Manuel Sánchez y Rosario Ruiz
Foto: Rodrigo Díaz Guzmán
La Jornada Maya

Cancún, Quintana Roo
Jueves 30 de mayo, 2019

Hasta abril del presente año en Quintana Roo han sido atendidos 447 casos de depresión, mientras que en el mismo periodo del 2018 fueron 295 casos, lo que representa un aumento en la incidencia de 51.52 por ciento, de acuerdo con cifras del Sistema Nacional de Vigilancia Epidemiológica (Sinave).

El estudio destaca que el mayor número de casos se presenta en mujeres, es decir, 358 casos, y 89 a varones.

La depresión es una enfermedad y debe tratarse como tal, de acuerdo con Yenni Aracely Balam Pech, coordinadora de salud mental del DIF municipal de Solidaridad, para quien “depresión no solamente es cuando nos sentimos mal, tristes, no queremos salir ni tenemos ganas de hacer nada”.

Para la especialista una depresión debe de tener -además de los anteriores- ciertos síntomas, como pérdida o aumento del apetito, ansiedad, insomnio y alteraciones del sueño por un lapso de tiempo considerable; “si es mayor a dos semanas podemos considerarlo como un foco rojo y transmitirlo con el especialista, que es un siquiatra, y él hace el diagnóstico”.

Los principales factores por los que una persona cae en este estado son pérdidas familiares, rompimientos amorosos y traumas infantiles; estos últimos “son problemas que se vienen cargando desde la niñez y a los que no se les ha dado solución”.

Las redes de apoyo

Se puede estar al lado de una persona que tiene depresión y no detectarlo, porque ella sonríe, trata de ocultar su estado. “Lo primero que le decimos a alguien cuando lo vemos triste es todo va a estar bien, pero si veo que una persona cambia su forma de ser considerablemente en corto tiempo, hay un problema”.

La especialista habló de los focos rojos: cuando la persona siempre dice que está cansada, desanimada, muestra apatía ante cosas que antes le daban gusto. “Estamos hablando de personas que están gritando ayuda pero no pueden externarlo, por eso son importantes las redes de apoyo, esto es personas cercanas que pueden aconsejar o acompañarle en el proceso de sanación”.

Tendencias suicidas

Una parte muy importante del padecimiento de la depresión es el autoestima. Si el paciente se siente menos, que no vale la pena, es más difícil que busque o acepte la ayuda.

“Si nos diagnostican depresión y no la tratamos podemos llegar a algo más extremo como el suicidio”, manifestó la sicóloga y agregó que de cada cinco casos de depresión al menos dos tienen tendencias suicidas, al verlo como una “salida” a su problema.

Señaló que el área de psicología del DIF municipal atiende aproximadamente a 350 personas al mes y además de pacientes con depresión, incluidos niños “porque es un mito que los niños no se deprimen”, consultan niños con trastornos de conducta, personas con ideas suicidas, duelos, rompimientos, etcétera.

Resaltó que la terapia sicológica va acompañada de la medicación, la cual debe ser seguida estrictamente por el paciente para ayudarlo en su padecimiento, pues “también es cuestión cerebral, pues se trata de una baja producción de serotonina”.

La soledad del paraíso

Otra especialista en salud mental, Sandybel Robaldino Aguilar, señaló que cuando una persona presenta alguno de los “focos rojos” debe recibir ayuda profesional.

Explicó que mucha de la población que radica en Cancún o Playa del Carmen no tiene a sus familiares en la ciudad y muchos vienen a probar suerte, sin embargo, “el ambiente competitivo y otros factores que impiden realizarse como personas puede influir en padecer depresión”.


Lo más reciente

Ni se extraña el carnaval

Con tanta obra que están haciendo ya dividieron la ciudad igualito que cuando estaba en Montejo

Jhonny Brea

Ni se extraña el carnaval

Somos gente de acción

La palabra es uno de los más grandes inventos de la humanidad, ¡es poderosa!

Margarita Robleda Moguel

Somos gente de acción

Risa, sarcasmo y tragedia: Una tríada inesperada

Invitación a la lectura de 'Los otros siempre tienen la razón'

Rulo Zetaka

Risa, sarcasmo y tragedia: Una tríada inesperada

'Allá vamos, otra vez': de nuevo año y proyectos desarrollistas

Gobernanza y Covid-19 en Yucatán

La Jornada Maya

'Allá vamos, otra vez': de nuevo año y proyectos desarrollistas