Museo de Memoria LGBTQ+ abre en Guadalajara para incomodar a la sociedad

El espacio pretende contar cómo los medios de comunicación veían a la comunidad
Foto: Efe

El Museo de la Memoria LGBTQ+ abrió sus puertas en Guadalajara para mandar un mensaje de tolerancia y recordar la manera en que la población de la diversidad sexual se ha abierto un espacio en la sociedad de este país.

Este museo, primero en su tipo en México, pretende mostrar la manera en que la sociedad y los medios de comunicación promovieron y censuraron por años los estereotipos del “joto”, la “machorra” o la “vestida”, para referirse a los hombres homosexuales, las lesbianas y las personas transgénero, contó a EFE Jaime Aurelio Casillas, director del museo ubicado en Guadalajara, capital de Jalisco.

“La idea curatorial no es hablar de la militancia gay de los derechos humanos, muchos de los museos de memoria gay que hay en el mundo están enfocados en contar la historia de los activistas, este museo está para contar cómo los medios de comunicación veían a las personas trans, a las lesbianas y a los gays”, explicó.

A iniciativa de Jaime Cobián, coordinador de la organización Códise, dedicada a promover los derechos de la población LGBTTTI, Casillas analizó más de 30 mil objetos y documentos reunidos por la agrupación a lo largo de 30 años y clasificó cerca de 3 mil para hacer una primera selección de lo que querían incluir en el museo.

Debido al espacio físico de cerca de 41 metros lineales que podrían intervenir en el museo, el director eligió 171 piezas entre revistas, posters, libros, folletos y periódicos que van desde 1904 hasta 2006 divididos en cuatro salas, detalló Casillas.

 

Foto: Museo Memoria

 

Rechazo y discriminación

“Joto”, “maricón”, “cachagranizos”, “manflora”, “tortilla”, “lencha”. En un muro, el museo exhibe decenas de motes o palabras despectivas con las que los homosexuales y las lesbianas han sido llamados por la sociedad mexicana y que, en algunos casos, esas palabras se han quedado como un insulto incluso hacia quienes no forman parte de la comunidad.

Una de las salas muestra revistas desde la primera mitad del Siglo XX, algunas de ellas de corte deportivo, que mostraban a hombres desnudos en un intento de pornografía gay. Una de las que más llama la atención fue “Eva”, que estaba dedicada al público femenino, pero que quienes la compraban eran hombres.

También se muestran revistas de corte amarillista como Alarma, en las que con la crudeza de las fotos y textos homofóbicos y transfóbicos, delatan los asesinatos de odio que ocurrieron entre 1970 y 1990.

La sala dedicada al VIH es, quizás, la más significativa al mostrar cómo esta pandemia surgida a inicios de los años 80 fue consumiendo a una parte de la comunidad y cómo en México las campañas de información y prevención tardaron en llegar, en gran medida por el tabú que representaban.

Recortes de periódicos, posters y folletos provenientes de España, Francia y Alemania, dan cuenta de cómo la población LGBTTTI fue tomando conciencia de la gravedad del problema y de la necesidad de cuidarse.

El museo también toca el tema de la incidencia de este grupo de la población en la política y cómo poco a poco han ido adquiriendo derechos y visibilidad entre la población.

 

Foto: Museo Memoria

 

 

Incomodar y exigir

Casillas asegura que el museo pretende incomodar y recordarle a la sociedad y las autoridades que los derechos de las personas de la diversidad sexual no han sido satisfechos por completo, pese a que haya avances con la legalización del matrimonio igualitario y las adopciones entre personas del mismo sexo.

“La legalización del matrimonio igualitario ha facilitado la posibilidad de una vida social y pública, es importante que la gente no se quede en el espacio social, sino habitar el espacio público a exigir sus derechos. Las nuevas generaciones deben entender que lo más importante no son los activistas, si no lo que haces en tu casa, en tu trabajo y en tu vida social porque ahí pones la semilla de la visibilidad y de la exigencia de los derechos”, afirmó.

Para aprovechar las piezas ya clasificadas el museo mostrará nuevos contenidos cada determinado tiempo además de generar un proyecto de actividades culturales para reforzar los contenidos de las salas, adelantó Casillas.

También esperan generar un convenio con otras organizaciones y autoridades para poder ampliar el espacio a largo plazo.
 

 

Sigue leyendo: Archivo de la Memoria Trans, el acervo de una lucha en Argentina

 

Edición Astrid Sánchez 


Lo más reciente

Gobierno de Yucatán anuncia nuevo recinto ferial en Valladolid

Se devolverá al municipio un terreno de 40 hectáreas para la construcción

La Jornada Maya

Gobierno de Yucatán anuncia nuevo recinto ferial en Valladolid

La DEA removió a su director en México en medio de pesquisas de mala conducta

Abrieron investigación para determinar si Palmeri tenía relaciones con abogados de capos del narcotráfico

Efe

La DEA removió a su director en México en medio de pesquisas de mala conducta

Anfibium, nuevo museo del Ajolote en el Zoológico de Chapultepec

El centro tiene como objetivo crear conciencia sobre el animal, nativo de México, en peligro de extinción

Reuters

Anfibium, nuevo museo del Ajolote en el Zoológico de Chapultepec

El Parlamento alemán homenajea por primera vez a las víctimas LGBTTT del nazismo

Tuvieron que luchar mucho tiempo para que se les reconociera el calvario vivido: activistas

Afp

El Parlamento alemán homenajea por primera vez a las víctimas LGBTTT del nazismo