Ley de Prevención del Suicidio en Yucatán, efectiva sólo si promueve el cuidado de la salud mental: Hernández

Especialista en sicoterapia llama a cambiar el enfoque que tiene la atención de este flagelo en Yucatán
Foto: Reuters

“El éxito o fracaso de la ley para prevenir el suicidio (en Yucatán) dependerá en gran medida de la importancia que ésta preste al cuidado preventivo de la salud mental, pues mientras las autoridades sigan abordando a la muerte autoinflingida de forma general y desde una perspectiva meramente de contención, jamás se podrá establecer una política pública que lleve a su disminución”, asegura el especialista en sicoterapia Joel Hernández. 

El ex coordinador del área de sicología de la Clínica de atención integral, rehabilitación de personas con problemas de salud mental y adicciones (Caiyrad), celebró que la mesa de trabajo “Por amor a la vida”, que se llevó a cabo el pasado 29 de marzo en el Congreso de Yucatán como parte de las labores que realizan los legisladores para complementar la iniciativa de ley, incluyera una visión más amplia sobre los problemas que generan el suicidio. 

Sin embargo, Hernández recalcó que la futura legislación sólo tendrá un verdadero impacto si promueve el cuidado preventivo de la salud mental en paralelo con la capacitación y concientización en las distintas instancias públicas.

“En el encuentro participaron especialistas de distintas áreas -sicólogos, siquiatras, antropólogos y expertos en humanidades-; esto definitivamente es positivo, porque es imposible abordar el tema, mucho menos combatirlo, desde un sólo enfoque; pero una gran ausencia, tanto en la iniciativa como en el foro de discusión, fue el llamado a promover el cuidado de la salud mental entre la población yucateca”.

 

Lee: ¿Qué hacer ante un posible suicidio?


La propuesta legislativa del Partido de la Revolución Democrática (PRD) señala en su introducción la fuerte relación que existe entre la muerte autoinflingida y otros trastornos mentales, como la ansiedad y la depresión, pues estos últimos no sólo prevalecen en nuestra entidad, sino que son los verdaderos generadores de las conductas suicidas. 

Al respecto, Hernández recalca que resulta curioso que el diputado Eduardo Sobrino Sierra incluyó el tema en su texto de apertura, pero no en las propuestas para hacer frente a los suicidios, y que esa misma omisión se hizo patente en la mesa de trabajo del Congreso, pues la mayoría de los especialistas que asistieron abordaron al suicidio desde una perspectiva “generalizante y a posteriori”, basándose principalmente en la identificación de sintomas. 

“Los participantes hablaron del alcoholismo, entorno familiar, influencia mediática y presión que ejerce la sociedad sobre el individuo como factores ligados al aumento de las muertes, pero no señalaron que estos son indicadores de trastornos más profundos que muchas veces son ignorados una vez que empieza a manifestarse el pensamiento suicida”. 

El especialista asegura que la paradoja aquí es que estas causas subyacentes de la muerte autoinflingida son mucho más fáciles de tratar en sus etapas tempranas, por lo que una buena política pública debe promover su atención preventiva y constante para que no se desarrollen negativamente y lleven a que las personas consideren el suicidio como una solución a su condición. 

“Ha sido señalado en innumerables publicaciones que la muerte autoinflingida es el último recurso de las personas que sufren: es la solución a la que se llega una vez que empiezan a prevalecer los sentimientos de desesperación e impotencia. Por lo tanto, enfocarse en estos síntomas tardíos para hacer frente al suicidio es el equivalente a diagnosticar a alguien como diabético sólo hasta que pierde un pie”. 

 

Atención personalizada

Hernández asegura que lo único que le falta a la iniciativa de ley es incluir propuestas de atención preventiva que estén enfocadas específicamente en el cuidado general a la salud mental, como la creación de centros de atención sicológica gratuitos en toda la ciudad o subsidios de parte del gobierno de Yucatán para que los especialistas puedan brindar consultas gratuitas a las personas de escasos recursos. 

Para él, actualmente ya existe la infraestructura para llevar a cabo las labores preventivas. Lo que se necesita ahora es renfocar la política pública para lograr que ésta priorice esta prevención en vez de la contención. 

Si en los centros culturales y de salud que ya tenemos en la mayoría de las colonias de Mérida y el interior del estado empezamos a proveer servicios de salud mental a la par de los programas para el cuidado de la salud física o de actividades recreativas, podremos empezar a generar este cambio tan necesario en nuestra sociedad, señala el sicólogo.

El sicoterapeuta también pidió a los legisladores tomar en cuenta que el suicidio es un fenómeno diverso; por eso, la futura ley deberá incluir propuestas de formación para especialistas que les permitan abordar cada caso de manera individual y según las necesidades de cada persona. 

 

También te puede interesar: Suicidio en Yucatán: un mortal tabú


“Es necesario que como expertos, sicólogos y siquiatras, dejemos de forzar las grandes teorías en nuestros pacientes. La persona con pensamientos suicidas no tiene un perfil único: puede parecerse a ti o a mí. Es un individuo que, como ya mencionamos antes, lo único que quiere es poner fin a su sufrimiento, por lo que puede pertenecer a cualquier esfera de la sociedad o a cualquier nivel socioeconómico”.  

Por ello, llama a los especialistas en salud mental y legisladores a promover una atención sicológica o siquiátrica individualizada que tome como base las buenas prácticas ya reconocidas y probadas por los expertos, pero que se enfoque en la situación particular de cada paciente, sin encasillarlo o catalogarlo rígidamente.  

“Cuando vamos con un nutriólogo por primera vez, éste nos pregunta sobre nuestro estilo de vida y preferencias personales para que pueda crearnos una dieta que nos sea fácil seguir y abone a nuestra salud física. ¿Por qué en el caso de la salud mental tendría que ser diferente la atención?, finaliza.

 

Sigue leyendo: Índice de suicidio en Yucatán se concentra en jóvenes de 25 a 29 años 
 


Lo más reciente

Sactun, antes Calica, pierde amparo contra el gobierno federal

La empresa pretendía recuperar la operatividad del muelle de Punta Venado

La Jornada Maya

Sactun, antes Calica, pierde amparo contra el gobierno federal

Iniciará arribo de un millón de tortugas en costas de Michoacán

Gobierno estatal invierte 3 mdp para la recuperación de 25 campamentos tortugueros

La Jornada

Iniciará arribo de un millón de tortugas en costas de Michoacán

Planear gastos, ahorrar y buscar más ingresos, vías contra la inflación

Llamado de expertos a familias

La Jornada

Planear gastos, ahorrar y buscar más ingresos, vías contra la inflación

Creció con el Covid-19 274 mil mdd el valor de farmacéuticas

Se beneficiaron de vacunas desarrolladas con apoyo de los gobiernos

La Jornada

Creció con el Covid-19 274 mil mdd el valor de farmacéuticas