Fiscal exime a Biden, un ''anciano con mala memoria'', por retener material clasificado

''Soy un hombre mayor, y sé qué demonios estoy haciendo'', responde el presidente
Foto: Ap

El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, fue eximido este jueves por la retención de documentos clasificados, pero las conclusiones de la fiscalía suponen un duro golpe para él dado que subrayan la mala memoria del mandatario, quien busca la relección a sus 81 años.

El Departamento de Justicia ha estado investigando a Biden desde que a finales de 2022 fueron hallados en su domicilio de Delaware y en una oficina privada una veintena de documentos clasificados de la época en la que fue vicepresidente de Barack Obama (2009-2017).

El caso recuerda al del ex presidente Donald Trump (2017-2021), posible rival de Biden en las elecciones de noviembre, aunque este acabó imputado por haberse negado a devolver centenares de documentos que retenía en su mansión de Florida.

 

Los retuvo a sabiendas pero no habrá cargos

Robert Hur, fiscal especial encargado del caso de Biden, publicó este jueves el informe de sus investigaciones en el que descarta recomendar cargos contra el mandatario, aunque concluye que el demócrata retuvo intencionadamente los documentos.

"Nuestra investigación encontró pruebas de que el presidente Biden retuvo y divulgó intencionadamente materiales clasificados después de su vicepresidencia cuando era un ciudadano privado", relata el fiscal.

Entre los documentos clasificados hay material relacionado con la política de Estados Unidos hacia Afganistán y anotaciones manuscritas de Biden sobre cuestiones de seguridad nacional y temas sensibles de inteligencia.

 

Lee: Hallan documentos confidenciales en antigua oficina de Biden: ¿Qué se sabe?

 

No obstante, Hur sostiene que las pruebas recabadas no son suficientes como para considerar al mandatario culpable de un delito.

La política del Departamento de Justicia establece que el jefe de Estado no puede ser acusado mientras esté en ejercicio, pero el fiscal afirma en su informe que habría llegado "a la misma conclusión" incluso si no existiera esta limitación.

 

Pone en cuestión la memoria de Biden

Entre las casi 400 páginas de conclusiones de la investigación lo que más revuelo ha causado son las varias referencias que Hur hace sobre la mala memoria del presidente.

El fiscal comenta que Biden demostró "una memoria significativamente limitada" en los interrogatorios y que su condición en 2023 había empeorado en comparación con grabaciones que se tenían de 2017.

El mandatario, por ejemplo, no recordaba las fechas en las que ejerció como vicepresidente, habiendo olvidado tanto el año en el que comenzó como en el que concluyó ese cargo.

"No recordaba ni siquiera cuándo murió su hijo Beau", fallecido de cáncer en 2015, relata el fiscal.

Según el informe, el presidente se mostró en los interrogatorios "como un anciano con buenas intenciones y mala memoria" y el fiscal especuló incluso con la dificultad de que pudiera ser procesado en un futuro.

"Sería difícil convencer a un jurado de que debe condenar a un expresidente de más de 80 años por un delito grave que requiere de un estado mental de voluntariedad", relata.

 

''Mi memoria está bien'', responde Biden

El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, afirmó este jueves que su memoria "está bien" después de que el fiscal especial, Robert Hur, concluyera horas antes que el mandatario retuvo intencionadamente documentos clasificados de su época como vicepresidente, pero decidiera no presentar cargos en su contra.

En el documento emitido por el fiscal tras la investigación, éste aseguró que Biden mostró una "memoria significativamente limitada" durante los interrogatorios que se le hicieron en 2023.

A lo que Biden contestó en una rueda de prensa improvisada desde la Casa Blanca que su memoria se encuentra en buenas condiciones, consciente de que el factor de su edad (81 años) y sus lapsus en público podrían lastrar su reelección en los comicios presidenciales de noviembre.

"Tengo buenas intenciones, y soy un hombre mayor, y sé qué demonios estoy haciendo", añadió Biden ante la pregunta de un periodista de Fox News al respecto.

Sin embargo, parte de su argumento cayó en saco roto cuando, en un punto de esta intervención concretamente desde la sala para recepciones diplomáticas de la Casa Blanca, confundió al presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, con el de Egipto, Abdelfatah al Sisi.

 

"No infringí la ley. Y punto"

Sin embargo, en la comparecencia de este jueves, Biden insistió en su inocencia: "No infringí la ley. Y punto".

Aunque reconoció: "Asumo la responsabilidad por no haber revisado exactamente lo que mi personal estaba haciendo. Entraban y salían. Algunas cosas aparecieron en mi garaje, otras salieron...".

Hur había esgrimido que procesar a Biden debido a este caso era "injustificado según nuestra consideración de los factores agravantes y atenuantes" y detalló que las pruebas "no establecen la culpabilidad" del presidente "más allá de toda duda razonable".

Fue entonces cuando el fiscal especial hizo hincapié en la "memoria" del presidente e incluso reveló que no recordó las fechas en las que ocupó la vicepresidencia y tuvo dificultades para recordar la fecha de la muerte de su hijo Beau en 2015.

"¿Cómo demonios se atreve a plantear eso?", zanjó hoy Biden de forma vehemente.

El expresidente Donald Trump (2017-2021), precandidato republicano a las elecciones del próximo noviembre, también fue investigado por retener documentos oficiales en su mansión de Florida y fue imputado de 40 cargos ya que durante meses se negó a entregarlos.

 

Distingue de la situación de Trump

El informe también distingue la situación de Biden de la de Trump, sobre quien pesan 40 cargos penales por haberse negado a entregar centenares de documentos clasificados a los Archivos Nacionales, la institución que debe resguardar ese material.

Hur sostiene que hay "múltiples agravantes" sobre Trump, como el hecho de que "se le dieron varias oportunidades para devolver los documentos y evitar ser procesado", pero se negó a hacerlo.

Además, según la acusación de la fiscalía, el magnate neoyorquino habría ordenado también la destrucción de pruebas para obstruir la justicia.

El FBI allanó en agosto de 2022 la mansión de Mar-a-Lago de Trump en Florida para recuperar dichos documentos, mientras que los de Biden fueron hallados en noviembre y diciembre de 2022 por los abogados del presidente y entregados a las autoridades.

 

No dejes pasar:

-No sólo Biden: Otras autoridades que tenían documentos clasificados

-Trump, acusado de manejo de documentos clasificados: ¿Qué se sabe del caso?

 

Edición: Estefanía Cardeña


Lo más reciente

Descubren ofrenda que data de más de siete siglos en el Gran Basamento de Tlatelolco

En el interior se encontraron cuchillos de obsidiana, probablemente usados para sacrificios

La Jornada

Descubren ofrenda que data de más de siete siglos en el Gran Basamento de Tlatelolco

Cruz Azul y América empatan en final de ida; definirán título en el Azteca

Penal de Antuna marcó el primer tanto; Quiñones iguala el marcador

La Jornada

Cruz Azul y América empatan en final de ida; definirán título en el Azteca

Gallineta americana, amante de los humedales y cenotes

Especial: Fauna Nuestra

Ana Ramírez

Gallineta americana, amante de los humedales y cenotes

Al menos 14 muertos por incendio en un edificio en Hanói, Vietnam

El siniestro ocurrió en el distrito Cau giay

Efe

Al menos 14 muertos por incendio en un edificio en Hanói, Vietnam