de

del

Arranca ruta Va y Ven, primer paso para un mejor sistema de transporte público en Mérida

Siento nervios porque mis habilidades no sean adecuadas y no pueda colocar mi bici en el 'rack'
Foto: Abraham Bote Tun

Don Chuy está alegre en su asiento del camión de la ruta periférico Va y Ven. Él vive en Santa Rosa, viste playera roja de un reconocido partido y un short de color verde. Tiene un mar de lunares por todo su rostro y unos pocos cabellos blancos. Va de regreso a su casa. Esta mañana decidió “probar” este nuevo camión para ir a Francisco de Montejo, colonia donde va a trabajar de lunes a viernes. Está feliz porque ahora ya no tendrá que ir en bicicleta hasta esta zona. Ahora podrá subir su bici, abordar el autobús y bajarse en el paradero más cercano y luego irse en bici hasta su destino. 

“No tendré que tardar horas, llegar sudado o arriesgarme a que me maje un coche. Está muy chingón este camión, ya hacía falta”, expresa el señor. 

 

Lee: Con ruta 'Va y Ven', inicia nueva era para el transporte público de Yucatán: Vila Dosal

 

Este sábado 27 de noviembre, entró en marcha la ruta de periférico Va y Ven. Se pudo observar bastante afluencia de personas en los paraderos, y dentro de los camiones, gente con alguna discapacidad con espacios privilegiados y cómodos, gente subiendo sus bicicletas para ir al trabajo o simplemente ciudadanos que ingresaron para comprobar las condiciones del servicio. 

 

Foto: Abraham Bote 

 

Alrededor de las 10:15 de la mañana llego en mi bicicleta al paradero de la colonia Los Héroes para tomar el camión de la nueva ruta Periférico Va y Ven. En el lugar también hay otras tres esperando. Un joven me ayuda a usar la aplicación para ver el recorrido de la unidad más cercana, conecta su celular en uno de los cargadores que hay en el sitio.

 

Foto: Abraham Bote 

 

Siento nervios porque mis habilidades no sean adecuadas y no pueda colocar mi bici en el rack y que, por mi torpeza, se demore la ruta. Volteo a ver si alguien más llega con su noble máquina para no ser el único en hacer esta maniobra, sin embargo, nadie aparece. Me resigno en confiar en mi destreza. “Sí lo lograré. No debe ser tan difícil”, me digo a mí mismo.

A las 10: 30 llega el camión, el chofer desciende del autobús amablemente para ayudarme a colocar mi bicicleta en uno de los únicos dos espacios que hay para las bicis, pero luce igual de confundido que su servidor. “Así debe quedar”, expresa. Todo parece estar en orden. Confió en él, pues al fin de cuentas es el encargado de manejar este gran autobús, pienso. 

Ingresamos dentro de la unidad, el conductor se dispone a iniciar el viaje, apenas me disponía a tomar mi asiento, cundo frena de golpe, cuando sólo había avanzado unos cuentos metros. “Ay se cayó tu bici, chavo”, me dice un señor que viste una playera del equipo de fútbol Las Chivas, del Guadalajara. 

En ese momento todo se detuvo: Mi medio de transporte, mi sustento. Mi pequeña. “Ya le llevó la chingada”, pensé. Lancé un suspiro enorme y bajé del autobús. Por suerte, no le pasó nada. El chofer no la había asegurado bien. “Es que tus llantas son muy delgadas, creo que por eso no agarra bien, ya he subido otras bicis y no había pasado esto”, se justifica el señor. 

 

Un cordón verde salvó mi bicicleta

De pronto, y por suerte, una amable señora saca de su bolsa negra un cordón verde. “Toma para asegurar tu nave, no se vaya a caer otra vez”, me comenta. De inmediato, le paso la cuerda al conductor quien, como pudo, amarró mi bicicleta fixie. “Ya quedó, ahora sí no se cae, de todos modos voy a ir lento”, expresa. 

De nuevo, confío en sus palabras, pero voy con temor todo el trayecto. Mi vista no se aparta de ese cordón verde que sujeta mi vida. Antes de llegar, al siguiente paradero una voz avisa: “Llegando al paradero de Cholul”. Ya en el lugar, la mujer me dice que se va a bajar aquí y que necesita de vuelta su cordón, así que ambos descendemos y me dispongo a bajar mi bici. 

 

Foto: Abraham Bote 

 

La unidad es amplia, aunque no se puede ingresar con bicicletas. Tiene aire acondicionado y asientos cómodos, lugares para ir parados también, rampas para personas con discapacidad. El descenso se hace en medio del camión. No por la puerta donde se ingresa. 

