Detienen al Tren Maya en Halachó por falta de pagos justos    

Aquí se terminó la revolución y, si es necesario, aquí va a comenzar de nuevo: defensor comunitario
Foto: Cecilia Abreu

Hoy, 27 de octubre, un día antes de la llegada del presidente Andrés Manuel López Obrador a Yucatán, alrededor de 40 ejidatarios de Halachó detuvieron los trabajos de Tren Maya como manifestación por  su inconformidad hacia la falta de consulta sobre sus terrenos, así como falta de información sobre los vestigios que encuentran en la zona y, aseguran, les pertenecen por estar dentro de sus tierras.

"Aquí se terminó la revolución y, si es necesario, aquí va a comenzar de nuevo", dijo el defensor comunitario y ejidatario de Halachó, Ignacio Pat Tzuc.  

Destacó que para poder entregar sus tierras debía existir una asamblea con un notario público que diera fe de los hechos y por lo menos 950 de los mil 825 ejidatarios firmaran dicha entrega, sin embargo, eso nunca pasó y asegura que las asambleas con las cuales justifican estar laborando en la construcción del espacio para el paso del Tren Maya son falsas, un acto de corrupción entre el comisario ejidal, Barrientos Asociados y el Fondo Nacional de Fomento al Turismo (Fonatur).

Por ello, les pidieron a los trabajadores implicados en la construcción del Tren Maya que detuvieran la obra hasta que se resuelva la situación porque no han entregado sus tierras y afirmaron que permanecerán en la zona hasta que sea necesario.

La Procuraduría Agraria está de acuerdo con esta corrupción afirma Fernando May, también ejidatario de Halachó; pues considera que, de lo contrario, reconocerían la máxima autoridad: la asamblea.

El afectado asegura que no han sido convocados para ninguna asamblea por medio de la cual acepten vender sus tierras y, sin embargo, han estado tomando decisiones sobre ellas, "hasta aparece allá que firmamos nosotros"; dada la situación, ellos mismos han solicitado a través de la Procuraduría dicha asamblea y hasta la fecha no acceden a la misma.

El día de hoy piden una nueva valuación para identificar cuánto cuestan sus tierras y cuánta es la superficie, pues aunque ya solicitaron en la Procuraduría el convenio de ocupación previa aún no les ha sido entregada.

Además, apunta que necesitan actualizar el padrón de ejidatarios, pues hay algunos que aparecen duplicados y otros que ya fallecieron, pero necesitan asentar el trámite de la sucesión.

"No se nos respetó a nosotros, mil 825 ejidatarios, nuestra decisión sobre las tierras; ahora estamos peleando un nuevo avalúo sobre las tierras", el fin, detalló es que les paguen de forma justa, pues el comisario "aprovechando la pandemia" fue de casa en casa y le dio 500 pesos en un primer pago y mil 300 en el segundo, sin demostrarles con ningún papel que eso les correspondía por lo que había cobrado.

"Pero no eso le dio a todos, solo a los vigentes, de los fallecidos, a sus familiares les dio el 500 a unos, a otros mil, a otros mil 300 y así fue variando [...] Lo que estamos buscando es que sean oídas nuestras peticiones porque la Procuraduría está encubriendo a estos delincuentes".

 

Foto: Cecilia Abreu

 

Petición prioritaria: destituir al comisario ejidal

Explicó que las firmas las realizaron únicamente para una lista de asistencia y fueron utilizadas en su contra; "queremos destituir al comisario para que tengamos una nueva representación que sea honesta, que en realidad vele por los intereses de los ejidatarios", Fernando May.

Aunque sus peticiones son varias, destacó que la principal es destituir al comisario F.Y.H., pues alegan está actuando contra sus derechos. "Juntamente con los compañeros vamos a buscar quién puede ocupar el cargo, pero queremos que sea una persona honesta que realmente vele por los derechos de todos nosotros".

