Piden guías turísticos acceso a la pirámide Nohoch Mul, en Cobá

El INAH se niega por cuestiones de protección al patrimonio y seguridad de turistas
Foto: Miguel Améndola

Ya con el semáforo epidemiológico en color verde, los prestadores de los servicios guiados piden a las autoridades permitir el acceso a la pirámide Nohoch Mul de la zona arqueológica de Cobá, mientras que la postura del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) es mantener la restricción en dicho monumento por cuestiones de protección al patrimonio y la seguridad de los visitantes.

Al respecto, William Cen Canché, secretario de trabajo del sindicato de guías de Cobá, que agrupa a 35 trabajadores de los servicios de paseo, declaró que sí están solicitando que se reabra el acceso a dicho vestigio maya. Comentó que esta petición es porque les permitiría un mejor aprovechamiento y atracción turística.

Indicó que no entiende cómo la pirámide Ek Balam, ubicada en una zona arqueológica del estado de Yucatán, sí tenga acceso para que los turistas asciendan y desciendan.

Precisó que pese a que están en color verde del Semáforo Epidemiológico hay menos servicios porque los grupos de turistas pasaron de 10 a 20 personas por cada grupo, lo que incluso hace que ni 50 por ciento de los guías laboren diariamente.

Mencionó que actualmente están cobrando 600 pesos por cada 45 minutos de recorrido.

Por su parte, Margarito Molina, delegado del INAH en Quintana Roo, refirió que esta estructura es muy alta y tiene el problema que su escalinata se encuentra ya muy desgastada, muy deteriorada por el volumen de visitantes que en el pasado accedían a ella y eso hizo que las piedras con que se elaboró se hayan desgastado y estén muy lisas y resbalosas, lo que es un riesgo para los visitantes. 

Dijo que tiene conocimiento que años atrás muchos visitantes cayeron e inclusive llegaron al hospital ante el desgaste de las escalinatas, por lo que desde principios del 2020 se cerró el acceso con un acordonamiento en los alrededores de la pirámide.

Dejó en claro que restringir el acceso a la pirámide es una atribución exclusiva y de clara competencia del Instituto Nacional de Antropología e Historia: “representa un riesgo serio para los visitantes, yo accedí a ese edificio y verdad constaté lo peligroso que es subir; evidentemente a algunos tour operadores, algunos guías, les interesa promover que suban, pero a mí me parece que deberían ser un poquito más responsables en este tema porque están poniendo en condición de riesgo a los turistas”.

La pirámide Nohoch Mul, de 41 metros de alto, se considera la más famosa de la antigua civilización maya debido a que es la más alta de la Península de Yucatán. Cobá fue un importante centro ceremonial maya, pertenece a los periodos Clásico y Posclásico.

 

Edición: Laura Espejo