post Image

'El Susto' es una carta de amor a México: cineasta Karen Akins

La idea del filme nace de la situación alimentaria de la península de Yucatán

“Esta película es mi carta de amor a México” sentenció Karen Akins, directora del largometraje El Susto, filme que advierte sobre el consumo de refrescos embotellados y las agresivas estrategias de publicidad que han popularizado estas bebidas.  

Entre 2008 y 2009, Karen viajó de Vermont a Yucatán para participar en un voluntariado de misiones médicas organizado por un grupo de enfermeras. Una mañana descubrió que uno de los guardias de seguridad del restaurante que visitaban a menudo había fallecido repentinamente por la noche. El hecho la impactó.

“La gente se consternó, y nadie sabía que tenía diabetes. Ese incidente me hizo abrir los ojos al hecho que había mucha gente viviendo en esa área, y que no tenía idea de los altos niveles de azúcar que presentaban en la sangre y el peligro que esto representaba para su salud”, explicó.

Es así como una historia local detonó su interés en el tema que posteriormente daría vida al filme. Diez años después regresaron y comenzaron de nuevo a trabajar con diversos grupos en áreas urbanas como Playa del Carmen, lo que amplió el panorama que tenía sobre este mal.

En México, más de 11 millones de personas viven con diabetes, de los cuales aproximadamente tres millones desconocen que la padecen. Por si no fuera suficiente, esta enfermedad cobra la vida de más de 100 mil mexicanos cada año, cifra que aumenta cada día con la actual pandemia.

Tras conocer el estilo de vida de gente tan diversa como taxistas, bomberos y policía, Karen notó que presentaban un factor común: todos bebían Coca Cola. Alarmada, se dio a la tarea de investigar y llegó a la conclusión de que gran parte del problema radica en que la gente está acostumbrada a consumir grandes cantidades de comida chatarra y refrescos.  

La evidencia científica señala el consumo de bebidas azucaradas como un importante factor de riesgo para el desarrollo de diabetes, una epidemia declarada Emergencia Sanitaria por la Secretaría de Salud desde el 2016, la primera en el mundo a causa de una enfermedad no transmisible, y gracias a la cual el COVID-19 encontró a una población mexicana enferma y debilitada.

Reacción de refresqueras

Tras la presentación del filme no se hicieron esperar las reacciones por parte de las industrias refresqueras, las cuales Karen tachó de ridículas. Aseguraron que la película estaba engañando a la gente, a pesar que emplearon testimonios de científicos mexicanos y expertos en el tema de salud pública.  

“Argumentaron que venden felicidad. Las campañas se orientan a que quien consume sus productos parezca cool. Nos acusaron de querer asustar a las personas, pero la realidad es que tratamos de advertirles, con base en información real, sobre el consumo de estas bebidas y sus consecuencias a la salud”, explicó.  

La cineasta guarda la esperanza de que al contar la historia de lo que sucede en México, las personas, incluso en otras partes del mundo, comprendan la relación que existe entre la salud y su manera de alimentarse. Aclaró que no se trata únicamente del peso, sino de la salud médica. Por eso es importante contar con información certera.

“Me siento obligada a contar la historia de la lucha de México, no solo como una advertencia para los demás, sino como una lección sobre cómo un país puede comenzar a revertir la situación y cómo algunas personas clave pueden marcar la diferencia, incluso en circunstancias muy difíciles”, concluyó.

Edición: Elsa Torres

NOTICIAS RELACIONADAS

...
26 de Octubre del 2020
Política
Nos debemos preparar como si fuera categoría 5: Mauricio Vila
Leer más
...
26 de Octubre del 2020
Cultura
Creadores de Mérida en Minecraft celebrarán a los muertos con altares y disfraces
Leer más
...
26 de Octubre del 2020
Política
Ayuntamiento de Mérida refuerza prevención para enfrentar huracán 'Zeta'
Leer más