José Luis Domínguez Castro
Foto: Tomada de la web
La Jornada Maya

8 de febrero, 2016

Se ha dicho con frecuencia que los periódicos y noticieros solo nos traen malas noticias. Hay medios que parecen haber nacido para ser voceros de malos augurios y otros que se han desarrollado como aves de mal agüero. Y como justificándolos, pero sin cuestionarlos, la opinión pública les pone colores: unos son azules, otros pueden ser verdes y hasta tricolores. En el peor de los casos, decimos que tal o cual medio es amarillista, cuando se esmera en darnos la nota roja, casi como garantía de éxito mediático. Los hay también aquellos que, en apariencia, no tienen color de identidad, pero están siempre listos para darnos la primicia del escándalo de algún político o de alguna artista y ser así los primeros en el destape de alguna cadena de complicidades, en torno a algún caso grave de corrupción.

Pocos son los medios que envían a sus reporteros a buscar la nota del día en algún hecho educativo o en torno a algún acontecimiento creativo. ¿Periodismo de investigación? Sí, a veces; pero, las menos, en torno a alguna experiencia humana o alguna práctica humanizadora: “Eso no es taquillero, esto no deja dinero”, les diría más de algún director o productor de radio o TV.

Y, sin embargo, el mundo se mueve, la humanidad avanza, los jóvenes de cada generación nos ofrecen a diario lecciones de renovación, de creatividad, sin que les hagamos mucho caso y, menos aún, que hagamos eco de sus logros y efectos reconstructivos. Es por eso que me he propuesto en mis colaboraciones dar cabida a esas buenas nuevas que, como a cualquier mortal, llegan hasta mis oídos, y de las que poco se sabe y, por tanto, difícilmente se difunden.

La semana pasada, por ejemplo, me enteré de un maestro normalista de educación musical, que diseñó su propia metodología de aprendizaje con niños y jóvenes de distintos niveles socioeconómicos, probando así su capacidad didáctica. Ha logrado hacer que sus pupilos sientan la música de tal manera, que se convierte en su pasión y en un camino de desarrollo y crecimiento personal. Lo mejor de todo es que sus exitosas experiencias educativas no las ha tenido en Mérida, sino en el interior del estado.

De la misma manera, un joven universitario con formación musical variada y con probada vocación de promotor cultural, al viajar al extranjero y participar en experiencias similares en lejanas latitudes, ha regresado resuelto a seguir creando y aplicando sus descubrimientos, a través de nuevos proyectos culturales a nivel comunitario, más allá de las ofertas programáticas oficialistas.

Las instituciones pueden ofrecer buenas plataformas de iniciación para generar nuevos conocimientos científicos o para difundir innovadoras tecnologías o para transmitir originales emociones estéticas. Bienvenidos sean los festivales urbanos, los premios a la innovación, los concursos institucionales y cuantas iniciativas haya para fomentar la participación de los jóvenes, pero hemos de ser conscientes de que, con o sin ellas, las actuales generaciones se saben abrir camino y son capaces de innovar, promover, generar y difundir proyectos de ciencia, tecnología, arte y humanidades.

Para muestra, algunos botones: el reciente [i]Encuentro Nacional de Colectivos Sociales[/i] (E.C.O.S.), celebrado en noviembre, que reunió a jóvenes de distintas entidades y de otros países ocupados en la promoción cultural; la organización del [i]K´ik´taan Kafeé[/i], como un punto de promoción barrial que promueve la participación de vecinos del poniente de la ciudad, coniniciativas de interés colectivo; o el movimiento literario [i]Café con Letras[/i] que agrupa a jóvenes de distintas especialidades, profesionales con variados intereses laborales, para expresarse a través de la creación literaria.

De la misma manera, la iniciativa de un grupo de posgraduados de distintas disciplinas científicas, derivó, durante el año pasado, en sucesivas charlas de divulgación y en la celebración de las [i]Primeras jornadas científicas yucatanenses[/i], realizadas en el mes de agosto. En ellas, distinguidos egresados de nuestras instituciones de educación superior, dieron a conocer los proyectos en los que trabajan, tanto en el solar peninsular, como en los cuerpos académicos, más allá de las fronteras en los campos de biotecnología de las plantas, movimiento de las partículas subatómicas, nuevas criterios en la taxonomía vegetal, sistemas de programación computacional al alcance de todos, así como en los nuevos planteamientos filosóficos en torno a las teorías del conocimiento.

Sean bienvenidas todas éstas noticias que nos ofrecen aire fresco y renuevan nuestra esperanza en una humanidad diferente. Estaremos pendientes de estas iniciativas y compartiremos con nuestros lectores, a fin de contribuir a devolverle a los medios de comunicación social su función de vasos comunicantes, que nos renueven con sus buenas nuevas y contribuyan con eficacia a la recreación del tejido social.

[b][email protected][/b]


Lo más reciente

Expropia la federación cinco terrenos más para el tramo 6 del Tren Maya

Son declarados ''de utilidad pública'' y se ordenó la ocupación temporal de esas tierras

Miguel Améndola

Expropia la federación cinco terrenos más para el tramo 6 del Tren Maya

Inaugurarán Centro de Justicia para Mujeres en 'Playa'

Dará atención integral también a Puerto Morelos, Cozumel y Tulum

La Jornada Maya

Inaugurarán Centro de Justicia para Mujeres en 'Playa'