No han judicializado denuncias por violencia obstétrica en QRoo

Muchas mujeres tienen normalizado el delito a no considerarlo una violación
Foto: Reuters

En los últimos dos años sólo se han registrado dos denuncias por el delito de violencia obstétrica, de las cuales ninguna ha sido judicializada. Desde el 9 de diciembre de 2014 ese delito se encuentra enmarcado en la Ley General de Acceso a una Vida libre de Violencia.

El artículo 5 de la Ley General de Acceso a una Vida Libre de Violencia refiere que la violencia obstétrica es toda acción u omisión intencional por parte del personal de salud que dañe, lastime o denigre a la mujer durante el embarazo y el parto, así como la negligencia en su atención médica que se exprese en un trato deshumanizado, en un abuso de medicalización y patologización de los procesos naturales, trayendo consigo pérdida de autonomía y capacidad de decidir sobre sus cuerpos y sexualidad.

Más recientemente, en 2017, este delito se agregó al Código Penal del estado y condena al personal médico que, entre otras cosas, no brinde atención oportuna y eficaz a las mujeres en el embarazo, puerperio o emergencias obstétricas.

Mediante una solicitud de transparencia, la Unidad de Transparencia de la Fiscalía General del Estado informó que en 2019, 2020 y lo que va de 2021 sólo se han presentado dos denuncias sobre este delito, las dos en 2020, ambas en contra de personal médico del Hospital Materno Infantil Morelos de la ciudad de Chetumal, pero ninguna ha sido judicializada.

Silvia Chuc Aburto, de Gobernanza Mx, asegura que la violencia obstétrica está normalizada porque las mujeres no lo toman como un delito o violación y ello explica que existan tan pocas denuncias; además de lo complejo que es interponer un procedimiento.  

“No es un tema que se visibilice mucho, lo cual lo hace más difícil que se denuncie”, señala la activista. En un ejercicio, el pasado mes de mayo en el denominado Museo de la Impunidad, Gobernanza Mx colocó un montaje en cuanto a violencia obstétrica y a él se sumaron muchos comentarios denunciando negligencia médica 

“Cuando comencé con dilatación de seis, el doc me regreso a casa diciendo que regresara al otro día en la noche, pero mis contracciones eran ya muy seguidas y muy fuertes, con mucha presión y regresé como a las dos horas y cuando el disque doctor me vio, me dijo que lo único que yo quería era que me estuvieran metiendo los dedos y me sentí molesta, pero más que molesta humillada”, comentó una joven en la publicación.

Silvia Chuc insiste en que es difícil hablar del tema, pues existe una triple invisibilización porque si bien está en el Código Penal, no es un hecho que se denuncie y desde las organizaciones civiles e instituciones de gobierno tampoco es algo de lo que se trabaje.

Edición: Ana Ordaz