De regreso, cruzo al otro lado del periférico para esperar en el paradero interior. Estos son los que están pegados a la ciudad, mientras que los paraderos exteriores están del otro lado, en los límites de la ciudad. 

Son alrededor de las 11 de la mañana y al autobús llegó a las 11: 07, sólo esperé unos siete minutos. En esta ocasión, una mujer es la conductora, quien también desciende de la unidad para ayudarme a colocar mi bici, ella luce más capacitada que el anterior, me dice con detalle cómo y donde debe ir cada parte de mi máquina. Algo que el otro conductor no hizo. Puedo observar varias cosas que su compañero tampoco ejecutó. No hay duda: esta vez mi bicicleta no se va a caer, y así fue. 

 

Foto: Abraham Bote 

 

Mientras esto pasaba, varios conductores en sus vehículos mostraron sus molestias porque el autobús permanecía parado mientras las personas desdecían, subían y la chofer colocaba la bici en el rack. El rugir de sus motores y el irritante sonido de sus cláxones no dejaba de escucharse. Algo bastante incómodo y molesto para las y los usuarios de este nuevo sistema de transporte. Es notable la falta de empatía de muchos “cochistas”, que no pueden aguardar unos minutos para seguir su camino. 

No obstante, la conductora nunca se inmutó, ni se desesperó, tranquilamente hizo su labor y luego ingresó de nuevo a su camión. 

En esta unidad, una persona con discapacidad motriz, quien usaba un “burrito” o andador, se encontraba en el interior. En un espacio amplio para su comodidad. ¿Cómo se siente en este nuevo camión?, le pregunto.

“Me siento muy bien, es la primera vez que uso un camión que tiene todo lo necesario para personas como yo, rampas, espacios amplios para que pueda estar con mi burrito. Ojalá que así fueran todos los camiones de la ciudad”, expresó Santiago Escalante. 

Esta ruta será de gran ayuda para muchas personas, gente que tiene que ir a trabajar y ahora no tendrá que ir hasta el centro de la ciudad para tomar su camión, para ir a trabajar o a las escuelas que se encuentran cerca del Anillo Periférico. Sus recorridos serán más cortos. 

Asimismo, personas que antes no podrían ni subirse a un camión, ahora podrán hacerlo, y sin ningún problema. Pero, como codiciaron muchos usuarios, esto debe ser un primer paso para cambiar el sistema de transporte obsoleto y deficiente que impera en la ciudad desde años. Se necesitan unidades modernas, incluyentes, amigable con el medio ambiente y con una frecuencia constante. 

 

Foto: Abraham Bote 

 

Entre las complicaciones de esta ruta es que falta capacitación en algunos choferes, además, son pocos los espacios para las bicicletas. Sólo dos pueden ir en el rack de cada unidad, no se pueden ingresar dentro del camión.

Además, los automovilistas todavía no entienden que en la pirámide de la movilidad, el peatón, las bicicletas y los usuarios del transporte van de primero. Las calles y avenidas no les pertenecen. Deben entender y aprender a convivir con otras formas de movilidad. Que no toquen el claxon con desquicio sólo porque el autobús hizo una parada. 

Esperemos que vayan reflexionando con el tiempo, que más adelante haya la oportunidad de poder meter más bicis y que el servicio siga como el primer día, que no vaya disminuyendo su calidad, como muchas veces suele pasar.

 

[email protected]
 

Edición: Estefanía Cardeña 


Lo más reciente

Cultur recibe dos obras de arte hechas con colillas de El Corchito y el Museo del Meteorito

Miles de residuos fueron rescatados de los dos espacios ubicados en Progreso

La Jornada Maya

Cultur recibe dos obras de arte hechas con colillas de El Corchito y el Museo del Meteorito

Israel carece de pruebas de un vínculo UNRWA-Hamas: ONU

Marcan que el órgano tiene dificultades para mantener la neutralidad

Afp

Israel carece de pruebas de un vínculo UNRWA-Hamas: ONU

Suspendido un futbolista iraní tras abrazar a una mujer al final de un partido

También deberá pagar una multa de 3 mil millones de riales

Efe

Suspendido un futbolista iraní tras abrazar a una mujer al final de un partido

Suspende alcalde de Mérida gira por China por la muerte de un joven en el parque de La Azcorra

Alejandro Ruz ha girado instrucciones para revisar instalaciones eléctricas en espacios públicos

La Jornada Maya

Suspende alcalde de Mérida gira por China por la muerte de un joven en el parque de La Azcorra