post Image

El búmeran de la violencia

La Resaca 2.0

Es irracional incitar y alentar la violencia, y mucho más cuando no se da la cara y se expone la integridad física de mujeres, niños, ancianos y gente del pueblo, como ha venido ocurriendo en el conflicto por la distribución de las aguas fronterizas entre México y Estados Unidos, regulada mediante un añejo tratado internacional que obliga a su cumplimiento.

La violencia es un búmeran que termina retornando a su generador, por muy escondido e impune que se considere. Nadie duda de lo peligrosa que es la violencia y más cuando procede de intereses políticos facciosos que nada tienen que ver con el derecho y las leyes, ni nacionales ni internacionales.

Los conservadores en todos los conflictos internacionales de México, tristemente, siempre han apoyado al extranjero, como ocurrió con la invasión norteamericana de 1847 en la que los ricos y poderosos, junto con la iglesia, le dieron la espalda al país. De ahí surgió un tratado de límites y distribución de las aguas fronterizas que es antecedente del que se firmó casi cien años después, en febrero de 1944 y se creó además la Comisión Internacional de Límites y Aguas para dirigir los conflictos sobre el uso y aprovechamiento de las aguas fronterizas que comprenden las cuencas de los ríos Colorado y Bravo. 

Ahora los conservadores mexicanos que se caracterizan por imitar el estilo de vida norteamericano y siempre los han visto como su modelo y sus superiores, alentaron sin dar la cara, que productores mexicanos de Chihuahua, impidan con uso de la violencia, el cumplimiento del tratado México-Estados Unidos sobre la distribución de las aguas fronterizas, sin importar las consecuencias del acto temerario que viola leyes nacionales e internacionales. 

Definitivamente nacionalistas nunca lo han sido los conservadores mexicanos. Siguen sin entender que no entienden. Viene al caso la afirmación del presidente Andrés Manuel López Obrador: “el miedo cobarde de perder privilegios los lleva a tratar de aplastar a cualquiera que atente contra sus intereses y proponga una patria para todos, una patria para el oprimido”. Y usan a los oprimidos para sabotear y desestabilizar, aunque en el fondo saben que el precio que pagarán será mayor. La ambición y la codicia sin mesura no es exclusiva de un partido, pero sí un signo de los poderosos de los gobiernos neoliberales, siempre listos para violentar el orden establecido, incluso en tratados internacionales, creyendo que su mezquindad quedará impune, como ocurría en el pasado.

En lo local

La descomposición social en Chetumal ha sido acelerada deteriorando la calidad de vida de los habitantes de la antes pacífica capital de Quintana Roo. No hay modo de ocultar la creciente pobreza, violencia , inseguridad y falta de oportunidades. Y junto con esos flagelos, el rostro brutal de la injusticia y la impunidad. Las ejecuciones comunes en el norte turístico ya han tomado asiento en el sur también: Felipe Carrillo Puerto, Bacalar y Chetumal han perdido la tranquilidad que simplemente no tiene precio. Las recientes ejecuciones en Chetumal y la desfachatez e impunidad de los autores de incendios de vehículos y casas habitación, aumentan la rabia y frustración ciudadana. Los discursos de las autoridades y sus despliegues publicitarios no pueden vencer la evidencia de los indeseables hechos. En fin, son cosas que pasan en nuestro país y en nuestro caribeño estado.

¡Hasta la próxima!

[email protected]

 

 

Edición: Gina Fierro

OPINIONES ANTERIORES

...
24 de Septiembre del 2020
La Jornada Maya
No se dejen intimidar, la consulta es inconstitucional
Leer más
...
24 de Septiembre del 2020
Normando Medina Castro
El que paga, manda
Leer más
...
24 de Septiembre del 2020
Dalila Aldana Aranda
El Caribe en la década de los océanos
Leer más
...
24 de Septiembre del 2020
Dalila Aldana Aranda
¿Cuánto cuesta un científico?
Leer más
...
24 de Septiembre del 2020
La Jornada Maya
Urgencia de mayor productividad
Leer más
...
24 de Septiembre del 2020
Julio Hernández López
Femsa, Lozano, Frena
Leer más
...
24 de Septiembre del 2020
Enrique Galván Ochoa
Jaime Cárdenas y el principio de Peter
Leer más
...
24 de Septiembre del 2020
La Jornada
Pandemia y deuda: nuevo paradigma
Leer más