El problema lleva un año y, explica,  continúan acudiendo a la Procuraduría Agraria, pues su principal objetivo es proteger sus tierras así como recibir la parte que les corresponde de forma justa, pero el comisario sigue sin acceder a tener la asamblea que le solicitan por medio de la Procuraduría.

"Hicimos toda la documentación, más de 500 firmas y se negaron que porque no seguimos un proceso, pero todo lo que hicimos está fundamentado en las tres Leyes: Ley Agraria, Ley de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos y Convenio 169 de la OTI".

Reiteró la importancia de remover al comisario para poder realizar nuevamente la valuación y comenzar el proceso de forma justa.

"No estamos en contra del Tren Maya, va a beneficiar, pero no estamos a favor de los manejos y recursos que recibió el comisario ejidal, ni cómo está abordando los problemas la Procuraduría Agraria, lo que queremos es solución y la convocatoria de la remoción [...] Vamos a permanecer aquí hasta que nos den una solución".

 

Foto: Cecilia Abreu

 

Restitución de daños a su tierra y  decisión sin consulta de abandonar las rieles anteriores de la zona

"La Ley dice que el propio Presidente hace reformas a la Ley Agraria, pero él no tiene facultad para otorgar tierras, ni un gobierno del Estado, ni un presidente municipal, ni un comisario ejidal; el que otorga y es la máxima autoridad es el núcleo ejidal: cada uno de nosotros porque cada firma de nosotros tiene un poder judicial", sustentó el defensor comunitario Pat Tzuc.

Y complementó que la Ley de Área Natural Protegida también les defiende.

"Las vías del tren antiguas las dejan y agarran otro pedazo de tierra virgen", lamentó Marcos Dzuc Can.

Levanta la voz para denunciar que están tomando otro camino del que les habían dicho previamente y su opinión no fue considerada para eso, ni les informaron lo que ocurrió, "por eso nosotros estamos inconformes, venimos acá para que nos den solución inmediatamente".

El ejidatario pide que les escuchen las autoridades para que les puedan dar soluciones de la forma más rápida posible.

La primera línea del tren no se las han pagado desde 1898, agrega Ignacio Pat Tzuc, no conforme con eso, ahora la abandonaron y están construyendo una nueva sobre tierras que contenían flora.

 

Foto: Cecilia Abreu

 

Devolución de los vestigios mayas que les pertenecen como pueblos originarios

"La saqueada de todos nuestros vestigios mayas, ¿quién lo autorizó si no el comisario? Si eso no lo puede autorizar, no es la autoridad máxima, la máxima autoridad es la asamblea: somos nosotros. Y no le hemos dado permiso".

Por esta situación, resaltó que exigen el cumplimiento de la Ley de Usos y Costumbres porque es justicia para los pueblos originarios, "se llama Ley de Ponderancia, primero en derecho, primero en tiempo"; los españoles, dijo, no enterraron nada, solo saquearon y mataron y por eso está penado saquear sus vestigios. "La Nación somos nosotros, somos pueblos originarios, indígenas mayas y dueños de la tierra porque a nosotros nos la entregaron".

Con ello, fundamenta que también la Ley de Libre Determinación está en su favor para el tema de los vestigios y, además, al ser autóctonos alega que siempre deberían ponerles un intérprete en su lengua maya, situación que tampoco ha ocurrido.

En diferentes zonas de la construcción donde pasará el Tren Maya, señala, han encontrado tumbas, jades, vasijas, platones, jarras, y los ejidatarios presentes enfatizan que quisieran utilizar dichos vestigios para hacer un museo en Halachó.

Aunque aseguran que todo pertenece a Halachó, tienen conocimiento de que se lo llevaron a Maxcanú, siendo alrededor de 400 tumbas y 2 mil 600 vestigios. 

 

Foto: Cecilia Abreu

 

Notas relacionadas:

-Costo del Tren Maya se incrementó en 60 mil mdp: Jiménez Pons

-Con hallazgos del Tren Maya, habrá museos en Chichén Itzá y Ruta Puuc en 2023

-Van 230 mdp en reubicaciones de afectados por Tren Maya

 

Edición: Laura Espejo