Muchos desquitan su ira con nosotros: trabajador de la CFE

Laboran entre insultos y jornadas de hasta 24 horas
Foto: Twitter

Insultos y agresiones por parte de la población y jornadas de hasta 24 horas es lo que han vivido trabajadores de la Comisión Federal de Electricidad (CFE) como Javier Martínez, quien aseguró: “muchos desquitan su ira con nosotros”. Aceptó, sin embargo, que también hay personas agradecidas que hasta agua y comida les ha regalado.

Explicó que estos días no han sido fáciles, porque si bien ellos han estado trabajando “de sol a sol” falta mucho equipo y herramientas para reparar todo lo que fue dañado por los fuertes vientos del huracán Delta y que desafortunadamente no toda la gente se percata de lo difícil de su labor.

“Recibimos un poco de insultos, un poco de quejas, agradecimientos, a veces hasta regalías como comida y agua en algunas de las zonas que hemos visitado”, reconoció.

Incluso, mencionó que a las zonas más conflictivas de Cancún han tenido que acudir acompañados por elementos de la Secretaría de Seguridad Pública, para evitar algún incidente, sobre todo porque permanecen horas en cada lugar para reparar lo dañado.

“Lo que hacemos es acompañarnos con algunas unidades de la policía, nos apoyan, como el caso de Villas Otoch, ahí nos apoyaron algunas unidades para ingresar a las zonas donde ya están muy desesperadas las personas que no han tenido luz”, reveló.

Relató que han tenido que poner “remedios temporales” en algunos transformadores y postes para recuperar la energía eléctrica, pero en cuanto tengan el equipo necesario deberán cambiarlo para que todo quede nuevamente al 100 por ciento.

“No nos llega material y nos ha costado trabajo, tenemos que esperar el material de otros estados para poder levantar ahora sí que a Cancún. Y las jornadas son de 24 horas, no paramos, unos se van a dormir y otros entran y así andamos”, contó.

Afortunadamente, dijo, llegaron más unidades con personal, sobre todo de Veracruz, pero aún así ha sido complicado cubrir todos los rincones del municipio Benito Juárez y atender cada llamada y reporte de la ciudadanía.

Aunque prácticamente ya hay luz en todos los puntos de la ciudad, comentó, todavía les queda por hacer mucho trabajo con el “levantamiento de cometidas”, es decir, recoger todos los cables que quedaron tirados no sólo en Benito Juárez, sino también en Puerto Morelos y algunas partes de Solidaridad.

Edición: Gina Fierro