la legalidad del uso de las cápsulas Sarco Suicide Pod para su uso en el suicido asistido al garantizar que son un dispositivo que proporciona una muerte pacífica.

Estos dispositivos son fabricados con una impresora 3D y funcionan al reducir el oxígeno mientras se llenan de nitrógeno.

Las máquinas cumplieron los estándares considerados por las autoridades de Suiza, país donde la eutanasia es legal.

 

También te puede interesar: Javier Serrano, primera persona en recibir la eutanasia en Madrid

 

El Sarco Suicide Pod es una cápsula que no requiere del uso de sustancias controladas ni de agujas. Su funcionamiento se activa desde adentro y provoca que la persona pierda el conocimiento por lo que la muerte no conlleva pánico ni dolor.

Además, el dispositivo se puede mover al lugar que la persona elija para morir, incluso en espacios al aire libre.

Exit International desarrolló el dispositivo que tarda alrededor de 30 segundos en que la persona pierda el conocimiento.

De no usar la cápsula, las personas interesadas en recibir la eutanasia debe de recibir una intravenosa de pentobarbital sódico.

 

Nota relacionada: Juez de Colombia autoriza eutanasia para Martha