Necesario un rompeolas en la carretera costera de Tulum: Obras Públicas

El tramo sufrió daños por las recientes lluvias y corre riesgo de desplomarse
Foto: Miguel Améndola

Un rompeolas sería la solución para evitar afectaciones a la carretera costera de Tulum a la altura de Punta Piedra, misma que sufrió daños con las recientes lluvias y corre riesgo de desplomarse, señala la dirección municipal de Obras Públicas; por lo pronto, la circulación en el retorno está restringida para vehículos pesados.

Abimael Reyes Medel, titular de la dirección de Obras y Servicios Públicos de Tulum, apuntó que luego de que la carretera se viese afectada a mediados de junio, mandó a personal de la dependencia a su cargo para hacer los estudios correspondientes, y el método de solución más eficiente sería de ingeniería protectora (rompeolas) para que esa zona aguante el continuo impacto del oleaje.

“Estamos haciendo el avalúo para proponer el proyecto adecuado y darle solución a esto, pero sí recalco de que es una inversión un poquito fuerte, de tal manera que no creo que en el municipio tengamos la solvencia económica para resolverlo a la brevedad posible”, expresó.

Destacó que buscarán que los trabajos sean realizados en conjunto con el gobierno estatal, ya que se requerirá de una gran inversión que el municipio no podrá solventar solo.

En tanto, con motivo de los trabajos de reparación tras el deslave de la carretera costera Tulum-Boca Paila, a la altura de Punta Piedra, Hafit Miranda, titular de la Dirección de Tránsito del municipio, dio a conocer que se continúa con las labores de control de tráfico a fin de mantener el flujo vehicular y evitar afectaciones a la población.

El funcionario dijo que el acceso no está restringido, todos los vehículos pueden ingresar; sin embargo, el retorno por la misma vía sólo lo pueden hacer automóviles compactos y camionetas menores a tres toneladas, por la fragilidad de la arteria y para evitar un posible desplome.

El mando policiaco sostuvo que los vehículos mayores a tres toneladas, como pipas o camiones de carga, deben salir por la avenida Kukulcán, la otra vía alterna hacia la zona costera, con el propósito de reducir el tráfico en la zona afectada.


 Edición: Estefanía Cardeña