Con retrasos inicia vacunación de adultos mayores en Solidaridad

Residentes extranjeros reclaman dosis del biológico anti Covid-19
Foto: Juan Manuel Valdivia

Este lunes comenzó la aplicación de la vacuna contra el Covid-19 en Solidaridad, con el reclamo, principalmente, de extranjeros residentes en el municipio. La primera vacunada en Playa del Carmen fue doña Amparo Alejo Barrera, de 83 años.

"Yo tengo  mis papeles en regla y me inscribí en la página de internet", dijo Diego, quien junto con su esposa Luz, ambos venezolanos, buscaban a algún representante del sector salud que les diese mayores informes a las afueras del Cenaltur, en el fraccionamiento Real Ibiza, uno de los tres centros habilitados para la jornada de vacunación.

 

Foto: Rosario Ruiz

 

"Están citándonos para el miércoles, aunque otros están diciendo que nos tocará hasta la siguiente jornada, porque es obligatorio tener INE. Yo soy residente de Playa del Carmen desde hace tres años pero no estoy nacionalizada, por eso no tengo INE", dijo Yanina, argentina que también esperaba su turno.

En la fila, que alcazaba el millar de personas, habían mexicanos, franceses, españoles, venezolanos, colombianos y argentinos, algunos llegaron desde el mediodía del domingo a esperar un lugar.

 

Foto: Rosario Ruiz

 

"Me hubiese ido a San Antonio a poner la vacuna como hizo mi hermano", comentó María Luisa, molesta porque la fila de espera era confusa, no sabían por dónde pasaba ni el orden, aunque resignada añadió: "ya nos tocará".

"Ya esperamos un año, espero que antes de que termine el 2021 termine esta pesadilla", dijo.

 

Foto: Rosario Ruiz

 

E n tres puntos de vacunación considerados en Solidaridad se aplicarán 6 mil 825 dosis a partir del lunes 8 de marzo, los cuales se encuentran en el Centro de Salud de Villas del Sol, el Hospital IMSS 18 y el edificio del Centro Nacional de Alto turismo (Cenaltur), esta última una instalación reconvertida para la atención a pacientes Covid-19 y en esta etapa de la pandemia sirve de apoyo para la vacunación.

De acuerdo a la colonia o fraccionamiento de residencia se les asignó a los adultos mayores el lugar al que debían acudir, según un listado publicado con anterioridad por el Ayuntamiento.

 

Foto: Juan Manuel Valvidia

 

En Villas del Sol la situación fue diferente: allí, en el centro de salud, sentados bajo toldos para protegerlos del sol, las personas de la tercera edad, algunos acompañados por sus familiares, se apuntaban en una lista conforme iban llegado y esperaban su turno. Hasta las 9 de la mañana había unas 200 personas aguardando su turno.

“Es conforme vayan llegado, alcanzará para todos, esperamos vacunarlos sin problema, estaremos aquí hasta las 8 de la noche”, dijo un servidor del lugar al ser cuestionado sobre la logística que utilizan para atender a los adultos mayores.

 

Foto: Juan Manuel Valvidia

 

Otro punto de vacunación, tal vez el más concurrido, fue el hospital regional del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), ubicado en el fraccionamiento Villamar 2. Allí personal de Sedena, la Secretaría de Salud y de las brigadas federales se encargaron de organizar a los asistentes e irlos pasando a recibir su dosis, tras lo cual debían estar 40 minutos en observación.

 

Foto: Juan Manuel Valvidia

 

Fotos: Rosario Ruíz

Edición: Emilio Gómez