Visita Mecsicou

Los errores de comunicación institucional, en México van directo a la burla
Foto: Captura de pantalla

Seamos honestos, ¿quién no se ha visto tentado a utilizar el traductor de Google o alguno similar para salir de un apuro alguna vez?, esas herramientas sirven precisamente para eso y vaya que son útiles y en muchos casos, se convierten en auxiliares indispensables para avanzar en el aprendizaje y dominio de algún idioma extranjero.

Pero de eso, a dejar en manos de un algoritmo computacional sin criterio alguno la traducción de los contenidos de una de las plataformas de promoción turística con mayor posicionamiento a nivel internacional -como lo es https://www.visitmexico.mx/ - hay una enorme y lamentable diferencia.

Porque eso es lo que aparentemente sucedió detrás de la última “sorpresa” que nos hemos llevado de la política -si se le puede llamar así- impulsada o cuando menos permitida por la Sectur para promocionar de manera digital los principales destinos turísticos de nuestro país, al encontrar los contenidos de esa página plagados de traducciones literales y absurdas (como ponerle “Warrior” al estado de Guerrero, “New Lion” al estado de Nuevo León, “Noble” al estado de Hidalgo, “Hidden Port” a Puerto Escondido  y “Progress” a nuestro querido puerto de Progreso).

Como muchas otras de las “anécdotas” de garrafales errores de comunicación institucional -que con demasiada frecuencia se presentan en la actual administración federal-, la respuesta inmediata hacia la noticia es la risa, el chacoteo, la burla y en general un sentimiento de pena ajena hacia la o las personas que elaboraron o permitieron que se subiera una traducción de esa naturaleza a tan prestigioso portal.

En seguida surgieron los memes, las publicaciones burlonas en redes sociales, o incluso, como en mi caso, los concursos y retos espontáneos en nuestros grupos de amigos de WhatsApp por ver quien elaboraba las traducciones más literales y absurdas de los nombres de las principales ciudades y centros turísticos mexicanos, de ahí salieron verdaderas joyas como: “Women Island”,  “Mount King”, “Black Stones”, “Little Jump”, “Cown Horn”, “Beautiful Village”, “Hot Waters”, “Victory City” o “The Peace”.

Pero una vez que ese efecto inicial se diluye, lo que se siente a continuación es un profundo sentimiento de angustia y preocupación por la falta de profesionalismo que se identifica en las instituciones e individuos responsables de articular las acciones de una industria que representa -o representaba antes de la pandemia- según un análisis el Centro de Investigación y Competitividad Turística (CICOTUR) de la Universidad Anáhuac alrededor de 8.7 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB) nacional, un monto de 14 mil 700 millones de dólares en el saldo de la balanza turística, que aporta a la economía del país 4.1 millones de empleos y activa una cadena de valor de 65 mil millones de dólares en proveeduría, erigiéndose cómo la tercera fuente de ingresos de nuestro país y de la que dependen para subsistir una enorme cantidad de familias mexicanas.

Si a esto le sumamos la reciente actualización de la alerta de viaje emitida por el departamento de estado de los Estados Unidos en dónde se recomienda a sus ciudadanos no visitar el país por riesgo de contagio de COVID-19, la extinción de Consejo de Promoción Turística de México (CPTM), la  fallida y ampliamente criticada campaña promocional turística del puerto de Acapulco –“Mom, I'm in Acapulco”-, la caída del portal https://www.visitmexico.mx/ por falta de pago a la empresa encargada de administrarlo y la falta de apoyos para los empresarios del sector afectados por la cancelación de reservaciones, el panorama luce francamente desolador y la sensación de indefensión para los profesionales del ramo se recrudece dada la ausencia de una adecuada estrategia implementada desde el gobierno central para la promoción y venta de una marca país y de la venta masiva o selectiva de los formidables destinos turísticos que hay en México.

En un contexto social en el que cada día la pregunta que surge de muchos mexicanos ya no es si su gobierno -que no cuida ni los power point que usa de material de apoyo el presidente- va a tener la capacidad de enmendar y corregir su último error, si no ¿Cuál será la metida de pata que sigue?, me queda claro y puedo concluir, que el 10 por ciento de capacidad que acompaña al 90 por ciento de honestidad, no sabe traducir.

*Juan G. Sánchez Álvarez

 Ingeniero, con posgrado en planeación, especialista en inversión pública

[email protected]

Edición: Elsa Torres


Lo más reciente

Lozoya obtiene amparo para acceso a carpeta sobre caso Odebrecht

El ex director de Pemex solicitó copia del expediente para preparar su defensa

La Jornada

Lozoya obtiene amparo para acceso a carpeta sobre caso Odebrecht

Yucatán: Constituyen la Coordinadora de Comisariados Ejidales y Comunales

Piden cambio de las instituciones agrarias y el fortalecimiento del sector

La Jornada Maya

Yucatán: Constituyen la Coordinadora de Comisariados Ejidales y Comunales

Perú: Al menos 36 muertos tras aludes por lluvias en el sur del país

Defensa Civil indicó que unas 630 casas quedaron inservibles

Ap

Perú: Al menos 36 muertos tras aludes por lluvias en el sur del país

Juicio de García Luna: Acusan a Moreira de obtener 40 mdd en esquema de corrupción

Villarreal Hernández y otros colaboradores ganaron 2.5 millones de dólares cada uno

La Jornada

Juicio de García Luna: Acusan a Moreira de obtener 40 mdd en esquema de corrupción